La calle buscaba un poema…/Empedrado (Imagen encontró poemas)

Conrad Quevedo

Conrad Quevedo

La calle buscaba un poema,
pero un poema no la patea,
no la visita, no la siente.
Las cuestas buscaban romance,
parejas ocultas en su lujuria,
solitarios aullidos de hombre.
Las hojas buscaban agua,
condenadas a una rendija de luz,
y al pasar olvidado de gentes.
Los tejados buscaban tocarse,
atados a hogares perennes,
que se miran la vanidad.
Las piedras buscaban hablar,
pero calladas sostienen los pasos…
Nuestros secretos están a salvo.

Poema 1: Johan Cladheart (Madrid)

Empedrado

Bajan como antaño los recuerdos por el empedrado,

los pensamientos cuelgan de la balconada,

como faroles alumbrando los oscuros rincones.

Corren ríos de lágrimas por los años pasados,

ahora olvidados por el tiempo y sus gentes que partieron,

dejando silenciosa la vereda,

ya no se oye el rumor de los enamorados,

ni el canto del gallo,

ya no se escucha a las mujeres sacudir las esteras en las ventanas.

El verde esperanza que en las puertas crecía como los

tiestos allí plantados, se ha vuelto ocre mortuorio,

que ni el viento cuando sopla entre los aleros se atreve a

molestar con su zumbido al pasar.

Ya no desgastan los cantos los cascos de las bestias que

antaño recorrían sus calles,

cuando sus dueños tiraban de su ronzal y el

clac, clac al pasar bajo la ventana sonaba como

música para el despertar.

Bajan como antaño los recuerdos por el empedrado,

intentan afianzarse a las grietas que las aguas del

invierno ha socavado durante los crudos años del olvido.


Poema 2: Antonio Caro Escobar (Villena de la Serena, Badajoz)

Imagen: Lordconrad. @theyoungQuevedo

Metamorfosis (poema encontró imagen)

La Humanidad y lo Inesperado, Bernardo Arcos Álvarez, Ciudad de México.

La Humanidad y lo Inesperado, Bernardo Arcos Álvarez, (Ciudad de México)

Me asomo a la casa de los muertos
Cansada de vivir en la Tierra,
Pesada la vida, pesados mis huesos,
Taquicárdico sentido de existencia…
¡Obscena comprensión del Sistema!

La muerte me huye, evade mi pena,
Conmigo misma me enfrenta,
“¿Has sabido ser amiga?”
Me desarma, me restriega…

Tiembla mi sombra, descubro la víctima:
Ego iracundo, abrigo de sapiencias…
Decido poner mis cartas sobre la mesa:
No más trucos, no más tretas…

¡Vivir con el corazón a la mano,
Quiero, Ser yo misma!
¡Sentarme a comprender lo vedado!

Poema:“Do Remi” (Querétaro,  México)

Imagen: Bernardo Arcos Álvarez, (Ciudad de México)