Imagen encontró poema

Francisco Fernández Jiménez

Wild meadows for the wild heart.
Free like the wild flowers,
flying in the wind.
Praderas agrestes para el corazón salvaje.
Libres como las flores silvestres,
volando en el viento
Neha (Denver, USA)

Traducción: Amalia Pedemonte (Buenos Aires, Argentina)

https://aquileana.wordpress.com/


Imagen: Francisco Fernández Jímenez  (El Ejido , Almería)

http://youtube.com/c/Audiolibrosencastellano

losupeencuantotevi.blogspot.com.es

Árbol/ Mi fuego/ Al viento/Nudos (imagen encontró poemas)

 

Árbol

Me han talado otra vez.
Las hojas no me salen perennes,
y el sol está de baja
y no florezco como te gustaba.
Vinieron con sus motosierras,
en la noche, oliendo
a sinsentido y cruces
de invierno y oro por robar
de las almas asustadas.
Tenía tantas raíces
penetrando en ti, mi tierra,
que me averguenza dejarlo
todo perdido de auroras
mustias, de primaveras por ser,
del tú en las alimañas
con las miradas afiladas,
cuchillos que me graban
en la corteza entristecida
todo paraíso a soñar
rompiéndome las ramas.
Avanzo como los moribundos
árboles sin sombra que dar,
a los te quiero de vertederos
llenos de esperanza
sin memoria. Pero no grito;
hace mucho que los árboles
ya no hablan…


Poema1: Jacobo Ocaña ( Málaga)

Mi fuego,

el tuyo

y el aire de tu aliento

provocaron convulsiones y un adiós inesperado.

Mis dedos, hoy gusanos ciegos retorciéndose un día de sol,

aún recuerdan el mapa de tu piel.

Eres perfecta,

de sonrisa eterna,

la reina de mi oscuridad.

Palabras tatuadas y anudadas,

hijas de un amor inventado,

hoy pasean como hormigas

enloqueciendo las raíces que extendí hasta tu cuerpo.


Poema 2: Aljana ( Zaragoza)

https://aljana.wordpress.com/


Al viento

Esplendor…,

agreste, antiguo…

centenario,

envejecida belleza.

La belleza…

descompuesta,

marchita, inanimada…

que invita al verso,

al trazo, al pensamiento…

El pensamiento…

desconcertado,

desaliñado, torvo…

que se empaña neblinoso,

que rebusca inconformista.

Inconformista…

se revela, se retuerce

la vida esculpe, modela

peina…

Peina el pensamiento

que transcurre y se deshoja…

homenajea el trazo,

y entonces el verso adivina…

al viento se mece tu pelo.


Poema3: Ginés Carrascoso (Teruel, Aragón, España)
ginescarrascoso.wordpress.com


She once stood tall and beautiful.
And now she lays twisted from neglect.
Maybe it was a lack of love.
Maybe a lack of respect .
As I looked upon her…
Perhaps she felt beautiful once more.
Una vez ella se irguió digna y bella.
Y ahora ella se extiende, torcida por la negligencia.
Tal vez fue una falta de amor.
Acaso una falta de respeto.
Mientras la observaba…
Quizás se sintió hermosa una vez más.

Poema 4: Sylvester L.Anderson.  Chicago, Illinois USA
(Traducción: Amalia Pedemonte. Buenos Aires, Argentina

Nudos

Sobre frío acero

tiembla mi incredulidad;

hacia la eternidad

vuelan los pasos del mundo.

Desvaídos recuerdos,

vomitando paisajes,

ocultan los silencios

de mi amado terruño.

Perforan mis sentidos

siniestras emociones.

Mi tembloroso verbo,

atado a recios nudos,

bajo el velo del tiempo

habla a las viejas tribus.

Canciones del pasado

encienden mi crepúsculo.


