De viajes y cielos (***Cuarta experiencia LPNM***)

Amalia Pedemonte

Amalia Pedemonte


A los pájaros caídos

y a los que tienen que seguir volando…

La madrugada

seca las lagrimas

que la tierra derramó anoche

y las nubes huyen corriendo

en busca de cielos más azules.

No.

Uno no puede quedarse quieto,

quizás haya llegado la hora,

probablemente sea el momento

de tirar de osadía

y fugarse en el viento.

Contemplar el nido

hecho de sueños banales,

de vida cuidadosamente trenzada

e ilusiones comunes.

Y mirar al oeste

donde un cielo despejado

sólo amenaza

con unas pocas gotas de lluvia.

Hay que marchar.

Alzar el vuelo,

emprender el viaje.

Batir una y otra vez las alas,

luchar contra el aire,

deslizarse en el viento

y enfrentarse a la corriente.

Fluir en la atmósfera,

bailar como semillas

y transportarse en el firmamento.

Batir,

una y otra vez batir,

con todas sus fuerzas,

luchar,

empujados por la libertad

y con los pulmones llenos de esperanza.

Sin oráculos ni previsiones

suplicar a Eolo

que nos lleve

a tierra prometida,

controle las tempestades

y ayude en la travesía.

Probar la ingravidez,

soñar con el fin

de la pesadilla,

dejarse la vida

en intentar salvarla,

debatirse entre ráfagas

y divisar en el horizonte la primera playa.

Dejar atrás el nido,

los pájaros caídos,

el sabor del miedo

y comprobar agotados

que este combate

no ha terminado.

Música: Orlando Valle (Algodonales, Cádiz)

Imagen: Amalia Pedemonte (Buenos Aires Argentina)

 https://aquileana.wordpress.com/

Poema y voz. Hélène Laurent (Lille, Francia)

http://www.lapoesianomuerde.com /www.desenredopoesia.wordpress.com