No seré tu luz

No seré tu luz,Alejandro Gustavo Paredes

No seré tu luz,Alejandro Gustavo Paredes


 

No pretendo ser tu luz,
quiero que tú mismo ahuyentes las sombras.

No pretendo ser tu vida,
ni hacer de tus días mis horas.

Pero quiero que veas en mí
ese brillo que asoma,
ese hilo que tienta
a tirar de la soga.

Quizá me pruebes, te saboree
y no encontremos la exquisitez.

Pero ya habré abierto la barrera,
habré reforzado tus alas.
Ya nunca más serás pájaro
que vuelve a la misma rama.

Te invito a tirar las cadenas,
a deshacerte de viejas penas,
a apostar por una vida
lejos de una felicidad ajena.

No pretendo ser tu luz,
juntos pintaremos nuestras sombras.

No pretendo ser tu vida,
juntos haremos de nuestros minutos, horas.

Puede que mi sonrisa te hable demasiado,
o que tus besos nublen la consciencia de mi tiempo.

Pero ya sabremos medir, incitar y disfrutar
de aquello que precede al amor.
Eso que temes, es lo mismo que veneras en soledad,
pero aún así,
lo esquiva y desprecia tu corazón.

Te invito, si quieres, a ser valiente.
Te presto, si quieres, mi ilusión dinamita.
Puede con todo,
deshace lo que el recuerdo y los reproches contamina.
Te doy, sin pensarlo, mi alegría y mi fuego.

Pero no seré tu luz.
Tiene que nacer de tus ojos,
Ha de gestarse en tu alma,
vencer a tu ego.
Y encenderse.

Encenderse sola y conmigo,
Encenderse en tu sofá y en mi cama.
Encenderse y poseerte,
aferrarse a tus latidos.
cambiar de color con tu respiración.

Se hará a ti, te iluminará sin pausas.
Y, entonces, no huirás de tus miedos, serán solo retos.
Amarás sin redes, besarás sin prisa,
no habrá quien te hiera al menos que tú lo decidas.

Por eso, no seré tu luz.
Por eso, no seré tu vida.
Sólo, si te dejas,
podré iluminar recovecos,
Sólo si lo  necesitas,
podré ser el destello que le falte a tus días.


 Poema: Raquel Herrero. Elda (Alicante)

http://comerteaverso.blogspot.com.es/

https://m.facebook.com/Comerte-a-versos-1017946811584079/

Imagen: Alejandro Gustavo Paredes (Trenque Lauquen, Argentina)

No seré tu luz

No pretendo ser tu luz,
quiero que tú mismo ahuyentes las sombras.

No pretendo ser tu vida,
ni hacer de tus días mis horas.

Pero quiero que veas en mí
ese brillo que asoma,
ese hilo que tienta
a tirar de la soga.

Quizá me pruebes, te saboree
y no encontremos la exquisitez.

Pero ya habré abierto la barrera,
habré reforzado tus alas.
Ya nunca más serás pájaro
que vuelve a la misma rama.

Te invito a tirar las cadenas,
a deshacerte de viejas penas,
a apostar por una vida
lejos de una felicidad ajena.

No pretendo ser tu luz,
juntos pintaremos nuestras sombras.

No pretendo ser tu vida,
juntos haremos de nuestros minutos, horas.

Puede que mi sonrisa te hable demasiado,
o que tus besos nublen la consciencia de mi tiempo.

Pero ya sabremos medir, incitar y disfrutar
de aquello que precede al amor.
Eso que temes, es lo mismo que veneras en soledad,
pero aún así,
lo esquiva y desprecia tu corazón.

Te invito, si quieres, a ser valiente.
Te presto, si quieres, mi ilusión dinamita.
Puede con todo,
deshace lo que el recuerdo y los reproches contamina.
Te doy, sin pensarlo, mi alegría y mi fuego.

Pero no seré tu luz.
Tiene que nacer de tus ojos,
Ha de gestarse en tu alma,
vencer a tu ego.
Y encenderse.

Encenderse sola y conmigo,
Encenderse en tu sofá y en mi cama.
Encenderse y poseerte,
aferrarse a tus latidos.
cambiar de color con tu respiración.

Se hará a ti, te iluminará sin pausas.
Y, entonces, no huirás de tus miedos, serán solo retos.
Amarás sin redes, besarás sin prisa,
no habrá quien te hiera al menos que tú lo decidas.

Por eso, no seré tu luz.
Por eso, no seré tu vida.
Sólo, si te dejas,
podré iluminar recovecos,
Sólo si lo  necesitas,
podré ser el destello que le falte a tus días.


 

Raquel Herrero. Elda (Alicante)

http://comerteaverso.blogspot.com.es/

https://m.facebook.com/Comerte-a-versos-1017946811584079/

 

Velocistas

Te conocí como a ninguno,
nos descubrimos de otra manera.
Lo nuestro pareció inocente,
pero nos conquistamos a la primera.

Fuimos veloces en la carrera.
Tan rápido como avanzábamos,
ya estábamos rozando la meta.

Acostumbrada a las carreras de fondo,
nuestros cien metros de sprint se quedaron muy cortos.
Nos tomamos en serio el calentamiento,
con mas detenimiento en la cabeza.
Y tan pronto como acabamos,
nos despedimos sin querer darnos mucha cuenta.

No hubo estiramientos ni reflexión post-carrera.
Fue todo empezar y supurar,
disfrutando cada zancada
Pero viendo de cerca el final.

Sudando ilusiones,
dejando atrás sueños,
batiendo récords de lujuria
entre pisotones.

