Por un amor que se va

3-Telones de noche
Sus espinas se clavan con ganas
en mi pecho en llamas que llora
y son tentaciones fuertes y traidoras
y locas pasiones las que me invaden,
las que enternecen mi alma infantil,
y las que me hacen desearte y quererte
a pesar de las heridas que me habitan,
sangrantes y desmedidas que me duelen,
llegadas de esas flores gigantes
que se afanan en estropearnos la vida.
Mira este mi pecho adolorido,
no es cosa de risa mi lamento
es locura incierta de unos momentos
sin techo ni brisa ni barco ni espada
que me empujen a luchar como una soldada
por un amor que se va para siempre.

Yoyita (Santiago de Compostela)