Te siento

Yo te siento habitar mi piel,

Te siento como una primera ansiedad,

fragmentos de ti en mí

invadiendo poco a poco.

Marea que ahoga y no tiene tregua 

barco encerrado en una ola clara y tempestuosa, 

un sueño que no duerme y araña mis sentidos, 

pegándose a mis huesos, resbalando en mis sentidos,

Y te siento venir como tintado de jazmín,

como pintado de alegría violenta,

estirando el día con tu olor a hierba fresca,

escribiendo mis páginas de una tinta nueva.

Veremos más allá del horizonte,

y en mis huellas estamparás tu memoria,

de mi trigo haremos la mejor harina,

Y de mi cielo un sol que nos sorprenda.

Volverás sin ruido como los cristales de la paciencia.

olvidando las sequías y la mala hora,

los rayos y truenos de nuestros propios miedos,

los secretos roídos son piedras de un tiempo perdido


Patricia Sabag (Reims, Francia)