Noche conmigo aún

Noche conmigo aún
Para la Sra. Pardo
Pasa mucho cuando estamos juntos
todo es
una marea
corazón dentro de tibiezas
asperas de calma tierna.
¿Cómo estar encima
de la hermosura de un beso
si nosotros somos sus padres?
Imanes a mi atención
tus ojos, escritura de tu aliento
mis labios entreverados en tu hombro,
también una cobija, sentirnos quizá
un poco más, como caracoles, apresurados
en la lluvia. Y al final esperarte
contra el silencio de los aparatos,
esta noche, que eres tú, allá, aquí, conmigo aún.

Rómulo Pardo Urías (Xalapa, Veracruz, México.)

Imagen encontró poemas

Eolo en las nubes, Hélène Laurent

Eólicografía

 

La del silencio constancia

es del viento un ápice,

fragmento cierto,

quietud mitad

aliento mitad porción

azul, del cielo imán

 

Áspid del tiento

de la ciencia indómito

falacia de luz

como velo de energía,

mitades moviendo

átomos que invocan

añoranzas, otros tiempos

indicaron una fuga:

instante como certeza

el recorrer las lindes en nubes

escritas. Cae la mitad

de un presente lejano

a la distante maniobra

de los territorios asombrosos

envejecidos de tecnología,

de esta vejez nuestra

que somos hoy

en el racimo posterior al petróleo.

 

Caricias nombran un paisaje

entre sombras de vapor

y la maniobra de montañas

adoloridas en su mancha

de energía trémula

impulsa el descubrimiento

como de cielo cartografía

instantánea en el rincón más insospechado

de la conquista abismal: el trazar

un camino entre atisbos carreteros.

 

 

Rómulo Pardo Urías  (Hermosillo, Sonora, México)  6 de diciembre de 1981

http://romulaizerpardo.com


 

AEROGENERADORES

Delante de esta bella foto

En la parte  hacia donde ella nos mira

Lugar apartado de aquel que preferiría

Me duele, como tiene que dolerle a la Tierra

De ahí esas nubes negras

En sus ojos azules

Esta “energía obtenida a partir del viento”

Que destierra el vuelo de los pájaros

Y sus armoniosos trinos.

Parece bonito, pero qué dolorosos son

Esos cortes del viento con las aspas

En un paisaje que no les corresponde

Como fenómenos que son

Que afecta a la Naturaleza

Y duele a los sentidos de las aves

Porque causan horror y aversión

Con solo el acercarse.

Qué poco me gusta el verles

En prolongación de una línea recta

En el tiempo de una propiedad rústica

Cual alfileres gruesos

Que sujetan el enfaldo de las nubes.

Ya no se ven aves de paso

Ni aves frías, ni aves de rapiña

Y, mi pobre abuelo

Que tenía un corral en el monte

Donde recogía los machos

Y mulas lechuzas

Tuvo que venderlo y marchar

A otro lugar más céntrico

Y concurrido

Donde él no puede desterrar

Su  tristeza

Ni sus costumbres.

-Daniel de Culla (Madrid)

 

“Ángel” Imagen encontró poemas

F.P, Floro


Derrumbe celestial

 

A la caída del ángel

los indómitos cristales

del sol

columpiaron vestigios,

caminos y cicatrices

de la eternidad errabunda.

Soplaron alientos del atardecer

a su caída y el ángel,

simbiosis germinal

y maroma de luz,

asaltó los límites del fulgor

entre la selva de polvo y nostalgia.

Poema 1: Rómulo Pardo Urías (Xalapa, Veracruz, México.)

 http://romulaizerpardo.com


Ángel

Sobre sus hombros, alas sin colores,
el abstracto fondo cubista
hace sobresaliente tu tristeza,
Girona llora arte en Floro Portillo.

Yo, simplemente te veo desde lejos,
trato de entender tu idioma
de paso cansino y cabizbajo pensar,
no llegarás lejos en mis ojos.

Tal vez los eruditos vean el dolor,
del que todos hablar sin cesar,
y yo te veo más dolido
porque quiere ser arte y volar.

