Una línea fina (*Segunda experiencia “La Poesía no muerde”*)

Los Buenos Recuerdos,Édgar Bernardo Arcos Álvarez

Los Buenos Recuerdos, Édgar Bernardo Arcos Álvarez

Es una línea fina, sutil y a la vez soberbia,

como el sol, cuando no protagoniza atardeceres,

y nadie sabe, pero en ese instante él muere;

Es una línea fina la del caminante

que profiere coplas distraídas

de fe y templanza

para iluminar

su laberíntico errar

a una búsqueda

inexistente e irrealizable;

una realidad fundida como

el metal más impenetrable.

el sólido es líquido

y la finitud de las apariencias

aprovechadas para forjar

una ficción de plomo

que nos condena

inexorablemente

a una muerte ficticia

 

Siguiendo los pasos de la creación: 

Imagen: Édgar Bernardo Arcos Álvarez (Ciudad de México)

Poema: Gonzalo Ricciardi Saglio (Buenos Aires)

Voz: Mateo Gandia Barceló (Villena, Alicante)

Música de fondo: Tarantella del Cascanueces de Tchaikovsky

Brazo de hierro (Segunda experiencia “La poesía no muerde”)

Ana Fernández García

Ana Fernández García

Brazo de
hierro.
Mirada helada,
emoción
atrincherada
y miedo.
Franja estrecha
donde se acumulan
las injusticias
y las mentiras
donde
el amor fue olvidado.
Muro que
esconde
la muerte.

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema : Jesús  M. Palomo Vitoria-Gasteiz)

Imagen Ana Fernández García (Cáceres)

Voz: Mateo Gandía Barceló (Villena, Alicante )

La Poesía mata ( *Primera experiencia “La Poesía no muerde” *)

José Alcalde, Avenencia, gráfica digital,2014

José Luis  Alcalde, Avenencia, gráfica digital,2014

 

http://www.ivoox.com/poesia-mata-primera-experiencia-la-poesia-no_md_3103107_1.mp3″

 

Ya sé
que cuando sacan petróleo de una guerra
no están pensando en metáforas.

Sin embargo fíjate,
ahora que quedó claro que el capitalismo salvaje
es un epíteto,
como los mercaderes hacen con el libre mercado
prosopopeya
y convierten la democracia en una hipérbole,
y convierten la democracia en una anáfora,
y toman el gobierno del pueblo en antítesis
y administran sus intereses con un símil
y gestionan los países como empresas
y exhortan a las naciones con un apóstrofe
y se dirigen a electores y votantes
y arengan a consumidores y clientes
y reclutan mano de obra
y alistan todas las metonimias
y las llaman cascos azules
y las llaman boinas verdes
y decretan el comienzo de las perífrasis
y declaran
el envío de tropas para el inicio
de operaciones defensivas en prevención de un ataque
y dicen eufemismos
y disparan
eufemismos
que provocan daños colaterales
y causan bajas.

Ya sé
que cuando sacan petróleo de una guerra
no están pensando en metáforas.

Ya sé que ratatatatá
no es más que una onomatopeya
sin embargo fíjate
que suena como un oxímoron
de labor humanitaria
en una misión de paz.

Ya sé.

Sin embargo
fíjate ahora en nosotros
recitando
con una paloma como único símbolo
mientras
la poesía
mata.

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Iván Rafael (Madrid) http://vozdetiza.wordpress.com/

Ilustración: José Luis Alcade Soberanes (México)

Voz: Pablo Palacios (Badajoz)  palacioscreacion.wordpress.com

88x31 2

Héroe de Paz

sombras soldados yankis

Héroe de paz armado por una bandera;

humano despojado de razón;

persona de mudo corazón

levanta ya y huye de esta quimera.

 

No dejes que sus ascuas te cieguen,

deja tu arma cargada,

sortea la alambrada

que separa tu cuerpo del Edén.

 

No caigas en podrida pólvora asesina,

resiste la tentación,

combate la sinrazón,

agradece no tenerle estima.

 

¡Quieto¡ ¡Retrocede! ¡Corre hacia atrás!

¡Cuidado! Perlas de plomo

atraviesan tu lomo.

Tu cuerpo perece allí detrás.

 

No huiste. Te quedaste, héroe de paz.

Has muerto, soldado;

tu compromiso queda anulado

tu bandera ya no hondeará tenaz.

 

Has perdido desde el principio de tu partida.

Has errado profundamente bien,

buscando el desdén.

Armado feneciste cual rosa impávida.

 

Lamentamos tu muerte al ritmo de una canción.

Lloramos cada día.

Gritamos al silencio.

Juzgamos a lo que un día fue tu nación.

 

Héroe te llaman, villano de tu familia.

Huecas vidas dejaste

por no saber alejarte.

Héroe fuiste, hasta que te venció la vigilia.

 

Poema: Héctor Bermúdez Pérez (Tenerife)

Licencia de Creative Commons

Licencia de Creative Commons