Con la puerta abierta

Desfilan las vidas

al otro lado

de la ventana.

El alboroto

se hace eco

del silencio

que retumba

en las cuatro paredes

de mi habitación.

Sigo esperando

que una pizca de osadía

tenga la valentía de oprimir la prudencia.

Miedo. Tengo miedo.

Miedo a la nada,

a perder la sombra

que me mantiene oculta.

Y sigo esperando,

pasiva y contemplativa

poder dejar de ser

una presa

con la puerta abierta.


Imagen: Hélène Laurent (Lille, Francia)

https://www.facebook.com/HeleneLaurentPoesia/

https://twitter.com/HLaurentPoesia


Ballesta (Poema busca imagen)

A Diana Ballesteros

Acá, mis manos,
a veces dialogan con tus manos
y establecen un lazo de palabras dichas
que no requieren interpretación.

Como un propio y
catastrófico lenguaje perfeccionado
con el paso
del tiempo.

Mis manos te hablan a través del silencio
de arañones,
de caricias,
de pellizcos
a través de la melancolía.

Te conservo dentro,
muy dentro,
en la memoria
de la punta de mis dedos.

El tacto con tu cuerpo
envuelto en una terrible y sucia
sábana de lamentos.

Aquí te tengo,
en la punta de la lengua en forma de dulce
en los labios,
en el cigarro,
te llevo hasta por debajo de las uñas,
de mi piel,
te expulso tan sólo
para volver a absorberte
con un fuego purificador y colérico.

Te llevo en la garganta,
en forma de palabras no dichas,
encrispadas,
en un solo y lamentable
nudo seco y carraspero.

 

Te necesito,
mon amour,
mon chéri,
Ballesta mía,
te necesito para romper con este
ensordecedor silencio.

Para quebrar el cristal
de esta infernal barrera,
entre tu cuerpo
y mi cuerpo.


Alejandro Cruz  (Ciudad de México)


Poema busca imagen (propia y apropiada)

lapoesianomuerde@gmail.com

(Con nombre, apellido, ciudad y enlace)


Acceso a las imágenes que aún buscan poemas

Acceso a los poemas que aún buscan imagen

Locura.

“A Diana Cervantes, por supuesto”

Has experimentado la locura? Yo sí, de esa socialmente aceptada llamada amor.
Lo he dado todo por una mujer, lo di todo hasta quedarme pobre; pero no hablo de finanzas sino de sentimentalismo.
La he amado hasta que mi cordura expiró y entonces, comencé a amarle con locura.
A amarla en todas sus vertientes: enojada, histérica, impulsiva, excitada, triste, confundida; he amado todas sus facetas, aun las que me dañaban, aun cuando me destruía más de lo que me curaba.

La he amado de la única manera en que debería amarse; sin razón y sin motivo.
Porque si fuese una decisión no sería amor.
Porque he desgarrado las vestiduras de las nubes y he bebido whisky en su nombre.

La he amado y sigo amándola; porque no expira, no pasa. No es fiebre ni una gripe cualquiera; es esa locura socialmente aceptada llamada amor.

Y me muero de ganas porque vuelva, porque me acaricie el rostro y me deje preguntarle: ¿por qué has tardado tanto?
Porque me siento a morir sin ella, porque respiro en la esperanza de que un día vuelva, y si no vuelve, al menos este parece ser un buen sitio para sentarse a esperar.


Poema: Alejandro Cruz. (Ciudad de México.)

Twitter: @Aleksiete


Poema busca imagen (propia y apropiada)

lapoesianomuerde@gmail.com

(Con nombre, apellido, ciudad y enlace)

LAS LÍNEAS PLATA

Me adentré en las plantas del desgarro
La lira no suena
La voz se está apagando mientras ilumino tus versos
Me di de bruces con la idea del nido
Un coral se destiñe
Prendaste cipreses en las líneas plata de mis cabellos
Me encontré con que no hubo consuelo
Ni poro sin mancha
Ni cautela posible en el alboroto de tus brazos inciertos

 Carmen Teijeiro  (Barcelona)

*Estamos de vacaciones, los correos electrónicos se atenderán a la vuelta (Disculpen las molestias) *