Imagen encontró (otro) poema

Francisco Fernández Jiménez

Ellas,

Son las estrías de tu cuerpo

en las profundas entrañas de tu ser
ese alma tuya que fluye
donde se esconde la luz
domeñando las  tormentas
de la vida
que te toco vivir.
Es la calma la que tu rostro refleja
Tus ojos el vacio del momento que vives
donde el dolor se entraña
Es la  luz que en tu camino se cruza
que no necesita cuidado
dejando que se diluya el miedo
como la arena entre tus dedos
cuando semejan tus arrugas
las dunas del desierto
las capas del árbol
que protegen su salvia
vida que en su interior
fluye.
Es la vida que prende en tu cuerpo
aun en tu mirada vacía
en tu mente callada
en tu cuerpo agotado
esas son tus estrías.
donde cada día la vida
regala momentos
Contemplando el mundo
recuperando tus fuerzas
en ese pilar que se arraiga
en tu ser
fortaleza tuya
tus arrugas y raíces
que se arraigan a la vida
como el árbol
a la Madre Tierra.
Marijose. (Madrid)

Diez poemas ensortijados

AUSENCIA

Serpiente ausente bañada por tus ojos,

Trepadoras avergonzadas por tus piernas largas

¿Qué vapor o neblina podría cegarme el alma?

En tu cabello trigo miel me sonrojo un poco más,

Endulzado pecado, reina torcida de salón,

Ahora cuchicheo la alegría de la juventud,

Pero yo en ti podría jadear y mirarte como fluyes diestramente,

Astutamente,

En comunión con tu rosa

Y te llamo a tu saliva

Si quieres jamás te olvidaré.

 

PROBABLEMENTE

Probablemente desayunemos satisfechos, bocanadas de tus ojos, curvadas,

Eslabones de mudas caricias,

Chapoteando en el lenguaje tu cuerpo es exquisito,

En sueños murciélagos tu signo oculto,

¿Pantera o leopardo?, al borde del muelle nos arrastran las tormentas,

Labios al viento, uñas furiosas, áspera lengua de lobo,

Perro olfateando alrededor y en mi profunda oscuridad golpeada

Un ciervo saltarín desdoblando sus patas traseras, probablemente yacerás sobre el suelo

Con la ternura olvidada de la arena, sol y luna,

El mismo sueño repetido una y otra vez.

 

SILBIDO

El silbido agudo de tus manos estrujando mi cuello aun sin afeitar,

Un pequeño trecho entre las lágrimas y los suspiros

Palabras remolcadas abandonadas al beso de tu boca,

Inmaterial vientre sin límites,

Llanura coloreada, lívido flotando, vainilla mamante,

Vanamente aguardo los tiempos

También a la vista de los amantes se escriben bosquejos sobre el todo y la nada,

París no se atreve a decir tu nombre

Te veo convulsionarte eternamente sobre las estrellas

Exhalando tu voz virgen

¿Encuentras mis palabras oscuras?

Acaríciame detrás de esta luz, estoy quieto

Y endemoniadamente triste también.

 

ESCAPARATE

Me lanzaste una mirada lazo

Y a la distancia pienso en helados estereotipos

Ese movimiento que hiciste te convierte en pez,

Pronto cordialmente y con curiosidad entiendo,

Corazón, fogón amenazante, pimienta dormida, playa en un país desconocido,

Me atrevería a decir la puerta de tu casa que estoy de vuelta

Y nunca más envejecerá el sol,

Cierro este día con tus risas,

Aunque finalmente todo es especulación por me lanzaste una mirada lazo.

 

CONFUSIÓN

Yo era como esos hombres agobiados símbolo a la vista de otros,

Tirano deseoso de ser destrozado

Es muy sencillo golpear

Ella tenía una historia sobre mí

“Buen hombre” solías decir entre tus amigos literatos

En medio de los trofeos murmurabas entre dientes,

“tengo miedo de usted, de su sangre rebelde” me escribiste

Siempre estallando por los vómitos de las batallas,

“se te olvida que todos somos hijos de reyes “le conteste

Toda historia avanza

El tiempo es seguramente la pesadilla de que quiero despertar.

 

DRAGÓN

Dragón llevado de la mano al santuario de Beijín

El amor arroja su olor a cítricos es solo un sacrificio en la bruma de los sueños.

 

MANZANA

Demonio desnudado por la propagación de la fe

Entre tú y yo al no haber pecado, siempre cariñosos,

Como dos pequeños niños de cabezas rizadas

Empezamos a balbucear nuestra primera manzana de la discordia.

 

LA ROSA Y EL GATO

Llevaré una rosa blanca

Enigma ruborizado, esperanza vagabunda, burbuja pintada,

Hasta esto he llegado, mi ronronear tiene un sonido raro.

 

PSICOLOGÍA

Por profesión tenías la psicología

Frío acero freudiano, como toda mujer necesitabas ser endulzada,

Deseabas que caminara hacia atrás

Pero yo no podía aflojar el aluvión de hadas,

Las nubes futuras atormentadas por tu cuerpo de aturdidas mariposas.

 

ELLA

Ella lo absorbe todo,

Nebulosa soñadora,

El amor es una coincidencia que se persigue por la eternidad.


José Manuel Martinez Satarain (México)

https://www.facebook.com/groups/131607377270899/

Ella, la amada

Juan López de Ael

Juan López de Ael


 

Siempre en mi recuerdos va
esa mujer hechicera que se fue
un ocho de abril sin despedirse
siquiera de su amor que yace
en mi alma que hoy la llora
y la llama a todas horas.
A pesar de la distancia amarga
que se interpuso entre nosotros
con un accidente poco misericordioso
que no ha respetado mi salud
mi entrega incondicional y franca,
yo sigo repitiendo su nombre.
Siempre pienso en ella y es ella,
como la he conocido,
dulce voz, mejor abrigo, soy testigo.
Ella, que levantaba mi amor
a las estrellas, la hermosa cenicienta
de mi cuento de campeonato.
Ella, que siempre daba paz,
no sobresaltos, luz y no tinieblas.
Ella, que no ha cometido errores
y que se fue sin pensarlo y me ha dejado
ciego, cabizbajo, insano.
Pues ella,
que se ha muerto atragantada
con las espinas de ese pescado caro,
que le he pedido que no comiera.
Y es por ella.
Hoy simplemente la recuerdo.

Imagen: Juan López de Ael (Vitoria-Gasteiz)
Poema:Concha (Negreira)