Anatomia de una foto

Respira el aire necesario para ver,
camina sin dejar atrás la vida,
brilla entre las nubes
y guarda en tus bolsillos las luces.
Vuelca el cielo,
abraza la brisa,
ya estas listo para volar.

Marcos Ferreiro (A Coruña)

Borroso

Borroso Andrés Moreno

Vi como los árboles caminaban lentamente hacía la montaña, vi como creaban arroyos con sus lágrimas, vi como morían sin poder hacer nada.

Extraño fue luego despertar… para estar, de nuevo, en otro bosque de sueños habitado por los mismos árboles.

Por algún motivo ya no caminaban ni corrían… solo miraban. Tenía sentido pues yo los vi caer y ahora era su turno de verme caer. Y en lo que dura un parpadeo, las montañas ya no estaban, no podía verlas, todo se transformó.

Tampoco había arroyos ni mucho menos lágrimas, lo último que vi estaba borroso: ojos, flechas, manchas, señales, cosas que no logro entender… ¿Tú?

 

Andrés Moreno ( Bogotá)

http://solocualquiera.wordpress.com

Aún me debes…

Aún me debes, tiempo,
un puñado de años desiertos.
Por qué anhelo acabarme de mi,
todo el aliento?
Yo no creo en nada
que sea cierto.

Aún me debo a mi mismo
algunos días, para ver el espejo
y decirme cosas que no entiendo,
reírme de lo que no pasa
y, ser! vivir!: caminar como los ciegos.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

FIGURA DEL ENSALMO Y LA INSPIRACIÓN (en el Jardín de los Adarves o de los poetas)

Alfredo Puy

Alfredo Puy

 

Aquí pudieron

los inmortales dioses helénicos

fijar diván suculento, su gran balcón de paz,

cuando escapaban de sus templos

y se daban a lo humano.

 

Aquí acaso

acordaron las musas creadoras

fijar el empíreo de las fuentes y del agua

lustral, imaginada como perlas,

cuando lucían su cuerpo.

 

 

Aquí perviven

todas las promesas ubérrimas

cuando claras brotan del espíritu del cosmos,

para ser vertidas a las potencias

en voz de pétalo y espina.

 

Aquí ya pueden

los poetas recibir el milagro

de ver tocadas sus sienes por el aliento largo

y balsámico del coro de Apolo,

su manos y gentil lira.

 

 

Como que aquí mora la flor,

el ensalmo y la inspiración

muy sujetas libres con maña.

 

Alfredo Puy (Granada/ La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

 

Alfredo Puy

Alfredo Puy

Alfredo Puy

Alfredo Puy

LAS MOIRAS

He cometido el más atroz de todos los pecados,

El más terrible,

El único que nadie jamás perdona,

Sufro a sabiendas de ello,

Sé que he de sufrir por mi falta,

¿Pero cómo acallo este sentir?

Si siempre me digo que hay mil razones para decir adiós,

Pero sólo una basta para cambiarlo todo,

Me despierto y miro por la ventana opaca,

Sólo una luz tenue y un calor infernal pasan por ella,

Pero no veo nada de lo que está al otro lado,

¿Pero quién necesita ver?

¿Quién lo necesita? si todos los sentidos se convierten en uno

Y en esa fusión prohibida se amasa un final,

La esperanza se aferra a un hilo,

Más fino que un cabello,

Más frágil que un pedazo de cristal,

Sé que he pecado,

Pero aunque dijese adiós un millón de veces más,

Siempre me bastara una simple razón para no partir.

Carlos Fred Quisiyupanqui Ascate ( Trujillo – Perú)

http://carlosfqa.wordpress.com

PARA SER HOMBRE

Salvador Guillén Etayo

Salvador Guillén Etayo

 

Es necesario que el hombre

viva a veces en taparrabos.

Es provechoso en ocasiones

que se funda con la naturaleza.

Es útil que viva a ratos

el cielo raso de las estrellas.

Es conveniente que recorra el sendero

que conduce a las fuentes.

 

Es preciso que se cobije  ocasionalmente

a la sombra del magnolio y de la higuera.

