Dejarte ir

Es el final, estoy rendida.

Salí a buscarte y terminé perdida.

Después de tantos momentos que creí perfectos,

hoy de mis ojos la venda cayó.

Al principio sentí el más profundo dolor.

El llanto más desgarrador se alojó dentro de mi alma.

Y absurdamente me sentí morir al dejarte partir.

 

Se encerró mi corazón y perdí las llaves.

Es duro saber que jamás me amaste,

que en mi mirada para ti sólo había ilusión,

y tu te aprovechaste de mi debilidad.

Tonta yo, sabiendo que era un juego

nunca tuve el valor de aceptar que en tus labios había traición.

 

Te puedes ir.

Retenerte me haría sentir como una vagabunda

mendigando tu amor.

Prefiero dejarte ir.

Yo también tomaré mi equipaje y voy a salir.

A estar sola, a renacer y olvidar lo que contigo viví.

Sufrí, me dejé caer ingenuamente a tus pies.

Pero ya no más. Hoy por fin desperté.


Noelia Rivera (Puerto Rico)

https://karmalunatica.wordpress.com

Dime qué hacer

Beso tus labios para comerme tus besos,
acaricio tu cuerpo para quemarme en tu fuego,
miro tus ojos para beberme tu alma,
te hablo de amor para quedarme en tu corazón,
me mude a tu mundo, para siempre estar contigo.
Escribo poemas que sólo hablan de ti…
Te doy mi presencia para que me mires…
Te doy mi verdad para que me creas…
Te doy mis huesos, mi carne, mi sangre…
Todo, te doy de mi
Pero dime…
¿cómo me bebo tus celos? para escupirlos al suelo,
que se evaporen con el calor de la tierra,
para deshacerme de ellos eternamente.

Xavier H.©


 Xavier Hernández (México)

https://mundoletrasblog.wordpress.com

Engañadas

poema noelia

Noelia Rivera

Las mujeres somos un total misterio. Eso en una frase que muchos consideran un cliché, pero lo que no saben, es que a veces somos un misterio hasta para nosotras mismas. Somos complejas. Pasamos de un sentimiento a otro fácilmente, reímos y lloramos a la vez. Somos capaces de llorar de felicidad, o en medio de un coraje nos reímos a carcajadas. Es nuestra naturaleza. Y todo se “agudiza” cuando nos enamoramos. ¡¡Es tan absurdo!! Conocemos a es nuestro “príncipe” y el mundo cambia. […]

Seguir leyendo

Lágrimas ahogadas, DESenREdo (Videopoema)

DESenREdo: Desmoral (Barcelona) 

Hélène Laurent (Lille, Francia)

http://www.desenredopoesia.wordpress.com

https://www.facebook.com/DESenREdooficial


DESenREdo (libro) disponible en PDF o papel:

http://www.lulu.com/spotlight/DESenREdo

DESenREdo, Desmoral y Hélène Laurent


 DESenREdo : Fusión de poesía, fotografía y dibujo en un peculiar homenaje al cómic DESenREdo es una invitación a volver a la esencia, a jugar con la palabra y la imagen con mucho amor o mucho humor, a no desperdiciar nada y disfrutar tanto de los nudos como de los DESnudos …

Poema busca imagen…

Busco en el morir del día

la razón de tu silencio violentado,

la iniquidad del ser,

la perfidia de tu voz

que ha dejado un denso poso de

lánguida y tristísima agonía

en el centro justo de mi bazo.

 

Una palabra sola, tal vez,

cargada de ponzoña,

sería el fulgurante maná

que alimentara de fe

la abismal soledad que te sostiene.

 

No seré yo quien la pronuncie

y,

tristemente,

no serás tú quien la encuentre.


 

Susana G.López (Barcelona)

 Susanaglopez.jimdo.com

www.galerizarte.wordpress.com


Poema busca ilustración… (propia y apropiada)

lapoesianomuerde@gmail.com

con nombre, apellido (o nombre artístico), ciudad y enlace

Creo que te quise demasiado rápido…

Creo que te quise demasiado rápido

Que soñé demasiado pronto

Y ahora que salgo de la perturbadora ensoñación

Me doy cuenta que nunca hubo más que lo que me ofreciste

Que el resto era fruto de mi imaginación

 

Ahora mejor me voy

Cerraré la puerta sin hacer ruido

Para que cuando tú despiertes de tu sueño carnal

Te des cuenta que pudiste tener lo mejor de mí

Pero que al desperdiciarme

No te quedaste más que con lo poco que quisiste para ti

 

Te pude haber dado todo

Puesto que ya te había ofrecido mi corazón

Te pude haber amado como a nadie

Puesto que ya te amaba con adoración

Pude haber estado a tu lado

Pero tú sólo me quisiste lejos

Para poder echarme de menos sólo aquellas tardes lluviosas

Que evocabas en tus poesías melancólicas

Como la que ahora lees, siendo el último pedacito de mí que te ofrezco .


 

Claire (Madrid)