Fuiste una lección desde el principio,
Intensiva, profunda y multisensorial,
De las que hacen bailar tu vida,
De las que hacen cuestionar tu historia,
De las que quieres que, una y otra vez, te vuelvan a enseñar.

Pero quizá nuestra brevedad y
las vallas que sólitos nos pusimos,
fue lo que hizo que algo tan anticipadamente efímero
se las diese de especial.

Fuegos olímpicos prendimos,
juegos de alto riesgo practicamos
Y aunque acabamos derrotados,
Fuimos medallistas y detallistas en velocidad


Raquel Herrero. Elda (Alicante)

http://paisajessinmapa.blogspot.com.es/

A corazón abierto

Había que intervenir.
Así, aunque estuviera abierto el corazón.
Había que sanar esa herida.
Reparar los desperfectos que causó
el autoengaño primero y, después, el desamor.

Pensó que maquillar sonrisas
y difuminar lágrimas,
sería la mejor solución;
que con carmín, rimel y vestido nuevo
estaría listo para continuar la función.

Pero no, no fue así.
Había secuelas, malformaciones,
callosidades y efectos secundarios
bajo el telón.

Había que hacerlo sin anestesia,
no se podía dejar de sentir.
Para sanarlo fue necesario
hacerlo dudar, enloquecer, dejarlo sufrir.
Eso sí, con música de fondo y con bailes para redimir;
suavizando las incisiones que marcarían su porvenir.

Entró a quirófano ansioso, eufórico y exhausto.
Después de la explosión, sabía que su forma había cambiado.
Era consciente de la huella que dejaron aquellos años.
Pero se creyó valiente y aceptó ser desafiado.

Se preveía un largo postoperatorio, pero no.
Casi fue instantáneo.
Empezó a crecer, intuía todo el sentir que se le venía encima.
Se conocía, no era de medias tintas
y desde entonces como nunca brillaría.

Pero también supo que cualquier camino que tomase sería nuevo.
Y eso, excita, pero también asusta.
Y decidió que no volvería a ser cobarde,
que buscaría la aventura y llevaría el “sí” por estandarte.


 

Raquel Herrero. Elda (Alicante)

http://paisajessinmapa.blogspot.com.es/


***Estamos de vacaciones, las colaboraciones y respuestas creativas se atenderán a la vuelta.***

(una colaboración o respuesta creativa máximo por persona)

Disculpen las molestias.

La mejor medicina (poema encontró imagen)

Gabi Dakoff

Gabi Dakoff

Nadie como tú para hacerte feliz.

Reírse de uno mismo,
pasar del sosiego al cataclismo.
Vivir momentos de locura interna,
sacar al monstruo Vergüenza de tu caverna.

Cantar a gritos en el coche,
componer una canción de reproche.
Repartir te quieros a granel,
hacer muecas a los niños,
¡comerte el mundo con papel!

Repito, nadie como tú para hacerte feliz.

Sácate la lengua en el espejo y de seguido, guíñate el ojo.
Que el menor de tus problemas
sea saciar ese antojo.
Ese capricho tan bonito que es reír
y salir de las tinieblas.

Insisto, nadie como tú para hacerte feliz.

Procúrate noches de desvarío,
Abraza la almohada,
siéntete reina al ponerte el pijama.
Cuéntate secretos, oscuros y perversos.
Comparte tus rarezas, disfruta de tus impurezas.

No desisto, nadie como tú para hacerte feliz.

Canta y baila para ti cada mañana,
deshaz una y mil veces la cama.
Abraza tu cuerpo de algodón
y grita sola de emoción.

Me reitero, nadie como tú para hacerte feliz

Hacer de la ducha tu momento estrella,
Creerte la protagonista de la novela,
buscar hadas en los bosques y
dar saltos de piedra en piedra

Me pongo pesada y te digo que,
divertirte contigo es el principio y es el fin.
Es la mejor medicina,  es el más sibarita elixir.


Poema: Raquel Herrero. ( Alicante, España).

http://paisajessinmapa.blogspot.com.es/


Imagen: Gabi Dakoff ( Bernal, Buenos Aires, Argentina)

 https://mariposadel67.wordpress.com

 

La mejor medicina

Nadie como tú para hacerte feliz.

Reírse de uno mismo,
pasar del sosiego al cataclismo.
Vivir momentos de locura interna,
sacar al monstruo Vergüenza de tu caverna.

Cantar a gritos en el coche,
componer una canción de reproche.
Repartir te quieros a granel,
hacer muecas a los niños,
¡comerte el mundo con papel!

Repito, nadie como tú para hacerte feliz.

Sácate la lengua en el espejo y de seguido, guíñate el ojo.
Que el menor de tus problemas
sea saciar ese antojo.
Ese capricho tan bonito que es reír
y salir de las tinieblas.

Insisto, nadie como tú para hacerte feliz.

Procúrate noches de desvarío,
Abraza la almohada,
siéntete reina al ponerte el pijama.
Cuéntate secretos, oscuros y perversos.
Comparte tus rarezas, disfruta de tus impurezas.

No desisto, nadie como tú para hacerte feliz.

Canta y baila para ti cada mañana,
deshaz una y mil veces la cama.
Abraza tu cuerpo de algodón
y grita sola de emoción.

Me reitero, nadie como tú para hacerte feliz

Hacer de la ducha tu momento estrella,
Creerte la protagonista de la novela,
buscar hadas en los bosques y
dar saltos de piedra en piedra

Me pongo pesada y te digo que,
divertirte contigo es el principio y es el fin.
Es la mejor medicina,  es el más sibarita elixir.


Raquel Herrero. ( Alicante, España).

http://paisajessinmapa.blogspot.com.es/