Es oportuno que cubra travesías

inciertas entre guijarros y polvaredas,

que conozca la excitación del fuego

y la serena grandeza de la rosa,

y del esfuerzo cuando logra

desde trabajo honrado alimento.

 

Es aconsejable que el hombre sepa

del regalo de la palabra cumplida.

Que se interese por el descompuesto

orden de las cosas en su presencia.

Es inevitable que el hombre

descubra el bien de la belleza

y, determinante,

que acceda al valor de un poema.

 

Es urgente que el hombre,

si de verdad quiere ser hombre,

en sus amores actos sea un gigante

y enteramente niño cuando siente.

 

Poema: Alfredo Puy (Granada/ La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

 

Ilustración: Salvador Guillén Etayo (Logroño)

http://www.mentalparadise.wordpress.com

Salvador Guillén Etayo

Salvador Guillén Etayo

JUEGOS DE NIÑOS

 

Qué extraño es,

Verte pero no mirarte,

Oírte sin escucharte,

Ver las huellas que dejas en el suelo o sentir tu perfume que vuela en el aire,

Y fingir que no sé que estás ahí,

 

A diario observo el polvo del camino,

No veo tus pisadas pero las observo escondidas en el mismo,

Veo como se mueven las ramas de los arboles cuando pasas entre ellos,

Y sobre todo como siento cada latido tuyo golpear en sincronía con los míos,

 

Te veo ocultar tu cabeza tras una pequeña brizna,

Y yo finjo que no te veo,

Que no puedo ver ni sentir tu ser,

Quiero dibujar una sonrisa en mi rostro,

Pero no puedo formar un atisbo de tristeza,

 

Juegas a que te escondes,

Juego a que no te veo.

 

Carlos Fred Quisiyupanqui Ascate, ( Trujillo – Perú)

http://carlosfqa.wordpress.com

SUPERACIÓN

 

Cuando el mundo se torne espina

y la vida se vuelva caña

no te empecines en el intento vano

que inquieta y desgasta. Mejor

levanta distancia, busca campo,

anda su suelo, levanta la mirada

al cielo y huele su voz mojada.

Crecerá tu espíritu entonces,

se aquietará la carne, se asedará

el espíritu y se dibujará

una proporción nueva. El sosiego

te llevará de nuevo a la vida,

como un beso estremecido,

como un máximo cuando se gana.

 

Alfredo Puy (Granada/La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

88x31 2

 

 

Bajo mis pies (Vídeo- Poema)

Bajo mis pies,

como la sangre,

fluyen 2 ríos

de violencia malsonante

en un pasado real.

Bajo mis pies

como la lluvia fina

sucedieron

letras y vicios

sucedieron sin más.

Bajo las llaves

del silencio

y la ignorancia

un paraguas

soportaba

la tormenta contínua

se alargaba.

Debajo del tiempo

soplo el viento,

y la basura

ha volado

a otro lugar.

Bajo mis pies

hay aire,

bajo mis pies

no hay musgo

bajo mis pies

no hay nada.

Jesús M. Palomo (Vitoria-Gasteiz)

http://www.bubok.es/libros/214431/BAJO-MIS-PIES

DEMASIADO RUIDO

 

lo que nunca veremos de nosotros mismos, Juan López de Ael

Lo que nunca veremos de nosotros mismos, Juan Lopez de Ael

Poema de Mayca Soto en respuesta a la imagen de Juan López de Ael

Colgada de un interrogante hueco
mezo mis desidias
como un loco,
amasándolas en una tregua fugaz
mientras mis ojos desorbitados
se apremian en buscar
por los resquicios de las esquinas
el por qué de tanto ruido.

Demasiado ruido
para poder oír tu voz callada.
Demasiado ruido
para sentir tu mirada huérfana
clavada en mi espalda

No quiero girarme
porque me da miedo encontrarte,
porque temo no reconocerte,
no reconocerme entre tanto ruido

Desde que te perdí
no ceso de buscarte en los espejos,
más no descubro
el brillo de tus ojos
en la mirada perdida
que encuentro.

¿Por qué hay tanto ruido?
¿Por qué no cesa el ruido?

Una tregua de silencio,
sombra de una paz olvidada,
llega con una respuesta extraviada
en un laberinto de cojines enmohecidos.

