Bicitauro

Para que un jovencito ande en bici
tiene que empezar en la orilla de la playa
y sin mirar pa atrá, pedalear hacia el fondo marino.
Si se ahoga es porque se le pinchó la cámara y no pudo flotar.
Y en ese instante le saldrán escamas en sus brazos
piernas y rostro.
Haciéndose un pez cazador de amores imaginarios
encontrando hoyos negros debajo del mar.
La bicicleta se pegará al cuerpo
convirtiéndose
en un bicitauro marino que nada hacia el centro del universo.
Siendo dueño de las luces que irradian los corales
el bicitauro luchará contra grandes bestias
y temibles animales para dejar su vida por su amada prisionada.Al librarla llevará su sirena al hombro
para pedaletear
hacia las estrellas de mar que caen fugazmente
perdiéndose en los matorrales de la flora marina.

Ernesto Antihual , Eranti ( Santiago, Chile)
Febrero 2013

www.loquevaserluz.wordpress.com

Haditas que viven el la tierra

Haditas que viven en la tierra
y contaminan de risas
los caminitos de piedras.
Te rozan con mucho mimo
te sonríen con ternura
y todas sus travesuras
suenan a rumba con ritmo.
Princesas de risas, haditas
haditas sin alas, que vuelan,
con sus piecitos en el suelo
con sus sonrisas del cielo.
Gema Albornoz (Aguilar de la Frontera)

INSOMNIO

 

Esta noche no puedo dormir,

Como tampoco pude dormir la noche anterior,

Y la anterior a esta,

El silencio retumbaba en mis oídos como martillos sobre el yunque,

Hasta el latido de mi corazón es ensordecedor,

Que alguien lo acalle,

Que alguien se apiade de mí y lo asesine y así me deje dormir,

¿Es tanto pedir, cerrar los ojos por unas horas?

Solo unas horas,

No quiero dormir para siempre, solo mientras dura la noche,

 

La falta de sueño hace desvariar la mente,

Diría que estoy loco,

Si no supiera que no estoy cuerdo,

Tengo un libro al lado de mi cama,

Lo he leído las suficientes veces como para saberme el final y el comienzo mejor que las líneas de mi mano,

Necesito Valium o diazepam,

Pero la farmacia no la vende sin receta,

Y en mi receta no está,

¿Acaso pretenden decirme que quiero asesinarme?

Lo del otro día fue solo una travesura,

O quizás un accidente,

(Digo asesinarme porque suicidio me suena tan disfrazado),

 

Mi mirada se conoce cada resquicio del techo,

Cada grieta de la pared,

Ha hecho mil combinaciones con las grietas y los puntitos que se pueden ver (son caga de mosca)

He dibujado mil figuras en la pared, otras en la puerta hasta en el piso que alcanzo a ver,

He combinado cada imagen de mis recuerdos,

Cree seres más fantásticos que la mismísima locura del quijote,

¿Por cierto ya les dije que no estoy loco?

Solamente no estoy cuerdo,

 

En silencio conté los tic tac del reloj,

Los ordene al revés,

Les di nombres,

Pero los olvide por prestar atención a los latidos del corazón,

 

Mis ojos te han descubierto dando vueltas,

¿Cómo es que no te vi antes?

Eres silenciosa como el viento,

Te veo caminar pero aun así me pregunto si tus pies tocan el suelo,

Es tal tu silencio,

Tus ojos no llevan las marcas de quien no duerme,

Quiero odiarte por ello,

O al menos envidiarte,

Pero la verdad no puedo,

Porque antes de sentir algo me duermo.

 

Carlos Quisiyupanqui Ascate (Trujillo, Perú)

http://carlosfqa.wordpress.com/

No estás ( Poema encontró imagen)

Salvapantallas, Luis Hernández Blanco

Salvapantallas, Luis Hernández Blanco)

 

No estás desde hace tiempo

Aunque te vea tan cerca

Tus ojos, ¡hace tanto

Que miran hacia adentro!

Buscan colores nuevos

Me ven en blanco y negro

No miro  últimamente

Las niñas de tus ojos

Por miedo a no encontrar

En ellas mi reflejo

Se marchó el esplendor

De la yerba ahora seca

¿Volverá la frescura a las verdes praderas

Con el sol y la lluvia, en esta primavera?

