Embarcadero (Imagen encontró poema)

sirena, daniel de culla

Sólo

Pescando

Observando la quietud de la mar

El sosiego del tiempo

La frescura de las olas

El aburrimiento…

 

Me veo allí solo

Con mi caña y mi cebo

No pesco nada

Quien va a venir tan lejos

 

Veo al anciano a mi lado

Me amilano

Me acojono

Pienso…

 

Qué hago aquí solo

Qué coño hago perdiendo el tiempo

Con una mierda de caña

Y el cebo muerto

 

Que voy a pescar aquí

Salvo una pulmonía

Un resfriado

 

De repente te veo… A lo lejos

Hundiéndote en la mar

Desprotegida y sola… En silencio

 

No lo pienso, ni un solo instante pierdo.

Me tiro y nado, como buenamente puedo, hasta alcanzar el lugar donde creo haberte visto.

Sin embargo, ya no te veo.

Te has hundido, has desaparecido…

 

No pienso… Me sumerjo

Buceo

Cada vez más profundo, más oscuro… da miedo

Noto como mi cuerpo no va respondiendo, que me voy hundiendo, que no siento…

Unas manos que me sujetan, una boca que da aire a mis maltrechos pulmones, un cuerpo que me arropa… Te veo

 

Sueño o muerto

Realidad o cuento

No sé muy bien… no recuerdo…

 

Me despierto en el embarcadero

Con mi caña de pescar y mis aparejos

Ese viejo a mi lado, con una sonrisa enigmática que no comprendo

 

¿¿Qué ha sucedido??

¿¿Qué me ha pasado??

 

Le pregunto al viejo…

Solo su sonrisa enigmática como única respuesta a mi interrogatorio

 

Creo… Pienso… Imagino…

¡¡Niego!!

 

No puede ser… No me lo creo…

 

O tal vez si…


Poema: Luces y sombras (Madrid)

https://lucesysombrasopinion.com

Imagen: Daniel de Culla (Madrid)

La Caricia del mar (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Edgar Bernardo Arcos

Edgar Bernardo Arcos

Huimos de entre tus dominios,

huimos de tus elementos.

Vivimos de hondos lamentos,

de marinos condominios.

 

Soñamos pisar la tierra,

soñamos sentir el sol

que a la piel se nos mandó

y que tus agua penetra.

 

Acabaremos volviendo,

acabaremos buscándote

y por mucho más que huyamos

acabamos añorándote.

 

Admirando por doble forma ejemplar

y sentada en los salientes de las rocas

muy conmovida por eso que provocas.

 

Los amores de sirena pasional

siempre se suelen consumar muy, muy mal.

 

¡Tierra misteriosa frente al Mar vital!

¡La vida llena de trampa musical!

 

Necesitamos la caricia del mar

y esas, tus promesas, aún por dictar.

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Édgar Bernardo Arcos Álvarez (Ciudad de México) https://cuevadedonbernardo.wordpress.com http://www.galerizarte.wordpress.com

Poema y voz: Gema Albornoz de Aguilar de la Frontera (Córdoba) http://emocionesencadenadas.wordpress.com/