Poema 5: Luis Ignacio Marín (Sevilla)


Imagen:Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Imagen encontró poemas

Francisco Fernández Jiménez

La fragilidad 

de una 

simple hierba 

que soporta 

el peso de un 

caracol.

Así son los 

sueños que apenas recuerdo. 

Así son los primeros minutos de la mañana, 

tan confusos, tan oscuros para 

el alma.

La fragilidad 

de la hierba, 

la fragilidad del caracol, 

la fragilidad del minuto, 

que si cae o se mantiene 

puede decidir 

el ánimo 

de la jornada entera.

La fragilidad 

de la confusión 

en sí, 

o fuera 

de si.

Asi pasan 

los dias: 

fragil, no cargar demasiado peso.


Poema: Jesús M. Palomo (Vitoria-Gasteiz , Álava)


USO DE VIVIR

Si cierro tus ojos

y entremezclo las grietas

de tu espiral a volteretas,

ese solitario ritmo tuyo

camuflaje lento

y lento el fuego

cumbre de todas las praderas en flor,

valientes fugitivos

una mañana fresca,

cabaña empedrada,

jugosa hierba,

piel que pide cueva

atributos de inacabable danza

Naturaleza es aventura,

antiguo el uso de vivir

allí

en el cobijo que las sedas mudan tras la niebla.


Antinomia (Oporto, Portugal)

mudocantodelasesferas.wordpress.com


The whole of life
is a straight, green path,
slowly savored.
 
La totalidad de la vida
es un camino recto y verde,
saboreado lentamente

Brenda Davis Harsham (New England, USA)
Traducción Amalia Pedemonte (Buenos aires, Argentina)

Imagen: Francisco Fernández Jímenez  (El Ejido , Almería)

http://youtube.com/c/Audiolibrosencastellano

losupeencuantotevi.blogspot.com.es

El espacio de tu ausencia (Experiencia LPNM)

Raúl Sánchez Alegría

Te he perdido… tantas veces,
De mis errores aprendí a aceptarlos
como un hecho inevitable,
pero aferrado a  la vida

Caí en huecos insondables en un árbol agrietado por los días.
en cielos oscuros, sin pájaros ni Memoria
en laberintos etéreos, pero grávidos.
en mares de desconsuelo y exilio.

Para no pensarte, me he quedado sin recuerdos
Y sin querer pensarte, volvías.
Te evité, entre conjuros, copas vacías,
y destellos de sorpresivo discernimiento…
Pero todo lo que resistimos persiste

El sol, tras la línea permeable del infinito
como una frontera natural,
divisoria de aguas entre países,  parajes de tiempo.
El futuro está detrás. Sórdida ironía del Destino
No puedo estar sin tí,
amor… mi mundo ajeno.

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Raúl Sánchez Alegría (Vitoria-Gasteiz)

Poema y voz: Amalia Pedemonte (Buenos Aires, Argentina)

Vértigo (Experiencia LPNM)

Raúl Sánchez Alegría

Detrás de mí, el pasado

Imágenes sepia.

Vanas percepciones,

furtivos pensamientos

Me elevo al vacío, un tapiz de cien soles de fuego.

 

 

Nubes colosales, delta y manantiales

Peces etéreos, fluyen en el aire.

Inmersión vertical.

Desde el agua al cielo.

 

 

Busco una palabra nunca dicha.

O acaso repetida

Perdida en un mar abisal,

Entre mil filtros de medusas y siluetas ondulantes.

Eternos blancos parajes.

De silencio.

 

 

Despiértame inesperadamente.

Empújame a lo profundo.

En el eco de la caída

Quizás encuentre la respuesta.

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)

Imagen: Raúl Sánchez Alegría (Vitoria-Gasteiz)

De lo más leído (2015)

The walking chair, Susana G López. Tinta china. Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

The walking chair, Susana G López. Tinta china.
Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

 Imagen: Susana G. López. (Barcelona)

Susanaglopez.jimdo.com

 


The walking chair

 

«el que siga buen camino tendrá sillas

peligrosas que lo inviten a parar»

Silvio Rodríguez, Historia de la silla

 

Como un mundo

en mis espaldas

reclamas conciencia.