 

Poema: Ramón Fernández  (Valladolid)  http://palabraypoesiarfdez.wordpress.com/

Imagen: Luis Hernández Blanco (Valladolid) http://www.deshuesado.wordpress.com

Aún me debes…

Aún me debes, tiempo,
un puñado de años desiertos.
Por qué anhelo acabarme de mi,
todo el aliento?
Yo no creo en nada
que sea cierto.

Aún me debo a mi mismo
algunos días, para ver el espejo
y decirme cosas que no entiendo,
reírme de lo que no pasa
y, ser! vivir!: caminar como los ciegos.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

LIMOSNAS (Poema encontró ilustración)

Mujer mariposa espera,  de Camile Squella. Propuesta por Vivianne Schnitzer

Mujer mariposa espera, de Camile Squella. Propuesta por Vivianne Schnitzer

Cae una moneda de la mano,

Suena el golpe de la misma con la lata,

El sonido parece tener un eco que no acaba,

Es como el mal sabor de un beso amargo,

 

Cae una moneda más,

Puede verse como cae sin prisa de la mano,

Se deslizo de la mano como la caricia que se da.

Una caricia sin amor,

Sin un sentir real,

 

Una más cae de la mano,

La acompaña una mirada desinteresada,

Despreocupada,

Sabe que es sinónimo de pan,

Pero el pan no lo es todo,

 

Varias monedas han caído,

La lata casi llena se torna pesada,

La mirada clavada en ella sigue viéndola vacía,

De pronto pasa mendigo,

Mira la lata casi llena mira el pan que lleva en la mano,

Lo parte en dos y lo comparte,

 

Por primera vez el dueño de la lata la siente llena,

Se pone de pie y camina atesorando su pedazo de pan,

Ya no es un mendigo,

Ahora es un hombre humano.

 

Poema: Carlos Fred Quisiyupanqui Ascate  (Trujillo Perú)
http://carlosfqa.wordpress.com/

Imagen: Camile Squela, Propuesta por Vivianne Schnitzer

 

El PEDESTAL DE DIOS (Poema encontró ilustración)

Desmoral

Desmoral

Y es en los sueños en donde el hombre busca,

Y en la tierra en donde araña el suelo para hallarlos,

Pero es en el alma en donde encuentra lo que anhela;

El alma del hombre

Es tierra de dioses,

Es suelo de guerras,

De guerras…,

La tierra ha bebido de la sangre derramada en ellas,

Hasta quedar asqueada de la misma,

Ha bebido tanto que la ha vomitado,

Bebió forzada por el hombre mismo,

No hay sitio en su ser capaz de beber una gota más,

Se encuentra embriagada de ella,

Sus carrillos se encuentran reventando de carne de cadáveres,

Pero Dios ama al hombre,

Y la Tierra que no es más que el pedestal de sus pies,

Este clama de dolor a su creador,

Renuncia a ser el seno que alberga a su verdugo,

Pero Dios ha olvidado en donde posa sus pies.


Poema: Carlos Quisiyupanqui Ascate (Trujillo,  Perú ) http://carlosfqa.wordpress.com/

Imagen: Desmoral (Barcelona)http://juliamoral.com/

FIGURA DEL ENSALMO Y LA INSPIRACIÓN (en el Jardín de los Adarves o de los poetas)

Alfredo Puy

Alfredo Puy

 

Aquí pudieron

los inmortales dioses helénicos

fijar diván suculento, su gran balcón de paz,

cuando escapaban de sus templos

y se daban a lo humano.

 

Aquí acaso

acordaron las musas creadoras

fijar el empíreo de las fuentes y del agua

lustral, imaginada como perlas,

cuando lucían su cuerpo.

 

 

Aquí perviven

todas las promesas ubérrimas

cuando claras brotan del espíritu del cosmos,

para ser vertidas a las potencias

en voz de pétalo y espina.

 

Aquí ya pueden

los poetas recibir el milagro

de ver tocadas sus sienes por el aliento largo

y balsámico del coro de Apolo,

su manos y gentil lira.

