Momentum (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Si la lune pleure, Susana G.López

Si la lune pleure, Susana G.López

-¿Quién reconstruye a un poeta?-

Guadalupe Morfín

 

Un arácnido despierta,

se    e  x  p  a  n  d  e   en mi centro:

calor inusual,

vibrar

y una lágrima espesa;

aire que no alcanza,

mis ojos a un punto sólo.

 

Todo, sin devolución, estruja la fé

con emociones acalambradas.

 

El minuto colapsa ante la diversidad;

un mínimo del Yo

se deja como prueba de ti.

(Ignoro con qué luz…)

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Susana G.López (Barcelona)

 Susanaglopez.jimdo.com

www.galerizarte.wordpress.com

Poema: Rosario G.Towns (México)

https://www.facebook.com/rosario.garcia.52831666

 

The walking chair (Imagen encontró poemas)

The walking chair, Susana G López. Tinta china. Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

The walking chair, Susana G López. Tinta china.
Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

 Imagen: Susana G. López. (Barcelona)

 Susanaglopez.jimdo.com

*** Miembro de “GaleriZarte” ***

www.galerizarte.wordpress.com


The walking chair

 

«el que siga buen camino tendrá sillas

peligrosas que lo inviten a parar»

Silvio Rodríguez, Historia de la silla

 

Como un mundo

en mis espaldas

reclamas conciencia.

 

Te llevo conmigo

invitándome

como descanso

como remanso,

tentándome

la fatiga,

la calma,

las ansias.

 

Camino

tu curso

desafiando tu cauce

 

En paciencia

desbordas.

No eres carga.

 

En mi cabeza,

promesa.


Poema 1: Verónica Boletta (La Plata)

 https://veronicaboletta.wordpress.com


The walking chair

Que no,

que no camino sin rumbo,

sin tiento alguno

ni entrenada destreza obsesiva.

Que la madrugada ya se ve cercana

y la necesito conmigo.

Por eso recurro ansiosa

al movimiento imposible.

Me levanto y ando,

sigo el teatro

en penumbra

de mi pura esencia,

en mi forma,

en mi ser inerte…

Mas me muevo,

camino y ando,

me desplazo torpe

en su aguerrida busca.

En otro tiempo la tuve,

y me complementaba.

Ahora me miran serios,

como a trasto inútil

en la esquina muerta

de la muerte cercana.

Ya amanece.

Ya han llegado.

Deslumbra el color naranja

que cubre su cuerpo enjuto.

Cada lágrima que resbala

viaja sin prisa

por su desencajado rostro

para luego rebotar violenta

contra el suelo seco

de este silencio compartido.

Setecientos veinte segundos

de una cuenta atrás.

Una más.

No, no lo he conseguido.

Ahí está mi Némesis,

orgullosa de su altiva presencia.

Ha llegado a tiempo,

jactanciosa y presuntuosa

de su innata electricidad.


 Poema 2: Jose Yebra (Oviedo)
 VIAJES AL FONDO DEL ALSA https://josinynuri.wordpress.com/

Me dijeron que era tiempo de sentar cabeza:
«Duerme en semillero, riega tu esfuerzo,
¿no quieres ser un día parte de esta maleza?
¿Acaso no tiene miles de pinceladas un lienzo?».
 
Les dije que mi cabeza vive en el aire:
«En un semillero no puedo volar,
ruego disculpen, no quisiera hacer un donaire,
no quiero plantarme no sea que a alguien vaya a herbolar».
 
Me pidieron ser uno más en ese rebaño:
«Todos andamos, todos sufrimos, todos reímos,
descuida los motivos que hagan sentirte un extraño,
nos guiaron cuando nos fuimos, levantaron cuando caímos».
 
Les dije que ser uno más me era aburrido:
«Sé que en el fondo, es lo que queremos, no vayan a pensar,
pero un camino manido no puede llevarme a otro destino,
quisiera tener un final que años después gusten contar».
 
Me exigieron que cumpliera las normas:
«Nos hacen felices, nos dan un trabajo, un motivo,
seguimos camino a los pies de su horma,
¿cómo si no se puede pensar estar vivo?».
 
Les dije que normas no necesito:
«Quizá su rebaño sea de mal año y guste del mal,
más con mis costumbres y mis placeres son mi requisito,
no quiero me vistan de una manera formal».
 
Me ofrecieron su mundo y su protección:
«Hay unos libros, hay unas leyes, hay una guía.
Tenemos un muro, hay una cura por cada afección.
Si nos ayudas, serás una parte de la jerarquía».
 
Les dije que gracias por su protección:
«Pero me arriesgo a caminar por mi cuenta,
que cada error que cometo, si aprendo, es una lección,
que para ver el sol has de pasar la tormenta».
 
Les dije al fin, que gracias. Que no me sentaría.
Pero -añadí-, ¿puedo llevarme la silla?
¿Por qué cargarás con la silla?, me respondía.
para descansar, ratito a ratito, de ir subiendo la cima.