Cuándo oiré de nuevo tu voz calmada;
ese monólogo callado
que son luces del adentro.
Cómo añoro tu sonrisa valiente
que no está nunca de vuelta de nada,
y tus imposibles ojos de niña,
mirando así,
despacio,
sin prisas…

Reencontrarme
frente a frente
como en un duelo
con tu mirada;
rostro desnudo en mi espejo de desidias.

No asustarme de mí misma,
no esconderme en la coraza gris
del naufragio.

 

Mayca Soto (Barcelona)

Con tu aliento

Siento como golpeas mi cara con tu aliento.
Húmedo, violento, recién descubierto.
Los músculos de mi quijada, pesados y lentos
jalan lo último del cigarro, y duerme el cuerpo.

A esta noche le falta sal en la lengua,
le falta el soplo de juventud inquieta.
No faltan recuerdos, ni sobran memorias abiertas.
Todo es algo que cae, como costras de la conciencia.

Viviré, siempre colgado de alguna razón,
y siento como si le hubiera entrado luz al corazón,
como una llave abierta, agua de la luz,
tierra de luz, piel de la luz, apagón.

Que sea un lago, un puño de arena,
una cicatriz liquida, reciente y tierna.
Que sea, fácilmente, la vida como uno espera
para morirla de golpe como vez primera.

Uno siempre sabe, adivina el momento.
Pareciera que esto de vivir sin saberlo
fuera solo como ir en un juego
donde uno despierta para dormir de nuevo.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

De mi cigarro…

Mateo Gandía Barceló

Mateo Gandía Barceló

De mi cigarro,
que es como mi pluma,
vienen las figuras
a bailar una a una.
Como una fila de sombras
en una procesión de lunas:
Todas cantan y ríen
gritan y al cielo se untan.
Y yo río con ellas como si
fuera la muerte que las acostumbra.

Qué fácil es serlo todo!
Ser el cadáver sin tumba
o el agua sin lodo.

Lo difícil, como siempre,
es ser nada. En el pozo
de la costumbre, la gente
se arrepiente de su asombro.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

Poema para la vida de Adèle (*Con voz*)

Poema para La vida de Adèle, Grehi tudela

Poema para La vida de Adèle, Grehi tudela

No te quería.No quería tenerte.Solo besarte.Eso es cierto.O no sé si es mentira.
Besarte sin dependerte. Acabarte. Acabarme. Acabarnos sin odiarnos.Jugar con el sentimiento. Ahorcarlo. Maltratarlo.Y luego revivirlo.
Tener algo y nada más.Pero sintiendo. Y sin ataduras.Volver a besarte.
Y no querer más.Tampoco querer menos. Estar ahí.Sin avanzar. Sin retenernos.
Pensarte y dejarte fuera del pensamiento. Matar el gusanillo .Comprobar que había más.Detener ese más. ¡Demasiados gusanillos!Matarlos a todos. O solo a uno.

Y acariciarte .Imaginar que te acarician otras.Morirme.Poner punto y final.De momento punto.De repente final.Ir a escalas.Acelerar y frenar.
Sentirte.Cerrar los ojos.Abrirlos. Verte. Vivir. Respirarte. Respirarnos. Ahogarnos mintiéndonos luego.Correr hacía a ti.Abrazarte.
Querer más. Menos.No saber que sientes.Decirte que no siento.Abrazarnos más fuerte.Despedirnos.Acabar con la historia.Decirnos adiós y con los ojos: siento.

Pensar si sentimos.Pensar en qué piensas.Liarme y pensar más de la cuenta.No siento nada.O siento mucho.Confundirme.Confundirte.Confundirnos.Orgullo de por medio.Vaso lleno.Medio vaso .Vaso vacío.
Volver a mirarnos. Tensión.Estar agotados.Tirar otra vez el dado.Preguntarte qué pretendes y volver a enredarnos.Y no comprendernos.Besarnos y volver a entendernos.
Sentir que no hay nada. Sonreír o llorar porque es cierto.O quizás es mentira.Creer que te olvido.Olvidarte.Olvidarnos.Al día siguiente levantarme.Pensarte.Esconderme debajo de la almohada.Creer que te olvido de nuevo.