De tus manos no callaré
su inexistencia le duelen al autor,
pareces de piedra ante tanto clamor,
de ese silencio tuyo hablaré.

Poema 2: Marcelo Osorio, Santiago de Chile

https://poetasnuevos.wordpress.com/


ÁNGEL CAYENTE

Ángel cayente atrapado en dilaciones,

abrazado entre rayos salvavidas,

das todas las batallas por perdidas

aunque tus alas busquen soluciones.

 

Ángel que eres castigado por acciones

contra tu rey, que impone sus medidas

de lealtad sin más alternativas

a la fiel obediencia, sin traiciones.

 

Ángel castigado a descender flotando

hacia abismos con fosas insondables,

aférrate a la luz que iluminando

los caminos de huida, sean rentables

ofertas del señor hoy meditando

respetar libertades respetables.

Poema 3: Jan Taló (Bilbao)

https://eldesgrananteblog.wordpress.com/

 https://www.facebook.com/marquesjantalo

 https://mobile.twitter.com/JanTal2


Imagen: F.P, Floro Portillo (Girona/Bilbao)

https://www.facebook.com/FloroArt/


Imágenes buscan poemas

Poemas buscan imágenes

SOLEDADES

No hieren los golpes ni las heridas duelen.

Lacera el respiro cuando no llega.

 

¿Cómo leer un corazón desperdigado entre grafías?

 

Nos perdimos en su eco, en su latir nos perdimos:

¡el amor no es asunto de academias!

sino de geometrías brincadas.

 

Buscar es creer que se busca.

La muerte se evita sin nacer

y sin disparos de vida

se enferma como la guerra de paz.

 

Un aborto se evita sin semen

y la euforia o la esquizofrenia

sin ser humano se evitan.

 

Igual que las injusticias sin utopías se curan,

mi boca sin tu aliento enferma de ti, se alivia.

No leamos mis palabras.

 

No duele olvidarte ni recordarte duele:

lastima ese alivio que no llega.

 

Despierto en la cama.

El sol de la primavera

contagia de vida mi calma.

 

No duele perderte y amarte

ni el tacto de tu abandono duele.

Lastima ese efecto llamado carencia.

 

¿Qué hará este espacio huérfano de ti?

Perdido en su eco, grafía amorosa,

me lleno de guerra

o me enfermo de paz.


Rómulo Pardo Urías (Hermosillo, Sonora. México)

http://romulaizerpardo.com

Ruinas en el viento/Poesía incompleta, disponible en: http://romulaizerpardo.com/otros-textos/poesia/ruinas-en-el-viento-poesia-incompleta/


Poema busca ilustración…

lapoesianomuerde@gmail.com

(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Reflejo-cicatriz

Mi reflejo es un cómodo

recinto cicatriz

como colillas de cigarro

en la marea del mar,

un desecho ramplón

de los años y los amigos

con la rima eléctrica

de los estómagos de ballenas.

Nutrido entre azoteas y balcones

desahucio de adquirir tetas fácilmente

mi reflejo es un embutido emotivo

huella despilfarradora, dilapidación de letras

romances y canciones amorosas en inglés.

Cómo soviet triunfante, mi reflejo no deja de luchar

aunque su futuro sea una rápida caída

silencio resquebrajado así metal y metralleta

como café con leche o beisbolista caribeño.

Mi reflejo es la punzada de los amores vueltos fantasmas

primaveras de madera seca

lechones que alimentan las aristas del desconsuelo.

Mi reflejo más que bao es una cloaca espiritual

que arde como los libros de Giordano Bruno

o un auto de fe en Cartagena en el siglo XVII.

Fue un rompecabezas torpe de vampiro sacrílego

fue una marejada de plástico derretido

un cerillo apagado por la lluvia

una sonrisa inquisidora de la inocencia.

Aquello de la vida misma, nombre y astilla del verbo,

fulmina el ápice geométrico de mi reflejo,

más armonía del barroco alemán que fulgor racional

cual juicio neoclásico:

escrito entonces refleja un proyecto de autismo existencial.

