No te das cuenta

No te das cuenta…

Que es mi palabra la que te quiere provocar,

Como brote de hierba, como ruido de río,

Como silencio envenenando el respirar.

No te das cuenta…

es mi piel la que azarosa te busca y no te nombra,

Es mi piel la que te reclama y muy poco mi sombra,

Que de nombrarte todavía se asombra.

No te das cuenta…

En las huellas del destino tú hiciste mi camino.

Y he buscado tu reflejo en todo espejo.

No te das cuenta…

Que eres tinta y pergamino fino.

Y soy mancha indeleble que a ti no quiere renunciar,

No te das cuenta…

Que entre  la bruma y la espuma,

Hay algo que se pierde.

No te das cuenta…

que llego a tu ventana,

y como flama mi palabra arde.

Ay amigo mío si mi noches fueran las tuyas,

sabrías que no te narro. .. no te cuento,

te sueño y me creo el cuento.

Sabrías que ya no te extraño 

Te invento y me invento.

No te  das cuenta…

que robas el canto a las amapolas,

No te das cuenta…

que soy absoluto de rojo en tu paleta.

No te das cuenta…

 que soy orilla de mar,

ola juguetona que te quiere salpicar, 

y  tu corazón es el mío al palpitar.

No te das cuenta…

que en alfabeto rojo he convertido tu historia,  

te paseo, te distraigo y provoco tu memoria. 

No te das cuenta…

que soy flecha al viento

que tu cuerpo y el mío quiere juntar 


Patricia Sabag (Reims, Francia)

Bastaría pronunciar tu nombre,

Bajito, bien quedito,

Bastaría que las constelaciones

Nos envuelvan en su azul.

para que la vida reaparezca

en esta ausencia loca,

Bastaría beber una gota de tu piel

para vestirme de ella,

Bastaría un susurro de esta higuera,

para  oír el murmullo de las algas

y mecerte en el fondo de mi alma.

Bastaría encontrar tus lágrimas en el mar,

para fundirme en tu risa de cascabel.

Bastaría contabilizar lo desconocido

para saber la magia de tus besos.


Paticia Sabag (Reims,Francia)


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Geografía del dolor

Si yo me olvidara de ti.

Que todo  a mi alrededor se vuelva tinieblas y estupor

y de los ríos brote azufre que mi rostro queme.

Que el tiempo no avance, que el respirar no exista.

y mis ojos sin luz del día se queden para siempre vendados.

Si me olvidara de ti,

Que el fango me recubra, que mi grito fisure el universo,

Y que no exista verso para llorar mi agonía

y en un cataclismo de tristeza se sumerja  toda mi alegría.

Si me olvidara del día que entre fuego conocí tu vida,

Que mis horas y mis minutos de confundan en tiempos sin medidas.

Que no exista primavera y que mil voces me condenen,

a vivir en un infiernos maldiciendo tu ausencia.

Insultando la esencia que construyó mi luz,

Si me olvidara de ti,

que mis segundos sean siglos de horror  entre ronces salvajes y 

amargue de gris toda mi vida,

Sí me olvidara de ti,

Que se borren todos mis mapas

Y se dibuje en mi alma el territorio del dolor.

Si me olvidara de ti que me rompa entre tormentos

Y que mis labios no pronuncien nunca más la palabra amor.


Patricia Sabag (Reims Francia)


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Parece que el olvido tiene formas…

Y porque el poeta dijo:

 “Fresca como la amapola del olvido es la boca que besa “

P. Celan

Parece que el olvido tiene formas,

parece que la memoria guarda su forma,

y que hay que olvidar para repetir

y repetir para olvidar

que el olvido tienta al tiempo,

y que yo no he tenido tiempo para el olvido,

que repitiéndome te siento y que sintiéndome

no he llegado hasta tu olvido.

Qué hemos olvidado, nosotros que hemos sido.

Cuál era el puente entre memoria y valor,

Y a qué diablo le confiamos el amor,

Si en verde quedó el recuerdo

de aquel que nunca fue viejo ni objeto de memoria

de aquello que vive allá donde yace lo vacío


Patricia Sabag (Reims, Francia)


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Cuando ella camina sola (Experiencia LPNM)

Cuando ella camina sola, Gema Albornoz

Ella me dijo que el mar era esa puerta,
Misteriosa entrada impregnada de fragmentos de vida,
ella aún escucha el crujido de las olas.
Le parece ver a un león herido arrancando de sus entrañas rayos carcomidos
de un sol envejecido y cubierto de soledad.
Ella corre quiere olvidar y sus piernas son
gigantes inmóviles devorando una tierra ocre y fría
Elle quiere escapar y en su corazón esconde un pájaro herido,
Un mundo sin sentido resbala en toboganes invisibles,
Frente al mar, ella habla con algo que se parece a sus sentimientos,
les quiere preguntar de qué color es el olvido,
Cómo hacen las flores que al marchitar no se les oye llorar,
Les quiere preguntar de dónde viene ese terrible alarido,
un grito envuelto de memoria y ahogado en el vacío,
Camina sola, se avanza, le habla…
No entiende sus signos, no comprende su idioma,
Piensa que quizás como ella hable la lengua,
de los pájaros, o bien, simplemente la de las orquídeas rojas.

 

Ella arranca de la espuma las lágrimas escondidas,
que una gaviota negra sembró en surcos de agua,
Ahora se mira, se teme es animal salvaje,
compuesto de espejos, calendarios, fatalidades y tiempo,
Se observa, reconoce su cabellera escarlata,
Y adivina en sus ojos un mar disfrazado de bosque,
que arranca a la tierra su último latido

 

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Patricia Sabag (Reims, Francia)

Imagen: Gema Albornoz(Aguilar de la frontera, Córdoba)

Pájaros borrachos (Experiencia LPNM)

Bernardo Arcos ÁlvarezPájaros borrachos de sol arrancándose las plumas…

nuestros gestos eran demasiado claros

o bien demasiado torpes y desteñidos,

para cargar con nuestras sombras,

Para barrer tanta pesadumbre y cargar con las alas de un ángel roto…

Tanto silencio fermentado

convertido en añicos de lo incompleto

Y entonces ahogados en la luz, las bocas cansadas de morder el sol y de arrancar los rayos de improbables estrellas muertas.

Oíamos esa voz lejana…. murmullo casi incierto de lluvias torrenciales,

de las palabras encerradas y de una nave que extraviaba la razón.

Voz de plumas y de papeles subiendo el infierno de la memoria.

Atreverse a amar, delirar en el laberinto del amor

y al amanecer arañar el nacimiento de un nuevo mundo

Como feroces combatientes desafiando un tiempo incierto.

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Bernardo Arcos Álvarez (Ciudad de México)

Poema: Patricia Sabag (Reims, Francia)