Somos la alegría perfumada…

Somos la alegría perfumada

por la boca del viento hablamos,

el murmullo del agua es tu risa,

somos una tarde de arena tibia,

un desierto misterioso en tu mirada,

somos la visión de  une aurora gris,

el abismo de los mares, las hojas secas de los bosques,

somos ropa desordenada, o mi  nevera que anuncia el fin del mundo,

somos el primitivo asombro el primer grito del miedo,

somos todo y nada fuera de nosotros,

por eso te recuerdo somos la alegría,

somos un poco la memoria de lo que no se olvida, el fuego que al frotar nace,

vendaval de tierra y de palmeras encorvadas,

vuelve mi recinto de soledad que sin ti estoy en el laberinto del tiempo

perdido.

te vas pajarito y sin embargo somos, te vas y no te veré mar profundo,

somos el huracán alocado que queriendo desbastar, purifica,

vuélve pronto mi tempestad, mi furia mi habibi de amor,

que sin ti soy una guerra acabada, vuélveme que me vuelvo pupila dolida,

nube deshecha sin gusto a sal.

Porque  soy  roca blanda con aroma a ti,

vuélveme porque somos una promesa en un cajón perdido,

y qué hago yo sin ti, mi manojo de alhleli,

si somos  tiempo de aguaceros en un norte azul,

vuelve mi sombra amiga, mi espera de ti,

mi manto verde en el cielo, mi malinche rojo, mi océano sin corazón.

Eclipse total de la razón, mi silencio de pirata que por cojear perdió a su loro,

somos un ángel que pasa, un fantasma asustado ante un jardín de rosas

y aquel lienzo blanco que teje la desolación

 

Patricia Sabag (Reims, Francia)

Imagen busca poema…

daniel-de-culla-3.jpg

Daniel de Culla (Madrid)

 

Imagen busca poema…

lapoesianomuerde@gmail.com (Con nombre, apellido, ciudad y enlace)

***Se ruega esperen a que el conjunto (imagen y poema) se publique en nuestro espacio para compartirlo con el fin de que el autor  de la imagen (al que se deberá hacer mención) esté sobre aviso. ¡Gracias !***

Déjame así…

Déjame así,

quietecita,

inmóvil,

obtusa.

No malgastes tu tiempo en comprender lo que pasa,

no llenes de preguntas vacías el espacio de nuestro encuentro,

no te lamentes por no escuchar palabra que pronuncien mis labios.

Confórmate con saber que en este instante,

que en este preciso momento,

soy yo misma,

regalándote el silencio.

 Daniela Narváez Burgos ( Cali – Colombia)

Imagen encontró poemas

IMG_7992

AVES DE SABIDURÍA LLENAS

Y mi Padre me dijo:

«anda hijo, mira hacia el cielo».

Y vi todas esas aves

unidas por catenarias

y sólo tres

volando libres.

Y mi Padre me preguntó:

«¿cuál de ellas te gustaría ser?»

«Todas, mi Padre»

-le contesté-.

«¿Cuál es la razón

de tu respuesta?»

«Quisiera poder volar libre

y regresar junto a mi familia

cuando la hora me llegue»

«De todos tus hermanos

siempre has sido tú

el más soñador.

Pero dime, hijo mío,

¿tendrás para hacer

lo que dices

el suficiente valor?»

 Marina López  (A Coruña)

https://enelhuecodelaescalera.wordpress.com/


Tordos en linea 

Son tordos negros

(No he visto ningún tordo blanco)

Descansando de un viaje de novios

De una de los suyos: torda y tordo.

Ahí se les ve a la pareja

Junto con el concejal de turno

Que ha oficiado su civil casamiento.

Estos tordos, cuando andan sueltos

Y en grupo

Parecen nubes y se salen al campo

Con otros tordos por el celo.

Todos están invitados

A entrar en las huertas

Y arrasar los guindales y cerezos

Las doradas manzanitas; los ciruelos.

