Beso (Imagen encontró poema)

Francisco Fernández Jiménez

Naciste siendo nada,

abandonada en el bosque a tu suerte.

Te encontré y te traje mi casa,

te acogí como a mi propia hija.

La pequeña…

Eras una demasiado pequeña,

apenas crecías,

te faltaba amor, cariño y alegría.

Te traté como a mis propios hijos,

aunque me decían que me abandonarías.

Aun así, seguí a lo mío,

haciendo lo que mejor sabía.

Te amamante y abracé,

te mecí y te acuné,

te cuidé y te protegí,

te enseñé…

Y de la nada, creciste,

Convirtiéndote en una bella dama.

Ahora, con la belleza de la adolescencia,

todos te cortejan.

Ahora, que brillas como una princesa a la luz del día,

todos se te acercan, te halagan, te adulan, te …

Ahora, no sé si te avergüenzas.

Si no recuerdas, o no quieres saber nada…

Solo recuerda, que soy tu verdadera madre,

la que de pequeña te amamantaba,

que te seguiré cuidando… de lejos,

para no avergonzarte,

aunque hayas renegado de mí,

y vuelto a la naturaleza.

Te observo de lejos,

te has convertido en las más bella.

Rezaré por ti, para que Dios te proteja.

 

La naturaleza es cruel, y los pirómanos acechan.


Poema: Luces y Sombras,O.R. (Madrid)
Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Imagen busca poema

IMG_7128

Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Imagen busca poema… (propio y apropiado)

lapoesianomuerde@gmail.com

(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

***Se ruega esperen a que el conjunto (imagen y poema) se publique en nuestro espacio para compartirlo con el fin de que el autor  de la imagen (al que se deberá hacer mención) esté sobre aviso. ¡Gracias !***


Acceso a las imágenes que aún buscan poemas

Árbol/ Mi fuego/ Al viento/Nudos (imagen encontró poemas)

 

Árbol

Me han talado otra vez.
Las hojas no me salen perennes,
y el sol está de baja
y no florezco como te gustaba.
Vinieron con sus motosierras,
en la noche, oliendo
a sinsentido y cruces
de invierno y oro por robar
de las almas asustadas.
Tenía tantas raíces
penetrando en ti, mi tierra,
que me averguenza dejarlo
todo perdido de auroras
mustias, de primaveras por ser,
del tú en las alimañas
con las miradas afiladas,
cuchillos que me graban
en la corteza entristecida
todo paraíso a soñar
rompiéndome las ramas.
Avanzo como los moribundos
árboles sin sombra que dar,
a los te quiero de vertederos
llenos de esperanza
sin memoria. Pero no grito;
hace mucho que los árboles
ya no hablan…


Poema1: Jacobo Ocaña ( Málaga)

Mi fuego,

el tuyo

y el aire de tu aliento

provocaron convulsiones y un adiós inesperado.

Mis dedos, hoy gusanos ciegos retorciéndose un día de sol,

aún recuerdan el mapa de tu piel.

Eres perfecta,

de sonrisa eterna,

la reina de mi oscuridad.

Palabras tatuadas y anudadas,

hijas de un amor inventado,

hoy pasean como hormigas

enloqueciendo las raíces que extendí hasta tu cuerpo.


Poema 2: Aljana ( Zaragoza)

https://aljana.wordpress.com/


Al viento

Esplendor…,

agreste, antiguo…

centenario,

envejecida belleza.

La belleza…

descompuesta,

marchita, inanimada…

que invita al verso,

al trazo, al pensamiento…

El pensamiento…

desconcertado,

desaliñado, torvo…

que se empaña neblinoso,

que rebusca inconformista.

Inconformista…

se revela, se retuerce

la vida esculpe, modela

peina…

Peina el pensamiento

que transcurre y se deshoja…

homenajea el trazo,

y entonces el verso adivina…

al viento se mece tu pelo.


Poema3: Ginés Carrascoso (Teruel, Aragón, España)
ginescarrascoso.wordpress.com


She once stood tall and beautiful.
And now she lays twisted from neglect.
Maybe it was a lack of love.
Maybe a lack of respect .
As I looked upon her…
Perhaps she felt beautiful once more.
Una vez ella se irguió digna y bella.
Y ahora ella se extiende, torcida por la negligencia.
Tal vez fue una falta de amor.
Acaso una falta de respeto.
Mientras la observaba…
Quizás se sintió hermosa una vez más.