No hablarte.No hablarnos.Más silencio.Volver a mirarnos.No saber cómo actuar.Actuar.No hacer nada.Consumirme sin ti.Consumirme contigo.Consumirnos a besos.Desgastarnos con toda esta historia.
Imaginar toda esta mierda de encuentros con beso y amor enfermizo.Amor que no existe.Y si existe es mentira.
Te vas, y me muero.

Grehi Tudela (Alicante)

http://grehitudela.com

En el tren

img_1667

Rodrigo Sabato

 

Sumo lo poco y llego a la nada
Me quitan la nada y me siento pleno.
Pleno de vacío para llenar.
Camino entre barcos y es azul
Imagino París y es verde y pastel
Vuelo sobre España y es tierra
Cruzo los campos y salpican de amarillo
Miras la tele y te olvidas del tiempo
Pienso en el tiempo y me siento segundos
Imagino una manzana
y se pudre poco a poco
sobre una mesa de madera, rústica, gruesa y sólida.
Y todo vuelve a la nada
Que se suma. Despacio.

Rodrigo Sabato,( Buenos Aires)

http://sabatoin.wordpress.com/

Telones en la noche

Te encuentro en la noche,
oscura,
amenazante de tijera en piernas
y savia entre selva
y amarguras,
ríos de sangre y agua,
leche expectante,
labios y hierbas que susurran
“adelante”
anhelantes,
incisivas.

Me abordas con la cuerda de lascivia
y matas,
degüellas,
me calcinas,
ocultas en tu piel mi fuego interno
decapitado,
maldito,
condenado al pantanoso sepulcro,
adicto,
alucinado en su ígneo recorrido,
absorto en su ir y venir
y en tus rugidos,
renegado y rebelde,
vanguardista bandido,
ofensor ofensivo.

Hartazgo tras el martirio…

la miel indiferente gotea,
surca los delirios
abandonada en tres ríos
de selvas,
tijeras
y troncos caídos,
desafiando al adiós
y a los hijos del frío,
a la guerra del ayer,
al pecho vacío.

Te suelto en la noche
irradiando entre ríos,
abandonando al pecho en su derrama
de calores dormidos,
abrazando oscuridades,
telones caídos.

Carlos Zapata (Querétaro, Mex.)

No me digas que me quieres.

No me digas que me quieres.
Déjame adivinártelo, sacártelo
de tus dientes, o los labios,
o con mis dedos rozando tu vientre azucarado.
Quiero averiguarte, encontrarme o inventarme
entre tus pliegues y luego
más adentro, en la sangre, en ese
hueso mío que apenas creces.
No me digas, no me mates ahora
con el impaciente llamado,
no me ves, acaso, aquí tirado
a tus pies, postrado?
Yo ya no sé. No quiero, necesitado
el hombro de tu cabeza
y mi mano de tu letargo.
Yo voy contigo a donde no vas,
yo voy, vengo, y de tu boca, hablo.

Daniel Garcia (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

Metamorfosis

Me asomo a la casa de los muertos
Cansada de vivir en la Tierra,
Pesada la vida, pesados mis huesos,
Taquicárdico sentido de existencia…
¡Obscena comprensión del Sistema!

La muerte me huye, evade mi pena,
Conmigo misma me enfrenta,
“¿Has sabido ser amiga?”
Me desarma, me restriega…

Tiembla mi sombra, descubro la víctima:
Ego iracundo, abrigo de sapiencias…
Decido poner mis cartas sobre la mesa:
No más trucos, no más tretas…

¡Vivir con el corazón a la mano,
Quiero, Ser yo misma!
¡Sentarme a comprender lo vedado!

“Do Remi” (Querétaro,  México)

Silencio

Silencio, duerme el sueño.
Entre la gente, como yo,
duerme todo el odio quieto.

Sólo un cuerpo, en el agua,
un grano de sal, desierto.
De cierto tiene la lengua, esto.
Yo ya no escribo -Silencio!-
callo y me quedo tontamente ciego.
Yo quiero ser como el hombre
que entra a todo abierto -lo dijo antes, es cierto.-

Piedad a quien paz merece
y paz a quien de si mismo está enfermo.
Yo no soy poeta, ni loco,
ni escritor, ni filósofo, ni muerto.
Yo soy, como he sido:
Un niño jugando a ser el alma
de algún inútil cuerpo.

