De lo más leído (2015)

The walking chair, Susana G López. Tinta china. Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

The walking chair, Susana G López. Tinta china.
Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

 Imagen: Susana G. López. (Barcelona)

Susanaglopez.jimdo.com

 


The walking chair

 

«el que siga buen camino tendrá sillas

peligrosas que lo inviten a parar»

Silvio Rodríguez, Historia de la silla

 

Como un mundo

en mis espaldas

reclamas conciencia.

 

Te llevo conmigo

invitándome

como descanso

como remanso,

tentándome

la fatiga,

la calma,

las ansias.

 

Camino

tu curso

desafiando tu cauce

 

En paciencia

desbordas.

No eres carga.

 

En mi cabeza,

promesa.


Poema 1: Verónica Boletta (La Plata)

 https://veronicaboletta.wordpress.com


The walking chair

Que no,

que no camino sin rumbo,

sin tiento alguno

ni entrenada destreza obsesiva.

Que la madrugada ya se ve cercana

y la necesito conmigo.

Por eso recurro ansiosa

al movimiento imposible.

Me levanto y ando,

sigo el teatro

en penumbra

de mi pura esencia,

en mi forma,

en mi ser inerte…

Mas me muevo,

camino y ando,

me desplazo torpe

en su aguerrida busca.

En otro tiempo la tuve,

y me complementaba.

Ahora me miran serios,

como a trasto inútil

en la esquina muerta

de la muerte cercana.

Ya amanece.

Ya han llegado.

Deslumbra el color naranja

que cubre su cuerpo enjuto.

Cada lágrima que resbala

viaja sin prisa

por su desencajado rostro

para luego rebotar violenta

contra el suelo seco

de este silencio compartido.

Setecientos veinte segundos

de una cuenta atrás.

Una más.

No, no lo he conseguido.

Ahí está mi Némesis,

orgullosa de su altiva presencia.

Ha llegado a tiempo,

jactanciosa y presuntuosa

de su innata electricidad.


 
Poema 2: Jose Yebra (Oviedo)
 VIAJES AL FONDO DEL ALSA https://josinynuri.wordpress.com/

Me dijeron que era tiempo de sentar cabeza:
«Duerme en semillero, riega tu esfuerzo,
¿no quieres ser un día parte de esta maleza?
¿Acaso no tiene miles de pinceladas un lienzo?».
 
Les dije que mi cabeza vive en el aire:
«En un semillero no puedo volar,
ruego disculpen, no quisiera hacer un donaire,
no quiero plantarme no sea que a alguien vaya a herbolar».
 
Me pidieron ser uno más en ese rebaño:
«Todos andamos, todos sufrimos, todos reímos,
descuida los motivos que hagan sentirte un extraño,
nos guiaron cuando nos fuimos, levantaron cuando caímos».
 
Les dije que ser uno más me era aburrido:
«Sé que en el fondo, es lo que queremos, no vayan a pensar,
pero un camino manido no puede llevarme a otro destino,
quisiera tener un final que años después gusten contar».
 
Me exigieron que cumpliera las normas:
«Nos hacen felices, nos dan un trabajo, un motivo,
seguimos camino a los pies de su horma,
¿cómo si no se puede pensar estar vivo?».
 
Les dije que normas no necesito:
«Quizá su rebaño sea de mal año y guste del mal,
más con mis costumbres y mis placeres son mi requisito,
no quiero me vistan de una manera formal».
 
Me ofrecieron su mundo y su protección:
«Hay unos libros, hay unas leyes, hay una guía.
Tenemos un muro, hay una cura por cada afección.
Si nos ayudas, serás una parte de la jerarquía».
 
Les dije que gracias por su protección:
«Pero me arriesgo a caminar por mi cuenta,
que cada error que cometo, si aprendo, es una lección,
que para ver el sol has de pasar la tormenta».
 
Les dije al fin, que gracias. Que no me sentaría.
Pero -añadí-, ¿puedo llevarme la silla?
¿Por qué cargarás con la silla?, me respondía.
para descansar, ratito a ratito, de ir subiendo la cima.

Poema 3: Johan cladheart (Madrid)
“Auf wiedershen, Liebling”… (“Hasta pronto querido”)
Llevo mi silla a cuestas,
como la conciencia del amo en el esclavo
Mas la carga es semántica,
por eso… el oprobio.
Y las contradicciones, son ideológicas,
cada tarde esperándome,
se arremolinan en pantallas
Ovejas de otro rebaño.
Mis ventanas las abro de noche
para que las esperanzas florezcan de día.
Procuro que los ideales clavados en el cielo ideal
estallen contra las estructuras materiales.
Mas sólo en términos dialécticos
Mi silla potencial es sólo un bloque de madera
Qué importa el futuro si todos los días
se clavan en un cetro onmímodo.
Auf wiedershen, Liebling…
Hilos de títere en sus vetas inertes,
tejen implacables
oleajes de río…

Poema 4: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina

De lo más leído (2015)

Como una obra

Introducción

 

Y una anima y anuncia:

vas a disculpar la petulancia

con la certeza de la orden.

 

 

Nudo

 

Voy a tender el hilo

que nos una

y luego,

las sábanas palabras.

 

Y después

 

Después querrás saber

todo lo que mi boca

es capaz de hacer.

 

Desenlace

 

El cigarrillo

se consume; en tu piel

mueren mis ganas.

 

 


Verónica Boletta (La Plata) https://veronicaboletta.wordpress.com/

Invertido (Imagen encontró poemas)

¨Invertido¨, Amalia Pedemonte  (En la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile). Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)   https://aquileana.wordpress.com/

¨Invertido¨, Amalia Pedemonte
(En la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile).
Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)
https://aquileana.wordpress.com/

Invertido


«Después, que importa del después…»

Naranjo en flor – Virgilio y Homero Expósito


Plantaste al dicho

«el pez por la boca muere»

el hecho de tu salto en fuga.