 

Te llevo conmigo

invitándome

como descanso

como remanso,

tentándome

la fatiga,

la calma,

las ansias.

 

Camino

tu curso

desafiando tu cauce

 

En paciencia

desbordas.

No eres carga.

 

En mi cabeza,

promesa.


Poema 1: Verónica Boletta (La Plata)

 https://veronicaboletta.wordpress.com


The walking chair

Que no,

que no camino sin rumbo,

sin tiento alguno

ni entrenada destreza obsesiva.

Que la madrugada ya se ve cercana

y la necesito conmigo.

Por eso recurro ansiosa

al movimiento imposible.

Me levanto y ando,

sigo el teatro

en penumbra

de mi pura esencia,

en mi forma,

en mi ser inerte…

Mas me muevo,

camino y ando,

me desplazo torpe

en su aguerrida busca.

En otro tiempo la tuve,

y me complementaba.

Ahora me miran serios,

como a trasto inútil

en la esquina muerta

de la muerte cercana.

Ya amanece.

Ya han llegado.

Deslumbra el color naranja

que cubre su cuerpo enjuto.

Cada lágrima que resbala

viaja sin prisa

por su desencajado rostro

para luego rebotar violenta

contra el suelo seco

de este silencio compartido.

Setecientos veinte segundos

de una cuenta atrás.

Una más.

No, no lo he conseguido.

Ahí está mi Némesis,

orgullosa de su altiva presencia.

Ha llegado a tiempo,

jactanciosa y presuntuosa

de su innata electricidad.


 
Poema 2: Jose Yebra (Oviedo)
 VIAJES AL FONDO DEL ALSA https://josinynuri.wordpress.com/

Me dijeron que era tiempo de sentar cabeza:
«Duerme en semillero, riega tu esfuerzo,
¿no quieres ser un día parte de esta maleza?
¿Acaso no tiene miles de pinceladas un lienzo?».
 
Les dije que mi cabeza vive en el aire:
«En un semillero no puedo volar,
ruego disculpen, no quisiera hacer un donaire,
no quiero plantarme no sea que a alguien vaya a herbolar».
 
Me pidieron ser uno más en ese rebaño:
«Todos andamos, todos sufrimos, todos reímos,
descuida los motivos que hagan sentirte un extraño,
nos guiaron cuando nos fuimos, levantaron cuando caímos».
 
Les dije que ser uno más me era aburrido:
«Sé que en el fondo, es lo que queremos, no vayan a pensar,
pero un camino manido no puede llevarme a otro destino,
quisiera tener un final que años después gusten contar».
 
Me exigieron que cumpliera las normas:
«Nos hacen felices, nos dan un trabajo, un motivo,
seguimos camino a los pies de su horma,
¿cómo si no se puede pensar estar vivo?».
 
Les dije que normas no necesito:
«Quizá su rebaño sea de mal año y guste del mal,
más con mis costumbres y mis placeres son mi requisito,
no quiero me vistan de una manera formal».
 
Me ofrecieron su mundo y su protección:
«Hay unos libros, hay unas leyes, hay una guía.
Tenemos un muro, hay una cura por cada afección.
Si nos ayudas, serás una parte de la jerarquía».
 
Les dije que gracias por su protección:
«Pero me arriesgo a caminar por mi cuenta,
que cada error que cometo, si aprendo, es una lección,
que para ver el sol has de pasar la tormenta».
 
Les dije al fin, que gracias. Que no me sentaría.
Pero -añadí-, ¿puedo llevarme la silla?
¿Por qué cargarás con la silla?, me respondía.
para descansar, ratito a ratito, de ir subiendo la cima.

