El dios de la arena (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Edgar Bernardo Arcos

Edgar Bernardo Arcos

I

Recuerdo claramente sus palabras:

“Me has adorado como ningún otro, te bendigo hijo mío”.

¡Y ocurrió!

Aparecí en un desierto sin noches, de soles constantes.

II

No recuerdo cuantos años llevo aquí.

¿Morir? Eso ya no aplica para mí.

Este sucio dios traidor me dio una pena peor que la muerte.

He sido condenado a una tortura inmortal.

III

A veces me habla y me reprocha que no aprecio su bendición.

“¿Bendición? ¿Esta sed eterna acaso te parece una dicha?”, le respondo.

“Solo se puede juzgar un acto cuando este ha dado frutos”, me replica.

Y luego desaparece por años. Mi sed no.

IV

Hace ocho años volvió, para indicarme un camino.

Lo seguí, caminé durante meses y creí que todo era un engaño.

Caí sobre mis rodillas y lo contemplé en toda su divina presencia.

¿El dios de la arena se dignó a sacarme de mi miseria?

V

Me dio de beber y me retó a una pelea. Cuando bebí, mi miseria se acabó.

Gané no solo la pelea, sino su trono.

“Al fin entiendes el don que te he dado, moriste en la sed y…” me dijo muriendo.

“…resucité en la divinidad”, completé. Ahora yo soy el dios de la arena.

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen* :Édgar Bernardo Arcos Álvarez (Ciudad de México)

https://cuevadedonbernardo.wordpress.com

Poema: Donovan Rocester  (Guayaquil; Ecuador)
Blog: http://donovanrocester.wordpress.com
Facebook: http://www.facebook.com/DonovanRocester
Twitter: http://www.twitter.com/DonovanRocester


 *Imagen creada originalmente para ilustrar el poema de un autor que no completó la experiencia y fue sustituido.

Una línea fina (*Segunda experiencia “La Poesía no muerde”*)

Los Buenos Recuerdos,Édgar Bernardo Arcos Álvarez

Los Buenos Recuerdos, Édgar Bernardo Arcos Álvarez

Es una línea fina, sutil y a la vez soberbia,

como el sol, cuando no protagoniza atardeceres,

y nadie sabe, pero en ese instante él muere;

Es una línea fina la del caminante

que profiere coplas distraídas

de fe y templanza

para iluminar

su laberíntico errar

a una búsqueda

inexistente e irrealizable;

una realidad fundida como

el metal más impenetrable.

el sólido es líquido

y la finitud de las apariencias

aprovechadas para forjar

una ficción de plomo

que nos condena

inexorablemente

a una muerte ficticia

 

Siguiendo los pasos de la creación: 

Imagen: Édgar Bernardo Arcos Álvarez (Ciudad de México)

Poema: Gonzalo Ricciardi Saglio (Buenos Aires)

Voz: Mateo Gandia Barceló (Villena, Alicante)

Música de fondo: Tarantella del Cascanueces de Tchaikovsky

Órbita Océano (Segunda experiencia “La Poesía no muerde”)

 

Édgar Bernardo Arcos Álvarez

Édgar Bernardo Arcos Álvarez

A golpe de océanos
Basculo en el destierro
Silbando peldaños

Recios
Huracanados

La cortina descorre
Un complejo locuaz
De vida emperatriz

Inundada.

Siguiendo los pasos de la creación: 

Poema: Carmen Teijeiro González (Las Palmas de Gran Canaria) http://lasirenaeninvierno.wordpress.com/

Imagen: Édgar Bernardo Arcos Álvarez(Ciudad de México)

Voz: Jesús Palomo (Vitoria-Gasteiz)