 

 

Como que aquí mora la flor,

el ensalmo y la inspiración

muy sujetas libres con maña.

 

Alfredo Puy (Granada/ La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

 

Alfredo Puy

Alfredo Puy

Alfredo Puy

Alfredo Puy

LAS MOIRAS

He cometido el más atroz de todos los pecados,

El más terrible,

El único que nadie jamás perdona,

Sufro a sabiendas de ello,

Sé que he de sufrir por mi falta,

¿Pero cómo acallo este sentir?

Si siempre me digo que hay mil razones para decir adiós,

Pero sólo una basta para cambiarlo todo,

Me despierto y miro por la ventana opaca,

Sólo una luz tenue y un calor infernal pasan por ella,

Pero no veo nada de lo que está al otro lado,

¿Pero quién necesita ver?

¿Quién lo necesita? si todos los sentidos se convierten en uno

Y en esa fusión prohibida se amasa un final,

La esperanza se aferra a un hilo,

Más fino que un cabello,

Más frágil que un pedazo de cristal,

Sé que he pecado,

Pero aunque dijese adiós un millón de veces más,

Siempre me bastara una simple razón para no partir.

Carlos Fred Quisiyupanqui Ascate ( Trujillo – Perú)

http://carlosfqa.wordpress.com

PARA SER HOMBRE

Salvador Guillén Etayo

Salvador Guillén Etayo

 

Es necesario que el hombre

viva a veces en taparrabos.

Es provechoso en ocasiones

que se funda con la naturaleza.

Es útil que viva a ratos

el cielo raso de las estrellas.

Es conveniente que recorra el sendero

que conduce a las fuentes.

 

Es preciso que se cobije  ocasionalmente

a la sombra del magnolio y de la higuera.

Es oportuno que cubra travesías

inciertas entre guijarros y polvaredas,

que conozca la excitación del fuego

y la serena grandeza de la rosa,

y del esfuerzo cuando logra

desde trabajo honrado alimento.

 

Es aconsejable que el hombre sepa

del regalo de la palabra cumplida.

Que se interese por el descompuesto

orden de las cosas en su presencia.

Es inevitable que el hombre

descubra el bien de la belleza

y, determinante,

que acceda al valor de un poema.

 

Es urgente que el hombre,

si de verdad quiere ser hombre,

en sus amores actos sea un gigante

y enteramente niño cuando siente.

 

Poema: Alfredo Puy (Granada/ La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

 

Ilustración: Salvador Guillén Etayo (Logroño)

http://www.mentalparadise.wordpress.com

Salvador Guillén Etayo

Salvador Guillén Etayo

JUEGOS DE NIÑOS

 

Qué extraño es,

Verte pero no mirarte,

Oírte sin escucharte,

Ver las huellas que dejas en el suelo o sentir tu perfume que vuela en el aire,

Y fingir que no sé que estás ahí,

 

A diario observo el polvo del camino,

No veo tus pisadas pero las observo escondidas en el mismo,

Veo como se mueven las ramas de los arboles cuando pasas entre ellos,

Y sobre todo como siento cada latido tuyo golpear en sincronía con los míos,

 

Te veo ocultar tu cabeza tras una pequeña brizna,

Y yo finjo que no te veo,

Que no puedo ver ni sentir tu ser,

Quiero dibujar una sonrisa en mi rostro,

Pero no puedo formar un atisbo de tristeza,

 

Juegas a que te escondes,

Juego a que no te veo.

 

Carlos Fred Quisiyupanqui Ascate, ( Trujillo – Perú)

http://carlosfqa.wordpress.com

SUPERACIÓN

 

Cuando el mundo se torne espina

y la vida se vuelva caña

no te empecines en el intento vano

que inquieta y desgasta. Mejor

levanta distancia, busca campo,

anda su suelo, levanta la mirada

al cielo y huele su voz mojada.

Crecerá tu espíritu entonces,

se aquietará la carne, se asedará

el espíritu y se dibujará

una proporción nueva. El sosiego

te llevará de nuevo a la vida,

como un beso estremecido,

como un máximo cuando se gana.