Ellos se defienden, sobre todo

De las redadas del cazador

Que en una red les coge

Les mete en un talego

Y les tuerce las cabecitas

Como hacía el “Hombre del saco”

Para, en la bodega pelar

(Bodega de un nieto de ruin abuelo)

Y asar en la parrilla con fuego de sarmiento.

Un negro amor les ha traído

A esta línea del cable de la luz

En esa su postura pareciendo

Notas negras del pentagrama

Que representan un solo sonido

Y el sonido mismo que corresponde al tordo

Cayendo en nota

De que parecen, también

Tarjetas “black”, negras,  tendidas a secarse

Dando que hablar.

-Daniel de Culla (Madrid)


Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Imagen busca poema

Daniel de culla 2

Daniel de Culla (Madrid)

 

Imagen busca poema…

lapoesianomuerde@gmail.com (Con nombre, apellido, ciudad y enlace)

***Se ruega esperen a que el conjunto (imagen y poema) se publique en nuestro espacio para compartirlo con el fin de que el autor  de la imagen (al que se deberá hacer mención) esté sobre aviso. ¡Gracias !***

Tú mi beso con sabor a hierbabuena…

Tú mi beso con sabor a hierbabuena,

Tú mi movimiento en alta mar

tú mi historia con Alegría al despertar,

Mi salida de sol en la oscuridad,

mi círculo de amor más perfecto,

mi refugio en plena tempestad,

tienes el aroma de mi ritmo y 

la magia de convertirme en piel de rosa

que tu cuerpo toca y provoca,

por ti me olvido de toda romería 

y puedo recorrerte todo el día,

por ti no voy a encender velas,

por ti me enciendo yo. 

por ti inventaré un desierto 

donde yo sea arena que quema, 

viento que te desvele y agua fresca para tu sed, 

tu brújula en un mundo perdido,

tu lluvia de estrellas en mi espacio de amor. 

Sirena y dragón que vuela, 

poema con versos que te besen,

y que te digan con suspiros,

que mi amor se encuentra 

fuera y dentro de tus muros

a veces en los actos de tu vida,

y siempre que te robo el azul de tu mar

Patricia Sabag (Reims, Francia)

A la tarde (poema busca imagen)

Por el camino estrellado de sol…

De sol…  y del viento que araña…

Se retuerce sedienta la tierra,

y  pinta el frío sus siluetas

~

A la tarde vengo, con mis preguntas,

y me siento en silencio…

Me siento…

y soy aire,

soy piedra

soy silencio…

~

Por el camino estrellado de sol…

Curan los lodos la piel quemada,

Y sordamente… calmadamente…

La tarde murmura sus trinos

~

Sólo…

me siento y callo,

Y miro la mañana

que languidece,

y veo la tarde

que se enardece

~

Sólo…

mordisqueo mis anhelos…

Y me aparto de las sombras

que no me lleven a la noche,

que no me traigan tu recuerdo…

que no te extrañe otra vez.


Ginés Carrascoso (Teruel, Aragón ,España)
ginescarrascoso.wordpress.com

BLAKE, SHELLEY Y BYRON

Ay, mis ángeles satánicos

Blake, Shelley y Byron

Con quienes aprendí la gramática parda

Y las cuatro letras

Que os beneficiasteis

De viudas honradas

De doncellas vírgenes y bellas

Así como de caballeros

Que pasaron cerca de vuestra casa

Llevando vuestro papel y pluma

Y os piropeaban con la lengua.

¡Cómo os quiero, mis demonios¡

Tanto o más que a mí vosotros

Que adoráis a Satán

El querubín más guapo

Del Cielo

A quien queréis más que a vuestro culo

Pues siempre le sacáis  de paseo

Por vuestros viñedos

Y huertos hojosos.

Poco a poco, como amigo

Satán os daba besos con lengua

Y os iba diciendo:

Que un dios de venganza

Le arrojó del cielo

Marchando él para la guerra

Cual soldado raso

Mili troncho de la primera nobleza

Que la ira y la rabia le llevan.