Poema 3: Johan cladheart (Madrid)
“Auf wiedershen, Liebling”… (“Hasta pronto querido”)
Llevo mi silla a cuestas,
como la conciencia del amo en el esclavo
Mas la carga es semántica,
por eso… el oprobio.
Y las contradicciones, son ideológicas,
cada tarde esperándome,
se arremolinan en pantallas
Ovejas de otro rebaño.
Mis ventanas las abro de noche
para que las esperanzas florezcan de día.
Procuro que los ideales clavados en el cielo ideal
estallen contra las estructuras materiales.
Mas sólo en términos dialécticos
Mi silla potencial es sólo un bloque de madera
Qué importa el futuro si todos los días
se clavan en un cetro onmímodo.
Auf wiedershen, Liebling…
Hilos de títere en sus vetas inertes,
tejen implacables
oleajes de río…

Poema 4: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina

¿Y si el origen fuera música? (Revista#5 LPNM)

Seguimos con las festividades:

¡Aquí está nuestra quinta revista digital gratuita!

Esta revista se basa esencialmente en nuestra cuarta experiencia (¿”Y si el origen fuera música”?, inspirada en los temas musicales de Orlando Valle) pero se procuró reflejar lo mejor posible el trabajo de todos en nuestra comunidad. Espero que os guste. Una vez más gracias a todos los que lo hacéis posible y recordad:

” ¡La Poesía no muerde!”


A compartir sin moderación

 

Quien calla otorga (*Cuarta experiencia LPNM*)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La huella azul de una insignia.

Entre las olas del pasado me pierdo,

como una barca sin rumbo,

desemboca en faro ciego.

 …..

Sucesivos velos recubren y aparentan.

Colisión de máscaras.

Tantos momentos replegados,

como capas de arena.

 …..

Cual placas divergentes, nuestras fosas se separan

y un magma de simulacros emerge.

Abismo intersticial.

A la vez límite y frontera. Gélida escarcha. Ardiente hielo.

 …..

Me has quitado mi reflejo, para alimentar tu imagen.

Medusa implacable.

Temo que con tu mirada me vuelva piedra.

Sin embargo, presiento que serás tú quien, darás la vuelta.

 Y, cuando me mires… ¡solo sal serás!.

…..

Las palabras definen.

A veces son esquivas, como pasos que se alejan.

Pero la acción… es concreta.

La realidad es simplemente eso.

 …..

 La voz siempre dice lo que calla,

Entonces, sin preámbulos, sellemos el pacto,

en un fatal segundo de eternidad,

para abdicar, con premura, ante la boca del silencio.

Poema y voz: Amalia Pedemonte (Buenos Aires, Argentina)

https://aquileana.wordpress.com

Imagen: Marcos Ferreiro (A Coruña)

http://entrebn.wordpress.com   http://sietesombras.es

Música: Orlando Valle (Sant Andreu de la Barca, Barcelona /Algodonales, Cádiz)

 

De viajes y cielos (***Cuarta experiencia LPNM***)

Amalia Pedemonte

Amalia Pedemonte


A los pájaros caídos

y a los que tienen que seguir volando…

La madrugada

seca las lagrimas

que la tierra derramó anoche

y las nubes huyen corriendo

en busca de cielos más azules.

No.

Uno no puede quedarse quieto,

quizás haya llegado la hora,

probablemente sea el momento

de tirar de osadía

y fugarse en el viento.

Contemplar el nido

hecho de sueños banales,

de vida cuidadosamente trenzada

e ilusiones comunes.

Y mirar al oeste

donde un cielo despejado

sólo amenaza

con unas pocas gotas de lluvia.

Hay que marchar.

Alzar el vuelo,

emprender el viaje.

Batir una y otra vez las alas,

luchar contra el aire,

deslizarse en el viento

y enfrentarse a la corriente.

Fluir en la atmósfera,

bailar como semillas

y transportarse en el firmamento.