Gallo cantando amanecer del ego irradiado

exteriores y huellas

luces infértiles como plagas fumigadas en los campos

de la tortura global, en el agro del ser digitalizado.

Contra los escombros juveniles,

llamados fracaso de la tristeza patológica,

reflejar los escondites o desfalcos

de la economía personal;

así las conchas de la playa

se contaminan con el alquitrán;

así el petróleo es un magma negruzco,

incendio retorcido de recuerdos e imágenes;

así el agro global del no ser nadie

es una mutación acuífera y sonámbula;

así el alfabeto naufraga en la cañería de mi mediocridad.

Los atardeceres que fueran hermosos

consiguen una memoria sepia de mi reflejo.

Sin presentar las pruebas de su juicio

mi reflejo es la versión cómoda de una cicatriz.


 

Rómulo Pardo Urías (Hermosillo, Sonora. México)

http://romulaizerpardo.com


**Seguimos de vacaciones los correos electrónicos se atenderán a la vuelta**
***No dudes en acceder al espacio y consultar nuestra segunda revista gratuita***

¡ DE REVISTA ! ( Segunda revista “La Poesía no muerde”)


Buenos días a tod@s,

tengo el placer de anunciaros la publicación de nuestra segunda revista digital gratuita.

Más visual  que nuestra primera edición pretende dejar más sitio a la imagen.

Dado que la plataforma ya no permite conectar gratuitamente los enlaces a las páginas web mencionadas, esta segunda edición no dispone de conexión directa con los vídeos realizados .

Espero que os guste el resultado.


*A COMPARTIR SIN MODERACIÓN*

(http://issuu.com/lapoesianomuerde/docs/segunda_revista__la_poes__a_no_muer/1)


indice segunda revista


Si eres miembro de Issuu (sólo hay que registrarse) podrás descargarla en PDF

o solicitar una versión en papel. (*” La poesía no muerde” no obtiene ningún beneficio de las ventas ni es responsable de los precios de impresión  establecidos*)


Gracias a todos los participantes que se sumaron a la aventura y la hicieron posible.

Gracias a todos los que no dudaron en colaborar una y otra vez o en sustituir a otros con tal de que un máximo de trabajos pudieran ver la luz.

Gracias a todos los que colaboran en “La Poesía no muerde” con sus creaciones, que comentan y comparten versos e imágenes de otros en sus Blogs o en las redes sociales llenando nuestro espacio de vida.

Gracias.

Esa alegría de estar rota (*Segunda experiencia “La Poesía no muerde” *)

LaRataGRis, Raúl Sánchez

LaRataGRis, Raúl Sánchez

 

Esa alegría de estar rota y llegar a ningún lado

 

Encima de todo llegué tarde

al club, noche de lluvia encima de mí,

encima esa nube de cigarrillos y cervezas.

Contra la ira de la multitud, mi sonrisa,

aunque contra mí el rompecabezas urbano

en el tejido contra mis ideas mi cráneo

yo, encima contra la rubia de la barra y sus tetas.

Estridencia, rock y algo de dulce fastidio

ante la estupidez de tus razones

mi razón constante y ante el hueco de mi cabeza,

que eres tú pero no lo sabes, la costra de mi rebeldía

ante todo esta calle del club donde te pierdo

porque ante el abismo de hastío, ese que me dejas,

una tocada y una noche y una ligera sorpresa, mi sonrisa,

que aborda ante el escenario un bajo. Lo enchufé

tarde también, pero toqué y sonreí y te olvidé. Pero no eras tú,

era ese cuerpo de razones tuyas encima de mi amor

contra mi deseo erótico de ti ante tu cuarto sin un ápice de diversión.

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: LaRataGris, Raúl Sánchez (Badalona) http://laratagris.com

Poema: Rómulo Pardo Urías (Hermosillo, Sonora. México)

Voz: Hélène Laurent (Lille, Francia) http://www.desenredopoesia.wordpress.com/ la http://www.lavidaenpoesia.wordpress.com