A la hora de un camino

Cuando llegó a casa

De una de vuestras suegras

Dejó preñada a una de sus hijas

Y se llevó con él a la suegra

A tierra ajena

No sin antes dejar cantado

Después de regar flores y lirios:

Que él se rebeló contra un dios sátrapa

Felón tirano

Que quiso adueñarse de su cuerpo

Y de su espíritu

Marchando, feliz

En las ancas de una Burra

Llamada Filumena

Diciéndoles a los querubines

Sus hermanos:

-Quedaos con dios, querubines

Que este dios me destierra

Este vuestro dios que me dijo:

-Yo no te destierro, hijo

Que tu Anarquismo te lleva

Con él irás bien guardado

Como si conmigo fueras.

Este dios

Que no quiere ningún Paraíso

Que no desea más que la Tiranía

Y las crueles Guerras

Los tiros a la barriga

Y las puñaladas a las abortivas nenas.

Este dios

Que  ama a tiranos y manipuladores

De los deseos naturales

Como son la Lujuria y la Lascivia.

El me desterró junto con Adán y Eva

Y a la hora de un camino

Con una quijada de Asno

A Adán le di en la cabeza

Dejándole dormido

Y a Eva

Detrás de un matorral verde

Hice lo que quise de ella.

Cuando Adán despertó

Vestido de pastor le deshonré

Y le metí en la boca la lengua

Escribiendo en su paladar

Estas pocas letras:

“Toma, guisa esa tu cordera

Para cuando llegue el amo del Mundo

Esté preparada la cena”

Y Ja, ja, ja rieron las abejas

Saliendo y entrando

Una y otra vez

De sus colmenas.

         Daniel de Culla (Madrid)

Imagen busca poema

david-de-culla-1.jpg

Daniel de Culla (Madrid)

 

Imagen busca poema…

lapoesianomuerde@gmail.com (Con nombre, apellido, ciudad y enlace)

***Se ruega esperen a que el conjunto (imagen y poema) se publique en nuestro espacio para compartirlo con el fin de que el autor  de la imagen (al que se deberá hacer mención) esté sobre aviso. ¡Gracias !***

Escribir…

Patricia Sabag

Patricia Sabag

Escribir…

Para secar las lágrimas que 

No han tenido el tiempo de correr.

Para perderse en las palabras 

que  suenan a consolación,

Para perder entre las letras 

el sentido y la emoción.

Para mecerse entre el viento

oír el eco repitiendo somos tiempo. 

Escribir y sentir entre el pecho

otra vez ese vuelo de mariposas,

el murmullo silencioso del corazón

Patricia Sabag (Reims, Francia)

Imagen encontró poemas

Francisco Fernández Jiménez

Somos

Amor

Odio

Odio

Amor

En qué momento estamos

Cuando nos encontramos

Nos unimos sin poder separarnos

Nuestros cuerpos se funden

Con el fuego creado

Atmósfera de sangre

Sudor y lágrimas

Por el paisaje oteado

Saltan brasas de pasión

De lujuria y perversión

Por situación tan extraña

Tu cuerpo termina abrasado

Cuando lo acaricio… Lo calcino

Lo beso… Lo incendio

Lo penetro… Lo prendo

De puro fuego

Fallece carbonizado

No te ruborices

O prenderás más rápido

Ya estoy dentro

Casi hemos acabado.

No entrelaces tus piernas

No te sacrifiques

No merece la pena

Tu final está predestinado

Crees que llegaran a tiempo

Crees que vendrán

Que podrás tenerme sujeto

El tiempo necesario

No llores

Te lo ruego

Eso que haces

Puede matarme

Tus lágrimas son únicas

Capaces de congelar el fuego

De acabar con mi necesidad

Con mi deseo

No llores por favor

Vas a destrozarme

Lo que brota de tus ojos

No son lágrimas

Son manantiales

Luces y Sombras, O.R. (Madrid)

Ardiente pasión

Arde el fuego en nuestro interior.

Como brasas incandescentes,

nuestros cuerpos chisporrotean al tocarse.

Siento un aliento ardiente recorrer mi piel.

El suave roce de tus labios aliviando la quemazón

que me dejan tus besos.

Erizando el vello y mi sexo a la vez.

