Déjame así…

Déjame así,

quietecita,

inmóvil,

obtusa.

No malgastes tu tiempo en comprender lo que pasa,

no llenes de preguntas vacías el espacio de nuestro encuentro,

no te lamentes por no escuchar palabra que pronuncien mis labios.

Confórmate con saber que en este instante,

que en este preciso momento,

soy yo misma,

regalándote el silencio.

 Daniela Narváez Burgos ( Cali – Colombia)