Poema 4: Sylvester L.Anderson.  Chicago, Illinois USA
(Traducción: Amalia Pedemonte. Buenos Aires, Argentina

Nudos

Sobre frío acero

tiembla mi incredulidad;

hacia la eternidad

vuelan los pasos del mundo.

Desvaídos recuerdos,

vomitando paisajes,

ocultan los silencios

de mi amado terruño.

Perforan mis sentidos

siniestras emociones.

Mi tembloroso verbo,

atado a recios nudos,

bajo el velo del tiempo

habla a las viejas tribus.

Canciones del pasado

encienden mi crepúsculo.


Poema 5: Luis Ignacio Marín (Sevilla)


Imagen:Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Imagen encontró poemas

Francisco Fernández Jiménez

La fragilidad 

de una 

simple hierba 

que soporta 

el peso de un 

caracol.

Así son los 

sueños que apenas recuerdo. 

Así son los primeros minutos de la mañana, 

tan confusos, tan oscuros para 

el alma.

La fragilidad 

de la hierba, 

la fragilidad del caracol, 

la fragilidad del minuto, 

que si cae o se mantiene 

puede decidir 

el ánimo 

de la jornada entera.

La fragilidad 

de la confusión 

en sí, 

o fuera 

de si.

Asi pasan 

los dias: 

fragil, no cargar demasiado peso.


Poema: Jesús M. Palomo (Vitoria-Gasteiz , Álava)


USO DE VIVIR

Si cierro tus ojos

y entremezclo las grietas

de tu espiral a volteretas,

ese solitario ritmo tuyo

camuflaje lento

y lento el fuego

cumbre de todas las praderas en flor,

valientes fugitivos

una mañana fresca,

cabaña empedrada,

jugosa hierba,

piel que pide cueva

atributos de inacabable danza

Naturaleza es aventura,

antiguo el uso de vivir

allí

en el cobijo que las sedas mudan tras la niebla.


Antinomia (Oporto, Portugal)

mudocantodelasesferas.wordpress.com


The whole of life
is a straight, green path,
slowly savored.
 
La totalidad de la vida
es un camino recto y verde,
saboreado lentamente

Brenda Davis Harsham (New England, USA)
Traducción Amalia Pedemonte (Buenos aires, Argentina)

Imagen: Francisco Fernández Jímenez  (El Ejido , Almería)

http://youtube.com/c/Audiolibrosencastellano

losupeencuantotevi.blogspot.com.es

Vieja, mi vieja puerta .(Imagen encontró (otro)poema)

Francisco Fernández Jiménez

Cuántas historias hay detrás de cualquier puerta, dímelo a mí. Yo apenas rondaba los 8 años, un niño creciendo en una sociedad que la modernidad  le gritaba a los ojos. Mi madre, hacia la maleta para llevarnos a visitar a mis parientes a 16 horas en carretera, en un pueblo llamado Cantaura al oeste de Venezuela.

Y allí estaba yo, no sólo bajándome del  autobús de aquel terminal improvisado de busetas y coches ,en medio de una plaza de un siglo cualquiera, menos este .

Allí estaba yo, un estereotipo de niño moderno o quizá una copia mal lograda de los niños del primer mundo en el tercero.

Y allí, justo en frente, esa puerta gigante, antaña, maltratada  y sobreviviente de las republicas instauradas y fallidas, todo un fortín custodiando los tesoros más preciados de mis tatarabuelos, que dormían detrás de esa puerta envejecida con rostro  casi humano, allí estaba yo.

Eran las 6 de la mañana y ahí estábamos parados en frente de aquella desprotegida puerta antañona vestida con una especie de cinturón ,muy extraño, recubriendo su barriga.

Allí, parado en la lejanía de un tiempo que transcurre , ha quedado esa puerta en mis recuerdos, tatuada  con la tinta ahumada de los evocaciones.Tiempo inclemente, tiempo que va desnudando puertas y memorias.

Hoy medio siglo después, mis viejos  ancestros siguen durmiendo detrás  de la vieja puerta custodiada por ese cinturón, muy extraño en su barriga, erigida como fortín ante los ojos de otra generación que vive , desafortunadamente, en otra fallida república. Esa, mi vieja,mi vieja puerta.


 Poema: José Lara Fuentes (Wales- Cardiff)

https://wordpress.com/stats/day/joselarafuentes.wordpress.com


Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

http://youtube.com/c/Audiolibrosencastellano