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

IN MEMORIAM

Cuando poseer mata, Hélène Laurent

Cuando poseer mata, Hélène Laurent

A la amapola arrancada
sentenciada a muerte
y al apagado felino
que tú mismo enjaulaste.

A los inocentes niños
y a los adultos responsables.

Al que quiso sostener
un mundo que le da la espalda
y a los que bajo ráfagas
ponían la mejilla.

A la libertad, la igualdad
y a la feminidad.

A las profesionales y aficionadas,
a las amantes y mal amadas,
a los cuerpos robados y besos vendidos,
a las noches en vela y a la luna fecunda.
A la mujer mutilada en derechos
y recortada en amores.

Mientras el Hombre juegue
a comprobar si el mundo se tambalea
¡descansen!

Hélène Laurent (Lille, Francia)

88x31 2

A ti, a mí

A ti, que me perdiste,
a mi, que te perdí.
A ti, que desoíste
los halagos que te di.

A ese ser que me amo
tan intensamente
que poco a poco destruyo
el interior de mi mente.

Por ti, dibuje caminos
en el aire peregrino,
base mis cimientos
en cuentos de niños,

creí en el alma
a la mía unida
creí en la calma
que daba sentido a mi vida.

A ti, que eras un brillo
de luz de mañana
limpio y mortecino
que entraba por mi ventana,

a ti, que me has hundido.
A ti que no eres consciente
de lo que me has herido,
tan amargamente.

Fuiste el regocijo
de tener un proyecto,
de tener un hijo
que nunca tuvimos.

Útero donde geste mi sueño,
sueño ñoño,
toxico ensueño,
de niño pequeño.

En ti se gesto la enfermedad
que me pudre por dentro,
en ti supe la gravedad
en la que hoy me inmerso.

Y me abandonaste
a mi suerte
sin importarte
el peligro de muerte.

A ti, que me dejaste sola
sin mas fuerza que la mía,
sin mas boca que mi boca,
con la cama fría.

Sin mas fuerzas que las mías
me di cuenta
que tampoco necesitaba compañía,
para vivir una vida completa.

Entonces cabalgue,
y sigo cabalgando
para encontrar un aliento
que me llene por dentro.

Me adentre en una selva desértica,
en una confusa verdad,
en una calma histérica,
en una profunda soledad,

He salido en mitad de la tormenta
a buscar mis herramientas
para encontrar
los restos de mi vestimenta.

Busco a través de personas,
de caricias insignificantes,
a través de mis neuronas,
a través de toda mi sangre.

Busco el dolor,
el que sentí
aquella tarde de calor,
cuando me despedí.

Añoro la persona que era
cuando yo “era” contigo
y no digo “estaba” por una razón mera
si te soy sincera,

al unir mi alma,
yo ya no estaba,
sino que vivía
al alba,
cuando despertabas.

A ti, que me robaste
ese trozo de mi
que me costo tanto regalarte.
A mi, que muy pronto me di.

Fanny Palao Villar. “ticita de plata”,  (Enniskillen, Irlanda)

Mar

Mar R

 

MAR

SOLO

Con mi soledad
Aburrido del suelo tan cercano
Tan duro y polvoriento
De pisadas mil veces repetidas
Me dirijo hacia el mar

Llego a una playa limpia y solitaria
Pequeña y luminosa
Con chillonas gaviotas
Que juegan en la arena con las olas

DESNUDO

Me empiezo a desnudar
De mis ropas manchadas, sudorosas
De mi mente agobiada
De prisas y trabajos
De saludos vacíos
De músicas, de ruidos
De miles de miradas
De ojos fríos, ausentes
De palabras mezcladas
De murmullos
De gentes

Corito ante las olas
Me veo liberado
Sin embargo, percibo
Un temor infundado
Un antiguo pudor
Cierto extraño recato

