La Poesía no muerde (*Segunda experiencia “La Poesía no muerde”*)

Poeta, Adriana Carolina Mijares, Caracas Venezuela

Poeta, Adriana Carolina Mijares, Caracas Venezuela

La poesía no muerde
pero enigmática te atrapa,
la poesía clava en la mente
fascinación que engancha,
mientras sugiere las palabras
aparca el tiempo con el universo
y aislando el cerebro
lo llena como de burbujas que hierven
enlazando las palabras y la música
en algo así como una fiesta de la lujuria,
lujuria lícita y desordenada
que, a mí, me embarga en el mundo de Babia
en donde la nada es la fuente de las palabras.

A veces leo al poeta
ofuscado en el ansia de que lean sus letras.
¡Eso me falta!
Así como siento necesidad de libertad
para escribir
y más aún para vivir
que me lean no ha de aumentar mi felicidad,
al escribir es cuando la brujas llenan de vitalidad
los escondrijos más recónditos de mi cerebro,
sí, los más recónditos, porque lo llenan enterito de cielo.

Un crucigrama de palabras balsámicas,
un envolvente problema de matemáticas,
un paseo por una playa transatlántica,
la poesía es diferente y el escribirla se siente.
Ante el poder de un abecedario escrito en serie
saborear con el placer de la gracia
el transformar las ideas en palabras
es magia.

Conque
pierde el miedo si miedo tienes
que habrás de disfrutar todo lo que la poesía esconde
aún sin llenarte de laureles,
porque
la poesía no muerde.

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Lisardo Sobrino (Zarautz)http://tiempodeletras.blogspot.com.es/

Imagen: Adriana Carolina Mijares (Caracas Venezuela)

Voz: Paola Torres (Chiclayo, Perú) http://desenredandome.wordpress.com/