Este poema está hecho de ramilletes de olvido,

De memorias pasadas, de olas en el mar

que  narraban un tiempo de contradicción,

cuando te decía qué pena que no me duela tu nombre,

qué pena que no me duela ni el dolor.

Mírame vivir estoy hecha con fibras de morir.

Mi amor está  incompleto, pidiendo los instantes,

En que te vuelves  pensamiento, viento y momento,

Pidiendo sin querer mariposas en un eclipse de sol

y gorriones que se te parecen en el fulgor del arcoiris.

rosas blancas y amarillas y cataclismos no vividos,

Mi amor está incompleto tiene miedo de las ruinas,

Y huye del desorden de este mundo que tu destilas.

Mi amor era diferente, a mí no me importaba ser decente,

Y entre corrientes y para siempre….

Qué pena que no me duela tu nombre,

Qué pena que ahora no te nombre.

Pero hoy mírame vivir que soy fuerte porque solo tengo

entre mis venas y mi sangre, entre mi alma y mi carne,

Tejido vivo y dolor en kilómetros olvidándose de ti,

Pájaros ciegos buscando un sueño allá del otro mar”


 Patricia Sabag, palabras para el otro lado del mar.

Hoy traigo regalo

Hoy tengo ganas de compartir con vosotros mi ultimo descubrimiento.Después de volver a ver “Cadena perpetua” anoche y de lamentar por enésima vez:

“Como me gustaría poner cara a la voz española de Morgan Freeman”

“Si fuera locutor de radio le escucharía todo el día…”

decidí investigar un poquito. Esa voz tan famosa tiene ahora nombre: Pepe Mediavilla. Y…

…además de nombre tiene algo mucho mejor. Sí, sí, muchísimo mejor :

¡Un canal de Youtube donde se dedica a leer poesía! ¡Una delicia!

¡Que lo disfrutéis!

 

 

 

Me queda por terminar

Me queda por terminar una sonrisa,

Que no vuele lejos si no la pienso,

Un horizonte que vaya más allá del mar,

Me queda por terminar una tarde 

que no me proponga noches sin sueño,

ni el grave silencio de las violetas negras, 

Me queda por terminar un viaje sin movimientos,

sin destino y sin emociones como blanco quejido,

Me queda por terminar el inventario de todas las flores,

Inventarme un mundo con razones.

Frenar este terrible motor de ilusiones,

Volar en un cielo rojo que no me invente latidos,

que no me engañe los sentidos.

Me queda por pintar estrellas en mi pensamiento,

Deshojar los calendarios, comerme los meses sin sol,

Contarte mi vida desde tu ausencia, 

Decirte que a mis besos se los robó un estrépito de tiempo.

Me queda por dibujar las emociones del musgo verde,

Invisibles e imperceptibles caricias de las palabras,

Me queda por contarte….. se me olvida… ah, si, 

Que en mi zoológico he abierto la jaula del corazón,

Que mi habitación se ha poblado de incendios, 

Me queda por borrar lo que dices sin pensar.


Patricia Sabag, Palabras escapándose

Lenguaje de abanicos (Poema encontró imagen)

Poema:

Patricia Sabag (Reims, Francia) , Palabras escapándose.


Imagen:

José Luis Alcalde Soberanes (Ciudad de México)

“Ensoñación con abanico cerrado”, Gráfica digital

 

Glacial goteo púrpura

Perlas de sangre de lo no dicho

Los fantasmas de las amapolas se esconden,

sus  lagrimas  se congelan fijando las palabras

en pasarelas de lo que quedará.

La historia del había una vez el fuego,

La historia del tal vez y del ojalá, 

La historia de lo que quede 

ya no irá a refugiarse en los campos de mis sentidos,

ni arderá en nuestro evidente desamparo.

Tal vez un día cual viejo pergamino roído 

la interpreten las flores, se la adueñen los soñadores,

Se la roben los castores y luego no sabremos lo que será, 

y se oirá el canto de las piedras ocultando un silbido triste,

gritando, eso no existe, eso nunca sucedió,

Y un viento de lluvia soplará por las calles,

y un sol con manchas te quemará de frío.

Y un ruido triste morirá en los pasillos de mi geométrica sensibilidad.


 Patricia Sabag, palabras escapándose