Eres el fuego fatuo que arde una calida noche de verano.

Eres el agua que lo apaga y apacigua mi sed.

Sed de ti, de amor, de sexo y de pasión.

Soy la incandescencia que abrasa tu interior,

que enardece tu cuerpo y estremece tu piel.

Sientes la llama que de mis dedos salen al rozar tus senos,

erizando tus pezones como capullos de rosas al florecer.

Consumiendo el fuego que arde en ti.

El cráter exhala vapor, que rebosa de tu monte de Venus

empapando mis labios como jugos de la fruta de la pasión.

Somos fuego.

Somos llama.

Somos brasas.

Que nacen del amor.

Antonio Caro Escobar (Villanueva de la Serena. Badajoz)


CANDELA MÍA

Sentí las llamas

creciendo en mí

con tal violencia

que pensé me destruirían.

Encerré el fuego que ardía

entre nosotros

-el miedo a la luz

me lo habían otorgado

noches oscuras

de whisky y serrín-.

Fue tu alma noble,

hecha de lumbre y jazmín,

la que acarició mi espalda

y me atrajo hacia sí.

Ahora,

descanso

en tus brasas,

purificándome.

Ahora…,

descanso

por fin.

 Marina López( A Coruña)

 https://enelhuecodelaescalera.wordpress.com/


 

Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

 

Imagen encontró (otro) poema

Francisco Fernández Jiménez

Ellas,

Son las estrías de tu cuerpo

en las profundas entrañas de tu ser
ese alma tuya que fluye
donde se esconde la luz
domeñando las  tormentas
de la vida
que te toco vivir.
Es la calma la que tu rostro refleja
Tus ojos el vacio del momento que vives
donde el dolor se entraña
Es la  luz que en tu camino se cruza
que no necesita cuidado
dejando que se diluya el miedo
como la arena entre tus dedos
cuando semejan tus arrugas
las dunas del desierto
las capas del árbol
que protegen su salvia
vida que en su interior
fluye.
Es la vida que prende en tu cuerpo
aun en tu mirada vacía
en tu mente callada
en tu cuerpo agotado
esas son tus estrías.
donde cada día la vida
regala momentos
Contemplando el mundo
recuperando tus fuerzas
en ese pilar que se arraiga
en tu ser
fortaleza tuya
tus arrugas y raíces
que se arraigan a la vida
como el árbol
a la Madre Tierra.
Marijose. (Madrid)

Las Flores del mal de Baudelaire

daniel de cullaDesde criatura, Baudelaire lloraba

Para que le calentara los pañales

Una mujer casada.

Letanías de Satán

Ella le cantaba

A semejanza de un perro

Que ladra al molino

Mientras le apalea el molinero.

Ya, de mayor

Miraba a la criada con  disimulo

Y, en un descuido

Él a ella le tocaba el culo.

Que por eso cantan

Unos sobrinos suyos:

“El diablo anda en Cantillana

Y el obispo en Brenes

Haciendo algunos desafueros

Y espantando a las pardalas

Para fines de sus amores”.

Más, como al Amor

Le pintan calvo

Una prostituta judía

Del Barrio latino

Torciéndole la vista

Le contagió la sífilis

Replicando él:

-La sífilis bueno

Yo a vos también

No viene bien, putón.

La examinó de verdad

Y, abandonándola, le dijo:

-Te dejo. Mucho quiero a la mulata

Y ella a mí también.

Como “Rey de los Poetas

Verdadero Dios”

Como le entronizara Rimbaud

Él le cantaba a Satán:

“Príncipe del exilio

Tú eres el único que se puede apiadar

De mi eterna desesperación

Mientras acomodaba su mano

A su picha

Pretendiendo el amor

De una doncella desposada

Con los miedos

De un querubín disfrazado

Oliendo a ajo.

-Daniel de Culla (Madrid)

 

Tengo que vivir…

Tengo que vivir, para decirle al tiempo que me miente,

Que puedo todavía correr y sentir.

Tengo que vivir como una arrebatada necesidad. 

Como el instinto que va a tu encuentro.

