Aún me debes…

Aún me debes, tiempo,
un puñado de años desiertos.
Por qué anhelo acabarme de mi,
todo el aliento?
Yo no creo en nada
que sea cierto.

Aún me debo a mi mismo
algunos días, para ver el espejo
y decirme cosas que no entiendo,
reírme de lo que no pasa
y, ser! vivir!: caminar como los ciegos.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

FIGURA DEL ENSALMO Y LA INSPIRACIÓN (en el Jardín de los Adarves o de los poetas)

Alfredo Puy

Alfredo Puy

 

Aquí pudieron

los inmortales dioses helénicos

fijar diván suculento, su gran balcón de paz,

cuando escapaban de sus templos

y se daban a lo humano.

 

Aquí acaso

acordaron las musas creadoras

fijar el empíreo de las fuentes y del agua

lustral, imaginada como perlas,

cuando lucían su cuerpo.

 

 

Aquí perviven

todas las promesas ubérrimas

cuando claras brotan del espíritu del cosmos,

para ser vertidas a las potencias

en voz de pétalo y espina.

 

Aquí ya pueden

los poetas recibir el milagro

de ver tocadas sus sienes por el aliento largo

y balsámico del coro de Apolo,

su manos y gentil lira.

 

 

Como que aquí mora la flor,

el ensalmo y la inspiración

muy sujetas libres con maña.

 

Alfredo Puy (Granada/ La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

 

Alfredo Puy

Alfredo Puy

Alfredo Puy

Alfredo Puy

PARA SER HOMBRE

Salvador Guillén Etayo

Salvador Guillén Etayo

 

Es necesario que el hombre

viva a veces en taparrabos.

Es provechoso en ocasiones

que se funda con la naturaleza.

Es útil que viva a ratos

el cielo raso de las estrellas.

Es conveniente que recorra el sendero

que conduce a las fuentes.

 

Es preciso que se cobije  ocasionalmente

a la sombra del magnolio y de la higuera.

Es oportuno que cubra travesías

inciertas entre guijarros y polvaredas,

que conozca la excitación del fuego

y la serena grandeza de la rosa,

y del esfuerzo cuando logra

desde trabajo honrado alimento.

 

Es aconsejable que el hombre sepa

del regalo de la palabra cumplida.

Que se interese por el descompuesto

orden de las cosas en su presencia.

Es inevitable que el hombre

descubra el bien de la belleza

y, determinante,

que acceda al valor de un poema.

 

Es urgente que el hombre,

si de verdad quiere ser hombre,

en sus amores actos sea un gigante

y enteramente niño cuando siente.

 

Poema: Alfredo Puy (Granada/ La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

 

Ilustración: Salvador Guillén Etayo (Logroño)

http://www.mentalparadise.wordpress.com

Salvador Guillén Etayo

Salvador Guillén Etayo

JUEGOS DE NIÑOS

 

Qué extraño es,

Verte pero no mirarte,

Oírte sin escucharte,

Ver las huellas que dejas en el suelo o sentir tu perfume que vuela en el aire,

Y fingir que no sé que estás ahí,

 

A diario observo el polvo del camino,

No veo tus pisadas pero las observo escondidas en el mismo,

Veo como se mueven las ramas de los arboles cuando pasas entre ellos,

Y sobre todo como siento cada latido tuyo golpear en sincronía con los míos,

 

Te veo ocultar tu cabeza tras una pequeña brizna,

Y yo finjo que no te veo,

Que no puedo ver ni sentir tu ser,

Quiero dibujar una sonrisa en mi rostro,

Pero no puedo formar un atisbo de tristeza,

 

Juegas a que te escondes,

Juego a que no te veo.

 

Carlos Fred Quisiyupanqui Ascate, ( Trujillo – Perú)

http://carlosfqa.wordpress.com

SUPERACIÓN

 

Cuando el mundo se torne espina

y la vida se vuelva caña

no te empecines en el intento vano

que inquieta y desgasta. Mejor

levanta distancia, busca campo,

anda su suelo, levanta la mirada

al cielo y huele su voz mojada.

Crecerá tu espíritu entonces,

se aquietará la carne, se asedará

el espíritu y se dibujará

una proporción nueva. El sosiego

te llevará de nuevo a la vida,

como un beso estremecido,

como un máximo cuando se gana.

 

Alfredo Puy (Granada/La Coruña)

http://alpuymuz.wordpress.com

88x31 2

 

 

Con tu aliento

Siento como golpeas mi cara con tu aliento.
Húmedo, violento, recién descubierto.
Los músculos de mi quijada, pesados y lentos
jalan lo último del cigarro, y duerme el cuerpo.

A esta noche le falta sal en la lengua,
le falta el soplo de juventud inquieta.
No faltan recuerdos, ni sobran memorias abiertas.
Todo es algo que cae, como costras de la conciencia.

Viviré, siempre colgado de alguna razón,
y siento como si le hubiera entrado luz al corazón,
como una llave abierta, agua de la luz,
tierra de luz, piel de la luz, apagón.

Que sea un lago, un puño de arena,
una cicatriz liquida, reciente y tierna.
Que sea, fácilmente, la vida como uno espera
para morirla de golpe como vez primera.

Uno siempre sabe, adivina el momento.
Pareciera que esto de vivir sin saberlo
fuera solo como ir en un juego
donde uno despierta para dormir de nuevo.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com

De mi cigarro…

Mateo Gandía Barceló

Mateo Gandía Barceló

De mi cigarro,
que es como mi pluma,
vienen las figuras
a bailar una a una.
Como una fila de sombras
en una procesión de lunas:
Todas cantan y ríen
gritan y al cielo se untan.
Y yo río con ellas como si
fuera la muerte que las acostumbra.

Qué fácil es serlo todo!
Ser el cadáver sin tumba
o el agua sin lodo.

Lo difícil, como siempre,
es ser nada. En el pozo
de la costumbre, la gente
se arrepiente de su asombro.

 

Daniel García (Guadalajara, México)

www.moonschild.wordpress.com