 

Alfredo Puy (Granada/La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

88x31 2

 

 

Perdona

José Alcalde, Abdicación, gráfica digital, 2014

José Alcalde, Abdicación, gráfica digital, 2014

Perdona que aún respire
Perdóname que el aire
Llene aún mis pulmones condenados
Por haber respirado
Doloso y ciego aliento de pecado

Perdona que mis ojos
Puedan seguir mirando
Perdona que mis cuencas aún no alberguen
Con la tierra raíces y gusanos
Porque un día miraron
Con deseo los frutos prohibidos
De vallados ajenos profanados
Por lujuriosos ojos encendidos

Perdona que el latido
Tenaz y testarudo
De mi corazón siga
Marcando con descaro
El pulso de mi vida
Después de haber sentido
Con pasión culpa y miedo
Cercano otro latido
Para mí prohibido

Perdona que a mis huesos
Los cubra todavía
La carne del pecado
Y fluya por mis venas
La savia de la vida
Después de haber hollado
Con medrosas caricias
Suaves pieles vedadas

Perdona pues que viva

Perdona que respire

Perdona la osadía
De que mis ojos vean
De que mis ojos miren

Perdona que mis manos
Estrechen a las tuyas

Perdona finalmente
El gran atrevimiento
De que mi corazón
Lata tímidamente
Pidiéndote perdón

Ramón Fernández (Valladolid)

 http://palabraypoesiarfdez.wordpress.com/

Poema encontró ilustración gracias a José Luis Alcalde Soberanés (México)

88x31 2

Con tu aliento

Siento como golpeas mi cara con tu aliento.
Húmedo, violento, recién descubierto.
Los músculos de mi quijada, pesados y lentos
jalan lo último del cigarro, y duerme el cuerpo.

A esta noche le falta sal en la lengua,
le falta el soplo de juventud inquieta.
No faltan recuerdos, ni sobran memorias abiertas.
Todo es algo que cae, como costras de la conciencia.

Viviré, siempre colgado de alguna razón,
y siento como si le hubiera entrado luz al corazón,
como una llave abierta, agua de la luz,
tierra de luz, piel de la luz, apagón.

Que sea un lago, un puño de arena,
una cicatriz liquida, reciente y tierna.
Que sea, fácilmente, la vida como uno espera
para morirla de golpe como vez primera.

Uno siempre sabe, adivina el momento.
Pareciera que esto de vivir sin saberlo
fuera solo como ir en un juego
donde uno despierta para dormir de nuevo.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

Rompe mil lunas en tu almohada

José Alcalde, No hay más , ensamblaje

José Luis Alcalde, No hay más , ensamblaje

Rompe mil lunas en tu almohada

Camufla de sueños tu triste mirada

Alzate al mundo, niña angelada

Y grita con fé…la tierra vive callada.

No llores más.

No, no llores mas.

Asomate al balcón de tu pecho

Que anega el volcán de mi alma

Y párteme en dos el silencio

Que quiebre en cautela mi llama.

Y no llores más

No llores más, gitana,

Que apaga la estrella su brillo

Celosa de lagrimas claras.

Ven hasta aquí

Donde mora mi sangre artesana

Y deja que así

Moldee con gracia tu cara.

Yo la llenaré de tus bondades

Como siempre eternidades

Que en el cielo dejen huella.

Yo no negaré que esas verdades

Que en los ojos son reales

En la arena son mi estela.

Y no lloraras…
Ya no lloraras más.

Pues yo buscaré

Entre mi barro la mejor flor

Pretendiendo tu sonrisa mora

Teñida de desierto y miel

Camuflada de azafrán y rosas

Y licor de fresas cada amanecer.

Cada amanecer…

Cada amanecer se volcará en tu piel.

 

José Carlos Sánchez Montero (Fuenlabrada, Madrid)

www.escriviviendo.com

Ensamblaje : José Luis Alcade Soberanes (México)

Quiero quedarme sentada en tu luna

Luis Hernández Blanco, "Claro de tierra" o " A la luz de la tierra llena

Luis Hernández Blanco, “Claro de tierra” o ” A la luz de la tierra llena

 

Quiero quedarme
sentada en tu luna,
en los atardeceres
que cobijen abrazos,
en los universos
sembrados de fresas.