Me estremece la brisa
Que juega en mis rincones atrevida
Siento un escalofrío
Por un momento añoro
Las ropas sudorosas
Que hace poco he dejado
Pero todo lo olvido
Cuando noto que el sol
Con sus rayos dorados
Va tejiendo en mi piel
Una blusa invisible
De seda transparente y vaporosa
Que en dulce calidez
Me calienta y arropa

LA VOZ DEL MAR

Oigo la voz del mar
Que me llama insistente
Olas que van muriendo
En suave espuma blanca
Cosquillean mis pies
Con sus dedos de arena

Me rindo a sus caricias, indolente

El mar,
Con invisible lazo
Lentamente me atrae
Avanzo entre dos aguas de puntillas
Me recoge en sus brazos
En vaivén de ballet
Como el más tierno amante

LIBRE

Onírico momento,
Me entrego, al fin.

Ingrávido, flotando
Como albatros en vuelo
Bailando entre tormentas
Me siento leve pluma
Llevada por el viento
Soy otro, diferente
Mecido en la blandura de aguas tibias
De placenta sin bordes, sin medidas
Corazón transparente que susurra
Levísimos latidos
Libertad
Placer
Sueños
Acogida infinita

PERDIDO

Desnudo, tan liviano,
¿Soy otro?
¿Igual, o diferente?
Se va desdibujando
En la gris lejanía,
Casi olvidado
El sucio polvo
El suelo duro
El sudor pegajoso
El ambiente cargado
El aire maloliente

¡Vuelvo a mí ser, el agua!
Que me sigue llamando
Yo me dejo llevar
Con los ojos cerrados
Perdido, al fin
Sin puntos cardinales

SUEÑO

Conciencia diluida
Del lugar y del tiempo
Pensamientos licuados
Escapan de mi mente sin compuertas
Llega el sueño de suaves violines
Abisales silencios
Erráticos fantasmas
De peces con destellos
Y flases de colores
Inmóvil lecho de cristal oscuro
Eterno y frío
Bello
Aleph de radiaciones
Hologramas con formas intrigantes
Nebulosas de esbeltas caracolas
Repetidas en números dorados
Océanos de flores
Con delirantes olas
Cabalgadas por peces voladores
Arpas de gigantescos calamares
Contrabajos de luna
Ballenas de bordones
Resoplidos de grandes leviatanes
En tubas y trombones
Como lejanos truenos
Anémonas danzando con payasos
El vals de los delfines
Al hipnótico canto
De divinas sirenas

 

Ramón Fernández (Valladolid, Madrid)

 http://palabraypoesiarfdez.wordpress.com/

 

EVA

He mordido la manzana más sabrosa,
Esa que llevabas en tus manos desde el día en que naciste.
El pecado en la lengua nunca fue más dulce,
Más jugoso, viperino.
El veneno es ambrosía deliciosa,
Y no lo soltaré por nada del mundo,
Porque el veneno no envenena.
El pecado en la frente, sin opción,
Hay que abrazarlo y no dejarlo ir,
Hacerlo esencia, que nunca se marchite.
Los colmillos clavados en tu fruta,
Se abren paso, como brocas, al infierno,
Cálido, nunca a oscuras.
El cielo no podría ser mejor.
Envueltos en sábanas de aliento y sacrificio,
Del primero al último de los días,
Llevamos la fruta hundida en nuestro pecho,
Grabada a fuego, cual piezas de ganado,
Y es mejor saborearla, disfrutarla,
Antes de que su brillo se pierda,
Antes de que se torne podrida.


Pedro Tarantino ( Ciudad Real)
elescarabajodormilon.wordpress.com

“Como rasgar el aire”

Sentirte es como rasgar el aire
Acariciar el viento
Hacer crujir las notas
Descubrir lamentos en la noche
Quejidos en la oscuridad
Belleza de vibración insondable
Batir de alas
Cascadas de soles y bemoles
A veces ruges como el león hambriento
Luego, el suave gemido de una gacela
La risa alegre de un niño
El correr del tiempo en una esquina
Notas en crescendo
Ritmo, melodía, arpegios
Terminando dulcemente en cascada de luz

Eva García Madueño (Málaga)

http://cuarzorosa25blog.wordpress.com/

Bruja Roja

Si este poema te inspira una ilustración (propia)
 envíanos un correo electrónico:
lapoesianomuerde@gmail.com
 y el conjunto se reblogueará.
 