Poema 3: (Madrid)
“Auf wiedershen, Liebling”… (“Hasta pronto querido”)
 
Llevo mi silla a cuestas,
como la conciencia del amo en el esclavo
Mas la carga es semántica, 
por eso… el oprobio. 
 
Y las contradicciones, son ideológicas, 
cada tarde esperándome, 
se arremolinan en pantallas
Ovejas de otro rebaño.
 
Mis ventanas las abro de noche
para que las esperanzas florezcan de día.
Procuro que los ideales clavados en el cielo ideal
estallen contra las estructuras materiales.
 
Mas sólo en términos dialécticos
Mi silla potencial es sólo un bloque de madera
Qué importa el futuro si todos los días
se clavan en un cetro onmímodo.
 
Auf wiedershen, Liebling...
Hilos de títere en sus vetas inertes, 
tejen implacables
oleajes de río… 

 
Poema 4: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina

“Perfil o media mitad”/Mirada pétrea… imagen encontró poemas…

Jaime Domech (Málaga) https://jdomech.wordpress.com/

Jaime Domech (Málaga)
https://jdomech.wordpress.com/

 “Perfil o media mitad” 
Mirándote bien de perfil

me distingues a la mitad.

 

Último día

para formar

tu máscara

de teselas

y el rostro,

a elegir

y mostrar.

 

De exitosa complejidad

las muestras, de nosotros,

que otros verán.


Poema: Gema Albornoz ( Aguilar de la Frontera , Córdoba)

http://emocionesencadenadas.wordpress.com/


Mirada pétrea, incierta, disconforme

mosaico de colores comido por el tiempo,

desdibuja el sin sentir de un pensamiento torpe.

 

Jekill o Hide,

dos caras de una misma moneda,

triste o severa.

 

El discernir del pasajero mirara el reflejo del pasar de los tiempos,

del vivo color vida placentera al azul opaco,

o al grisáceo de la vida de la vida que ahora lleva.


 

Poema: Antonio Caro Escobar. (Villanueva de la Serena, Badajoz)

antoncaes.worpress.com


​ Imagen: Jaime Domech (Málaga)
https://jdomech.wordpress.com/

Amanecer, poema colectivo

Amanecer, Poema colectivo, "Los miércoles tampoco muerde"

Amanecer, Poema colectivo, “Los miércoles tampoco muerde”

 

Próxima cita hoy.Anímate!

Para participar pincha en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/events/717865368302174

LA ESTACION ABANDONADA (primera parte )

Roberto Cabral

Roberto Cabral

Los antiguos almacenes de la estación aparecen al doblar una tapia de un antiguo parque y nuestros amigos recorren las explanadas ahora

abandonadas hacía las vías de los trenes. Allí encuentran un tren color verde donde descansar y quedarse hablando esperando caer la noche.

 

Los nudos de hierro los rodean, caminos que se cruzan entre agujas de ferrocarril, raíles paralelos que se unen y se separan, donde se cambia el rumbo a cualquier punto de la basta región hacía donde salen los trenes. El metal clavado en la tierra siempre acompañado por un hermano. Quique ve en todos eso caminos sus viajes, aquellos que empezaron por la ilusión de salir lejos, y los que después acabó haciendo para escapar de la cárcel de su casa. El sonido de los trenes despegando, dejando la ciudad, olvidando la vista de sus calles, volviendo el ambiente aéreo, e impulsándose a través de los gases que salen a presión del corazón de la máquina. Y todos estos sonido están allí despiertos, en el tren retirado donde cuelgan sus piernas junto con las de sus amigos, porque como fogoneros en su noche de fantasía, han echado a andar el tren de la locomotora 511 del viejo almacén de la estación. Y ellos pueden escuchar el traqueteo de los viejos vagones recorriendo los costados de las fábricas que bordean la ciudad. Donde todo sigue trabajando, moviéndose al compás del beneficio, a las toneladas de humo y altura de chimeneas, que gimen al compás de las ciudades populosas. Recorrerán la Europa juiciosa que empuja a su descendientes a un ritmo de vals.

 

Continuará….

(más la semana que viene)

 


 

 Imagen: Roberto Cabral Castañeda
 
Texto: EljovenQuevedo @theyoungQuevedo  (twitter)  http://elhpc.blogspot.com.es/

 

EL CORAJE DE TOCARTE

Carmen Teijeiro

Carmen Teijeiro

Primero un tímido contacto, un sutil tanteo entre siluetas nocturnas.

A la nota salpicando se desliza y truena entre cipreses como un barco de vapor.
Su vibración en el pecho renueva arritmias y entre cuerdas y helechos nacen los versos como hierba mala.
Pisar sobre cristales rajados recordando que del corazón tranquilo brotan las más dulces melodías.
Cae el instrumento violado víctima de sí mismo, contraste intruso con tus rizos de la alegría.
Cautelosas volaron las rosas azules.
Sólo queda de miel limpieza en mis labios.

 

Carmen Teijeiro (Lugo, España)