Como un ímpetu que no quiere ser hielo

Para contarme un cuento, soñar quimeras, 

pedazos de ilusión repartidos en leche de nube.

Tengo tiempo para desprender alegrías a los días y atrapar en cuajos el color de la esperanza.

Alargar mis días como estanques del verano.

Olvidar las noches y recordar que los jardines son reflejos perfumados, pétalos diminutos que entre rocío y calor dejan 

que vuele un blanco ruiseñor

 

Patricia Sabag (Reims, Francia)

Lo es difícil …

Le es difícil

ir al justo lugar.

 
Si hace mucho,

acude a la soberbia.

 
Si hace solo,

se refugia

en el puro goce sin lazo.

 

  Cecilia Elsa Collazo “EPIFÁNICAS”, Editorial Alción.

Te siento

Yo te siento habitar mi piel,

Te siento como una primera ansiedad,

fragmentos de ti en mí

invadiendo poco a poco.

Marea que ahoga y no tiene tregua 

barco encerrado en una ola clara y tempestuosa, 

un sueño que no duerme y araña mis sentidos, 

pegándose a mis huesos, resbalando en mis sentidos,

Y te siento venir como tintado de jazmín,

como pintado de alegría violenta,

estirando el día con tu olor a hierba fresca,

escribiendo mis páginas de una tinta nueva.

Veremos más allá del horizonte,

y en mis huellas estamparás tu memoria,

de mi trigo haremos la mejor harina,

Y de mi cielo un sol que nos sorprenda.

Volverás sin ruido como los cristales de la paciencia.

olvidando las sequías y la mala hora,

los rayos y truenos de nuestros propios miedos,

los secretos roídos son piedras de un tiempo perdido


Patricia Sabag (Reims, Francia)

La noche tomó por asalto…

La noche tomó por
asalto
el recinto de lo cotidiano.
Una revelación,
imprecisa,
inútil,
se enseñoreó en la oscuridad.
Hice trampa. Después
me cubrí la boca
y encendí la luz.

Marcelo Juan Valenti (Rosario, Argentina)

Usted está usted (Poema busca imagen)

Imagen encontró poemas

Hélène Laurent, Imagen sacada de "En la cola"

Hélène Laurent, Imagen sacada de “En la cola” Disponible gratuitamente en ISSUU https://issuu.com/lapoesianomuerde/docs/en_la_cola_issuu_pdf

El hombre en la prisión

de la libertad, mirando de soslayo

sobre los bits pisando;

cree avanzar en la razón, impura,

cicuta empantallada de píxeles sin fin,

y los caminos que saludan en O y 1,

repetidos, muertos, grises,

de raciocinio empachados

hacia el vacío virtual, que ahorca

el real infierno a base de ecuaciones

de robóticos finales.

Jacobo Ocaña (Málaga)

PERDIDO ENTRE ESPACIOS

¿Dónde están vuestras manos,

aquellas que me tocaban?

¿Dónde mi cuerpo,

modelado a vuestra imagen

y semejanza?

¿Dónde está la realidad

de mis articulaciones?

¿El material que me hacía

ser?

Ahora me movéis con ratones.

Me astilláis con teclas

y traslados.

Vago entre unos y ceros.

Soy ellos.

Me confunden vuestras mentes.

El 3D en vuestros ojos,

hechos software.

¿Dónde estáis vosotros?

Os habéis olvidado de este trozo de materia.

Os habéis olvidado de la esencia,

de la magia,

de este trozo de madera.

 Marina López (A Coruña)

 https://enelhuecodelaescalera.wordpress.com/


 

CONTIGO

Por qué te empeñas en caminar solo,

en avanzar sin nosotros a tu lado,

en no querer nuestra ayuda,

acaso, te hemos fallado…

Siempre hemos estado a tu lado,

nunca hemos abandonado,

nos pertenecemos,

estamos predestinados.

Iremos donde vayas,

caminaremos a tu lado,

avanzaremos juntos,

Nunca te dejaremos abandonado.

Somos…

Tus vivencias,

tus recuerdos,

tus acciones

tu pasado.