Atrás, los fantasmas

con el patibulario esfuerzo de tu cola.


Ascenso y puro impulso

caen

profundo,

más profundo.


Emulo de ave,

el vuelo finge

artimañas;

falsifica instantes,

suspendido.


Bajo un cielo de colores

—moraleja de contrastes—

engaña un mar.




Poema: Verónica Boletta, La Plata

https://veronicaboletta.wordpress.com/


Invertido

De universidades se trata,
en la facultad de arte un lucernario se abre
a la luz
artificial o del cielo, que hablamos de arte,
y me da incluso miedo
que el cielo no sea azul
ni sea diferente a cualquier infierno.

Vuela la ballena pequeña y blanca
sin conocerla
en un cielo que es mar
de un universo invertido,
nada la ballena pequeña y blanca
sin conocerla
en un mar de cables y aire,
y no busco el sentido en manuales escritos
ni en el frontal de una fotografía no impresa,
por no importarme,
que se trata de arte
y eso no es fácil conocerlo ni entenderlo
aunque lo leas.
Porque hablamos de arte
te recomiendo, que a tu modo, lo entiendas.

Mas ha de rimar con libertades
esta imagen que miro
que así lo deseo
y mientras escribo soy quien la interpreto.
Así es el arte, el que lo pensó ya acabó,
también la que fotografió,
ahora llego yo.

Libertades es palabra que cada vez más me agrada
y me la arrebatan.
Aunque al rimarla la pluralice
solo hay una, libertad,
con minúscula y de verdad
si no va a principio de frase
o existe otro énfasis que la puntualice.

La sencillez y la pureza del haz lo que quieras,
eso leo en esa ventana al desconocido cielo
de un mundo cuadriculado, que dibujaron rectangular,
al triangular.
Mundo en el que tuvieron que hacer sencillos triángulos
y así permitir a la complicada estructura no caer ni deformar.
Uno a uno todos a ayudar
porque sí
que en su rigidez todos son uno más.
Así lo siento y así lo he de escribir.

Todos suman igual,
isósceles o escalenos
ciento ochenta grados por tres ángulos,
también tú y yo somos un par.
Yo escribí tú leyendo,
nuestras diferencias no me han de importar
ni lo rígido que piensen nuestros cerebros.
De otra forma no podía ser
aunque ese cielo y esos cables quieran significar,
no sé,
lo que un joven ruso pintó a favor o contra el poder,
liberar o esclavizar.
Porque la necesito para ser yo libre
yo, que soy el que escribe,
quiero tu libertad.

Por la libertad,
por la libertad de escribir aquí
con gente que escribe tan bien,
por la libertad de leer estructuras triangulares
que son arte
o son lo que tú desees,
que el arte no es fácil conocerlo ni entenderlo
aunque lo leas,
aunque lo mires,
aunque lo toques con los dedos,
aunque lo estudies.
aunque mires que es de Chile,
aunque te lo fotografíe una vecina de Argentina,
aunque te llegue desde la casa de Hélène.
Por la libertad,

arte.
Mas ha de rimar con libertades
mil veces repetidas
si falta hace,
que arte sin libertad ha de ser engañar.
Libertad,
palabra que cada vez más me agrada
porque me la quieren arrebatar
con tantas artimañas
que se me escapan muchas
y me engañan.
Libertad,
solo una,
igual la mía que la tuya.

Para mí y para ti
sin saber quien sois,
en esta casa de Hélène
que nos trae una fotografía de Amalia,
tecleando con estas musas de la Grecia antigua
que en la España que vota hoy
me han sugerido todas estas palabras
aunque hoy cuando lees
haya pasado un día o algún mes
y ya se haya gastado toda la tinta del boli,

para ti y para mí,
con mi libertad de escribir y la tuya de leer,
desde un techo sin cielo
de traslúcido cristal,
miré la fotografía y casi no puedo dejar de escribir.
Así es.
Empecé con arte y con una Verónica acabaré
que sin ser flor azul es flor a quien leer
en las letras del rimar y del no rimar.

Antes del punto final
esta cosa más, sólo una,
entre la negrura y la blancura existe la grisura.
Quiero que tú también vivas con la libertad que quieras
en el color que te apetezca.


Poema: Lisardo Sobreino (Zarautz)

Imagen: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)

  https://aquileana.wordpress.com/

Thinking brain (Ilustración encontró poemas )

Thinking brain

Thinking brain

Verónica Boletta, La Plata (Argentina), www.veronicaboletta.wordpress.com

Fernando Cañadillas( Tenerife./ Nueva Delhi) http://ritodeiniciacion.wordpress.com

Pablo Herrera, (Carabobo ,Venezuela) https://twitter.com/pablo1herrera https://www.facebook.com/pablo.herrera.5623

pablo.herrera1@gmail.com

 

Collage de palabras (Imagen encontró poema)

Juan López de Ael

Juan López de Ael

Describiste

el mensaje de los peces

con palabras multiplicadas

en bíblica proliferación.

 

Sigilosa Eva:

una muestra sensible

de la queja

desmorona una lágrima presunta.

 

Rueda.

 

Verónica Boletta, (La Plata, Argentina)

BlogEn Humor Arte >>> http://veronicaboletta.wordpress.com/

“Chica fumando”, “Chica osito” Imágenes encontraron poemas

Poemas para "Chica fumando" y "Chica osito" de Esther Bordetas Gil

Poemas para “Chica fumando” y “Chica osito” de Esther Bordetas Gil