Inventarme tus manos
en lugares sin ruido,
instalarme en desiertos
donde la melancolía
me abrace con su tinta.

Quiero quedarme
sentada en tu sombra
abrir la puerta
a los brotes de la palabra
a la locura divina
a los volcanes subterráneos.

Siento de veras
que la mortalidad me llama
a los acantilados del silencio.

Poema: Copyright © Ana García Briones  ( Linares, Jaén)

Ilustración: Luis Hernández Blanco (Valladolid)  Claro de tierra o A la luz de la tierra llena (Arte digital: con los dedos).

http://www.deshuesado.wordpress.com

Mar

Mar R

 

MAR

SOLO

Con mi soledad
Aburrido del suelo tan cercano
Tan duro y polvoriento
De pisadas mil veces repetidas
Me dirijo hacia el mar

Llego a una playa limpia y solitaria
Pequeña y luminosa
Con chillonas gaviotas
Que juegan en la arena con las olas

DESNUDO

Me empiezo a desnudar
De mis ropas manchadas, sudorosas
De mi mente agobiada
De prisas y trabajos
De saludos vacíos
De músicas, de ruidos
De miles de miradas
De ojos fríos, ausentes
De palabras mezcladas
De murmullos
De gentes

Corito ante las olas
Me veo liberado
Sin embargo, percibo
Un temor infundado
Un antiguo pudor
Cierto extraño recato

Me estremece la brisa
Que juega en mis rincones atrevida
Siento un escalofrío
Por un momento añoro
Las ropas sudorosas
Que hace poco he dejado
Pero todo lo olvido
Cuando noto que el sol
Con sus rayos dorados
Va tejiendo en mi piel
Una blusa invisible
De seda transparente y vaporosa
Que en dulce calidez
Me calienta y arropa

LA VOZ DEL MAR

Oigo la voz del mar
Que me llama insistente
Olas que van muriendo
En suave espuma blanca
Cosquillean mis pies
Con sus dedos de arena

Me rindo a sus caricias, indolente

El mar,
Con invisible lazo
Lentamente me atrae
Avanzo entre dos aguas de puntillas
Me recoge en sus brazos
En vaivén de ballet
Como el más tierno amante

LIBRE

Onírico momento,
Me entrego, al fin.

Ingrávido, flotando
Como albatros en vuelo
Bailando entre tormentas
Me siento leve pluma
Llevada por el viento
Soy otro, diferente
Mecido en la blandura de aguas tibias
De placenta sin bordes, sin medidas
Corazón transparente que susurra
Levísimos latidos
Libertad
Placer
Sueños
Acogida infinita

PERDIDO

Desnudo, tan liviano,
¿Soy otro?
¿Igual, o diferente?
Se va desdibujando
En la gris lejanía,
Casi olvidado
El sucio polvo
El suelo duro
El sudor pegajoso
El ambiente cargado
El aire maloliente

¡Vuelvo a mí ser, el agua!
Que me sigue llamando
Yo me dejo llevar
Con los ojos cerrados
Perdido, al fin
Sin puntos cardinales

SUEÑO

Conciencia diluida
Del lugar y del tiempo
Pensamientos licuados
Escapan de mi mente sin compuertas
Llega el sueño de suaves violines
Abisales silencios
Erráticos fantasmas
De peces con destellos
Y flases de colores
Inmóvil lecho de cristal oscuro
Eterno y frío
Bello
Aleph de radiaciones
Hologramas con formas intrigantes
Nebulosas de esbeltas caracolas
Repetidas en números dorados
Océanos de flores
Con delirantes olas
Cabalgadas por peces voladores
Arpas de gigantescos calamares
Contrabajos de luna
Ballenas de bordones
Resoplidos de grandes leviatanes
En tubas y trombones
Como lejanos truenos
Anémonas danzando con payasos
El vals de los delfines
Al hipnótico canto
De divinas sirenas

 

Ramón Fernández (Valladolid, Madrid)

 http://palabraypoesiarfdez.wordpress.com/