Somos tu experiencia.

Lo vivido,

Lo que vives,

lo que te espera…

Pasado.

Presente.

Futuro.

A veces,

somos cargas pesadas…

Otras,

escaleras aladas…

No te dejaremos,

te seguiremos donde vayas…

A tu lado,

estaremos agazapados,

si hace falta…

O nos mostraremos,

Si somos llamados…

Nunca abandonaremos.

Nunca caminarás solo

Somo partes de cuerpo

Somos los sentimientos de tu alma.

 

Luces y Sombras, O.R. (Madrid)

Gotas de silencio a través de tu silencio

Revuelco  mis cajones buscándote,

Revuelvo mis razones,  encuentro astillas de perdones.

Pedazos de un si, trocitos de a veces, trizas de tal vez.

migas de un no, añicos de un después, partículas de ojalá si,

fragmentos de si envueltos en no,

Busco en mis bosques y en mis ríos

tu eco, tu sombra…

Yo quería encontrar tu presencia

Quería decirte que los días son largos.

Ayer recogí  del pozo amargo un jarro  de silencio,

lo he guardado porque hablaba.

Ayer mis pupilas congelaron  el vacío,

lo he guardado porque era mío,

el mar era violento y frío.

Yo quería cuajar mis ilusiones,

recitarte el cuento del fruto de las emociones,

de vez en cuando decirte mis canciones.

El tiempo no parece darme tu sabor,

y está brisa que quema no tiene calor,

trato de curarme de ti.

Nada tiene ni tu gusto, ni tu color  miel,

ni el delicioso veneno de tu piel,

no hay sol en el que no pueda verte,

no hay gotas de mi alma que no te contengan,

ni pensamiento mío que no bañe en tu rocío.

Yo sé que no sabes llorar,

Yo sé que a ti te basta el mar,

Pero yo te quiero mi río

Porque tu música me hace respirar.

Sendero sin vías, entras en mis arterias.

Quizás por descuido te llegó mi olvido,

Quizás por descuido yo muero de frío.

Eras una llanura abierta, un métal sombrío.

Y  me pregunto

Cuál es el segundo que no está embarrado de tu vida.

Giro y doy vueltas, mi vértigo tiene todo del hastío,

Cuál es el minuto que no te invoque,

Giró y mi mareo tiene algo de sal y  desaliento,

Cuál es la hora en la que este profundo océano

te devuelva amor mío y se lleve mi pena

que ya ha perdido hasta su tiempo.

Que ya ha perdido en pedacitos de viento

mi fuerza entera y mi deseo de amar.

Vuelve tú, que te llevo en mi mar.

Vuelve tu mi esencia de azahar.

Que el tiempo no sabe esperar


Patricia Sabag (Reims, Francia)

Café (Poema encontró imagen)

antonio caro escobar

Sería  mejor si pudieras ser café.

Si pudiera sorberte, 

Olerte en el humo de un suave café 

Hacer visible el poema que un día te dediqué,

recordar cada centímetro de tu piel café,

Presentirte en mis pensamientos de por la mañana,

desearte por las tardes, provocarte ya de noche.

sutil aroma a café, oír que no eres bueno… 

que mi corazón se altera, que yo te tomo bien claro,

que eres un vicio exquisito y que tienes el color café.

Entre una taza y un chupito te lo recuerdo, 

Qué bonito sería volver a encontrarnos.

Que me hables más de ti, que me inventes un cuento.

que me enseñes tus fotos nuevas, esa en la que ya no estoy yo,

que entre humo me describas tu ciudad,

que me hables de tu después, 

Un sorbito, otro sorbito, ay ! Que rico que me huelas a café,

que me cuentes un poco lo que eras,

y lo que ha sido de aquella tarde de mayo cuando te vi partir.

Qué bonito que me veas y que adivines todo lo que no fui. 

Contarte que en las palabras no tengo fe. 

