Desmoral (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Desmoral

Desmoral

Una venda obscura cegaba mi armonía interior

y el aire puro bordeaba mi ser para desencontrarse de mí,

mas una anciana sabia a la que llaman Cultura mojó sus trapos viejos en dulces aguas

para limpiar los prejuicios de mi mente ofuscada.

 

El oprobio colectivo se convirtió entonces en el alimento de las hienas sociales,

pues mi estómago no llenaba más…

 

Unas alas adornadas de plumas blancas cubrieron mi espalda y los otros temieron y juzgaron,

pero halos de luz cálida envolvieron primero sus vistas y luego sus almas, algunos huyeron pero otros, dóciles,

se sentaron cabizbajos para ser acariciados por unas manos benditas.

 

Y estas manos no eran puras ni perfectas, no eran hermosas ni doradas,

eran las manos de la tolerancia y el entendimiento de otros,

que suspiraron cuando yacieron sobre frescas colinas.

 

Arrancándose la sucia piel como si de un traje ajustado se tratara,

todos aquellos que quisieron lavar sus inmundicias bajo el torrente salvaje de las diluvianas lluvias,

enviadas por la única madre y protectora que el hombre posee,

la única que brinda alimento y cobijo en las horas más exiguas.

 

Todos ellos se alzaron como hombres y mujeres,

y mientras volaban se echaron los unos con los otros compartiendo lo que eran en su verdadera esencia.

 

Y despejados los grandes campos, las hienas más rencorosas y envidiosas,

volvieron y comieron de los desperdicios de carne que en torno a ellas se asaban con el calor del sol,

y saciaron su hambre si,

pero sólo hasta que duró el festín…

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Desmoral (Barcelona, España) http://juliamoral.com/ http://www.desenredopoesia.wordpress.com http://www.galerizarte.wordpress.com

Poema: Jesús Pulido (Venezuela) https://www.facebook.com/galeriajesuspulido http://www.galerizarte.wordpress.com

Voz: Hélène Laurent (Lille, Francia) http://www.lavidaenpoesia.wordpress.com http://www.desenredopoesia.wordpress.com http://www.galerizarte.wordpress.com

Atrás, el recuerdo/ Espalda Blanca/Lapis qui volvitur (Imagen encontró poemas)

Marcos Ferreiro

Marcos Ferreiro http://entrebn.wordpress.com    http://sietesombras.es

Atrás, el recuerdo.

El turno mañana da la espalda

a la semana impar y genuflexa.

Los días

sucesivos,

estériles,

pares,

irreproducibles

presentan su faz más longeva;

se resuelven interminables.

Acumulo cansancios jalonados de ojeras

—blasón indiscutible de la masa—.

Antes de caer,

definitiva,

el hálito impregna mi nostalgia

Entonces

aparto todo pensamiento

y pertrecho uno a uno los latidos.

Sobre mi espalda caerán,

bien lo sé,

la noche,

los recuerdos

y la ausencia.


Poema: Verónica Boletta ( La Plata)  Atrás, el recuerdo.

 https://veronicaboletta.wordpress.com/


 Espalda Blanca

Nunca fuimos suficiente para el mundo.

Siempre buscamos en otros todo aquello que no había en nosotros. Sin saber, sin mirar alrededor, éramos los tuertos entre los ciegos. Pabellón de flores silvestres y arboles bufones me diste aquella tarde que quisiste ser mía. Sellaste aquel paisaje con el recuerdo de tus besos, condenando para siempre a mis ojos. Esos mismos ojos que hoy al ver a la mujer de espalda blanca, buscan desesperados desviar las miradas, inhabilitar los recuerdos, estrangular a las lagrimas. Yo, sin embargo tengo mas huevos que ojos. Los obligo a sostener la mirada, los ahogo en recuerdos, dejo sueltas las lagrimas. No soy su amigo, ni siquiera siento que sean parte de mi cuerpo. Aquí junto a esta estatua, te vieron marcharte, quisieron cerrarse, no los deje. En este mismo punto decidiste manchar este lugar para siempre con la pesadilla de tu partida.

Para que siempre me atormente y me cuestione los días, al verla sentada, con las rodillas dobladas y el sol sobre su espalda blanca.

Nunca fuimos suficientes para el otro, el mundo no basto para olvidar todas esas cosas que enganchamos al otro. Viviré este paisaje manchado. Feliz sabiendo que pronto arderá.


 Poema:Freddy Trejo, (Merida, Yucatan)   Espalda Blanca

 https://freddytrejoxkid.wordpress.com


LAPIS QUI VOLVITUR

Petrificada,

“me hago la estatua”,

te dije sobriamente

en un alarde inútil

de compleja perversión.

Han pasado los años.

Uno, dos… diez

ciento setenta y cuatro ya.

Cuento cada día

las palomas

que en mi se posan.

Alguna permanece

entre vuelos sin rumbo,

y ese instante me sirve

para contarle al oído mi pena.

Luego hace lo de siempre,

que su intelecto

no sublima otro acto,

diferente, sin atrevimiento.

Y él aparece,

cada mes,

temprano, quizá demasiado,

que ni el sol me deja aún

disfrutar del contraste de su silueta

a través del tacto de sus ásperos dedos.

Me cincela,

me moja,

me recorre sin prisa,

me hace sentir

todo aquello

que tú me robaste

en una fría tarde de espera.

Y sigo esperando,

inerte y desnuda;

y vi pasar tu entierro,

y no me importa,

¿qué es la muerte

comparada con mi quietud,

tan eternamente oxidada?


Poema: Jose Yebra (Oviedo) ,  LAPIS QUI VOLVITUR

https://josinynuri.wordpress.com/


Imagen: Marcos Ferreiro (A Coruña)

http://entrebn.wordpress.com    http://sietesombras.es