Oasis privado

¿Sabes? Hoy no tengo ganas de enfrentarme al mundo.

Hoy tengo ganas de atarte a mi mundo. De acariciarte con mi mirada aunque estés sin maquillar y de convertir la cama en nuestro oasis privado, escondidos del desierto de la monotonía que nos espera ahí fuera.

Quiero hacer volar mi mano sobre tus curvas y que, como en el anuncio, me susurres al oído con picardía “¿te gusta conducir?”.

Quiero que las sábanas nos protejan de la mediocridad y de la rutina de este martes por la mañana. Paso del silencio incómodo con el vecino mientras espero el ascensor,  reniego del andén abarrotado en el que todos cogemos el tren mientras soltamos la vida y sobre todo, rechazo el papel que se me ha asignado, pudiendo pasar de salir a escena y quedarme en tu regazo.

 

Alejandro Mendicote (Madrid)

@AMendicote

 

 

Un comentario en “Oasis privado

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s