Encerrarme entre tus párpados, 

que te enredes entre el humo,

detenerme un poco entre tus labios,

abrazarte  y sentir que me hueles a café 


Poema:  Patricia Sabag, (Reims, Francia)

 

Imagen: Antonio Caro Escobar. (Villanueva de la Serena. Badajoz)

antoncaes.wordpress.com

Imagen encontró poemas

Imagen de portada de "Diario poético de una cautiva", Hélène Laurent

Imagen de portada de “Diario poético de una cautiva”, Hélène Laurent

Molesto aleteo

Tengo en mis alas

la luz y el polvo,

del cielo, de las nubes.

 

Si me preguntas

por tu destino,

adivinaría tu futuro

inmediato con aroma

de pasados.

 

Si me pidieses

guardarte, descubrirías

a qué sabe la luz

y cómo llora el polvo,

del cielo, de las nubes.

 

Si me sintieses dentro

estaría fuera de ti,

tan cerca,

posándome en cada uno

de tus pensamientos.

 

Pensamientos que dejas al cielo,

a las nubes y manoteas por su molesto aleteo:

El mío. El de mis alas. El de tu lugar de refugio.

 

Gema Albornoz (Aguilar de la Frontera, Córdoba ,España)
Los filamentos de la esperanza

esperan, y la utopía con alas

del color de la belleza ama

tras el cristal, frágil añoranza

encarcelada en la libertad

del desamor, y se acostumbra

al calor de la luz, al azul

de mariposas que deslumbran

en amor del tú, irracionales,

en el sitio de ningún lado;

en la tenue bombilla, en hambre

de vencer la negritud al caos.

Jacobo Ocaña (Málaga)

Como mariposas nocturnas, buscando la luz, el olor, el mundo.
Como lobos desesperados por comer en este infierno frío.
Cómo hacer para comer sin ganas de devorar,
cómo saborear el momento en un caramelo.
Cómo comprender que la luz está dentro de mi bombilla,
que el mundo cabe en esa luz interior que no ciega.
Como la luna, cuando se refleja en el río
y parece que se va, sin moverse.
Jesus M. Palomo  (Vitoria-Gasteiz)

 

Respeto

Te acercas a mí buscando el calor de mi cuerpo,

Y yo con cuidado te acojo en mi seno, con miedo a dañarte,

aún así hablamos como solo nosotros dos sabemos,

un idioma secreto dictado por filamentos, vibraciones y destellos.

Voy hacía ti, me atrae tu reflejo,

el calor que desprendes,

la suavidad de tu cuerpo, con temor a ti me acerco,

irradias un fulgor que me deja ciego,

y sin embargo me dices que no te tenga miedo,

que no me vas a hacer daño,

que tu y yo hablamos el mismo idioma

y por ello nos respetamos.

Antonio Caro Escobar (Villanueva de la serena)

antoncaes.wordpress.com

Y retoñaré

Y retoñaré, tendré hojas, flor y fruto.

Recordaré cada gota de lluvia,

que  moja mi suelo y me tiñe de verde,

que empapa el rostro de mi mundo blanco,

Recordaré mi fuerza y mis raíces,

mi pasado fragua de mi futuro.

Me enredaré en tu tierra y seré tu olor,

Con mis caricias suaves te haré el amor.

No seré silencio, ni voz pero mucha vida.

El musgo cómplice  sentirá mi calor.

En ti como hiedra de tu piel respiraré.

Y cada hoja será un verso que se vista  de flores.

Seré nido de golondrinas, sombra y luz.

Seré alto en tu camino y señal de tu destino. 

Retomaré mis fuerzas, beberé tu humedad 

Volveré a ser filtro del viento y signo del tiempo. 

Y creceré de nuevo, me dividiré, seré vientre, espada, pared, 

seré el pozo que aplaque tu sed, 

Seré la fuerza que se escapa de mi ser, 

viajarás en mis ramas como si fuesen ventanas, 

abrirás puertas, las mismas que yo creía cerradas,

pensarás  en la libertad soñarás que un día fui savia que te protegió 

y hojas que la borrasca  sacudió.

Y retoñaré porque soy viento suave y ola del Levante,

por mi sangre corre un poema que tiene alma de gigante


Patricia Sabag (Reims, Francia)