Hermosa noche

images2 (1)

¿Cómo no amarla? me resulta imposible no hacerlo. Simplemente amo la noche y es que… ¿Qué no podría amar de ella?

No puedo ser preciso, ni decir por qué. Simplemente amo la noche. Tal vez sea el frío que colorea de azul mis dedos, la luz naranja de los postes que pretende calentar mi rostro o la ruidosa niebla que se despeja poco a poco. Tal vez es porque en la noche siento la soledad completa o tal vez es la impotencia de intentar evadirla. Sí, es una hermosa noche.

Andrés Moreno (Bogotá)

http://chiwichiwi.wordpress.com/