Un poema incompleto como lo que no se narra sin el tiempo

Mi grano de sal con sabor a miel,

mi más completa ausencia.

Yo quisiera  soñar como tú soñaste.

Ser isla y no saber nadar como  nadaste,

Tú brillabas en mi inmenso vacío,

tú llevabas todo lo que no se contaba.

Tú tenías ese gusto de lo narrado,

esa ausencia de lo que no se ha recitado.

Tus palabras eran las mías como siempre lo fueron,

tal vez por eso nunca pude distinguirte amor y sombra perdidos en la nada.

Tus recuerdos yo me los comía y mi incumpletud  tú la llenabas.

Eres una historia sin tiempo, de algo que se parece pero que no es, algo que

conocí pero que nunca existió.

A veces tenías  el perfil de mis  esperanzas,  el desorden de mi tiempo,

lo habitual de mi más extraordinario encuentro.

Y como decía un poeta; yo quisiera llorar cuando tu lloras,

Reír cuando ríes y morir como tú has muerto.


Patricia Sabag (Reims, Francia)