Bruja roja

que abates tus alas

de seda y rubí,

seduce mis ojos y envuelveme

en tu boca de figura púrpura.

 

Hechicera,

pubis, lecho en espera,

 

Arcano,

fantasma de la noche,

alquimia de sexos que se

presienten y desean,

mentes que se penetran fundiéndose

al sublime encuentro de abstinencias…

 

 

José Luis Alcalde Soberanes (México)

Geometrías

Geometrias, Juan López de Ael

Juan López de Ael (Vitoria-Gasteiz)

De una red oxidada

yo he visto prisionera

una perla solitaria.

¡Un fulgor en llanto!

 

Era pequeña luna grávida

entre tanzas de amenaza,

palpable ilusión trastornada,

un aliento roto, mancillado.

 

¡Qué mala suerte la tuya,

desafinada gema perdida!

Mal sino, gran dolor, entre

tanta macabra geometría.

 

Sobre una red, olvidada,

llorando su desamparo,

veo luz que amor vivió.

 

A. Puy (Granada)

http://alpuymuz.wordpress.com

Estadísticas

EstadisticaDos tercios de las tripas de una niña de seis años
aparecieron esparcidas
entre las bolsas de basura que recogía
en un vertedero de Bogotá.

Ocho de cada diez partes de la piel
de un trabajador del turno de noche del taller textil
que ardió en llamas en el centro de Delhi
quedaron calcinadas
tras el incendio.

El noventa por ciento del labio superior
del joven que abandonó Rabat para cruzar el Estrecho a nado
se tornaron de color morado tras ahogarse en el mar.

Varones de entre treinta y cinco y setenta años
de más de cinco nacionalidades distintas
sabrían decir el color de las bragas que llevaba
aquella niña de Bangkok
la noche que fue degollada.

Entre cuatro y seis cajas de cartón protegían
a la anciana que murió congelada
en una calle de Moscú.

Se considera estadísticamente despreciable
el número de personas que advirtió este mismo suceso
en una avenida de Washington.

El hombre ahorcado en su piso de Madrid
se asfixió
de media
ciento treinta y cinco minutos antes
de que llamase a la puerta
el secretario judicial.

En el noventa y nueve
coma nueve
por ciento
de los casos
las autopsias
revelaron
restos de Big Mac en el estómago.

Iván Rafael (Madrid)

http://vozdetiza.wordpress.com/2014/01/09/estadisticas/

Y NO ES VERDAD

-foto-obrera

Aben Zegrí, estoy atónito en este mundo

que zahiere mi alma y la rapta

y a mi conciencia la zarandea violento.

Creí tener sujeta en mis alforjas

mala capacidad de asombro y sorpresa.

Y no es verdad. Resulta ahora que hay

mecanismos sin solidaridad perversos

trabando gargantas nobles y manos buenas.

Sucede que la política, muy señora,

ha encarecido el pan

y racionado los jornales.

Ya verás, Aben Zegrí, como los listos

darán puntuales explicaciones vanas.

A lo menos eso será seguro. Pero así

no se resuelve nada: hambres hay

tocando aldabas en puertas

de casas sin trabajo y febriles.

Un sueldo y un trabajo para cada hombre

es solamente un mito porque se incumple.

No es verdad, Aben Zegrí,

que el hombre quiera entender al hombre

ni que lo tenga por hermano.

Y no es verdad, no es verdad,

que tengamos más alma que el lobo.

 

A.Pu (Granada)

http://alpuymuz.wordpress.com

88x31 2

Pájaro

Me perdonaréis pero estoy emocionadísima. He recibido por sorpresa un correo de un amigo (francés) que decidió poner voz e ilustrar uno de mis poemas…

Antoine Sénéchal

 

http://www.ivoox.com/pajaro_md_2581304_1.mp3%20_blank%20rel=nofollowhttp://www.ivoox.com/pajaro_md_2581304_1.mp3“

Jaula Abierta

el pájaro no se lanza

un simple cosquilleo de viento

entre sus plumas

ya sabe a libertad.

 

Voz y fotografía: Antoine Sénéchal

Poema: Hélène Laurent

88x31 2