Batir,

una y otra vez batir,

con todas sus fuerzas,

luchar,

empujados por la libertad

y con los pulmones llenos de esperanza.

Sin oráculos ni previsiones

suplicar a Eolo

que nos lleve

a tierra prometida,

controle las tempestades

y ayude en la travesía.

Probar la ingravidez,

soñar con el fin

de la pesadilla,

dejarse la vida

en intentar salvarla,

debatirse entre ráfagas

y divisar en el horizonte la primera playa.

Dejar atrás el nido,

los pájaros caídos,

el sabor del miedo

y comprobar agotados

que este combate

no ha terminado.

Música: Orlando Valle (Algodonales, Cádiz)

Imagen: Amalia Pedemonte (Buenos Aires Argentina)

 https://aquileana.wordpress.com/

Poema y voz. Hélène Laurent (Lille, Francia)

http://www.lapoesianomuerde.com /www.desenredopoesia.wordpress.com

 

Tempus Fugit (Imagen encontró poema)

il tempo che passa e il tempo che resiste,Angela Caporaso

il tempo che passa e il tempo che resiste,Angela Caporaso

El centro de la sombra.
te alumbra con una lámina de luz
filtrándose entre los intersticios del alba.
A cada paso, persiste
el fulgor, la letanía del pasado…
ambiguo como un Dios pagano,
acaso tan impío, como odiado.
Pálido y opaco destello de vida,
sacrílego como la intermitencia de la muerte
Innombrable.
Un final inconcluso,
clausura del Destino,
y un haz circunstancias redundantes,
vagos recuerdos, (ni vale traerlos)
Aquel estridente silencio,
de diluvio a la intemperie…
la sospecha de lo que pudo haber sido,
las viejas promesas y el destierro.
El tiempo que pasa y resiste. 
Su curso, inagotable,
arrasa tierras de árboles sin frutos,
por campos de nostalgia,
… épica sin mapas ni brújulas …
El Ayer resucita en ráfagas de momentos
efímeros, volátiles como noche y día
Vano mensajero que se inscribe en tu eco,
 la intransigencia insomne del retorno.
Ningún lugar es tan lejano como el olvido.
Cuarto menguante: espejismo de tu ausencia.-

Poema: Amalia Pedemonte “Aquileana”. (Buenos Aires, Argentina)

Imagen:  Angela Caporaso ( Caserta – Italia)

Anclas del pasado (Imagen encontró poemas)

Anclas del pasado, Amalia Pedemonte

Amalia Pedemonte. Buenos Aires Argentina. https://aquileana.wordpress.com/

 

Aferrados al pasado como un ancla al fondo del mar,

sentimientos apocados,

removidos por una marea de

pensamientos oscuros que enturbian mi mente,

produciendo imágenes de dolor y pesar,

dolor por los que un día se fueron sin más,

pesar por aquellos que no supieron amar.

 

Mareas que arrastran todo lo que una vez se trago

el mar de la desesperación,

el mar de los lamentos,

naufragios del desamor,

nos traen a la deriva los rescoldos de recuerdos,

arrastrados por la arena con las resacas del resentimiento.


Antonio Caro Escobar (Villanueva de la Serena, Badajoz)

Cómo se escribe.

Te dicen

¡Aquí vivió Pablo Neruda!

¡Cómo!

Más bien te lo escriben.

¡La casa de Pablo Neruda!

Las exclamaciones son mías

y la risa

anclada esclava en la escritura.

¿Cómo se escribe?

Cómo se escribe si es en la imagen…

Aún si es en un trozo tan solo

de la casa de Pablo Neruda.

!Porque así te lo dicen!

Lectura, lectura, lectura…

 

¡Cómo se escribe!

¡Olvidando!

No hay que olvidar nada.

Pensando,

pensando en lo importante

que aquí es Amalia.

Duda no me cabe,

Amalia,

porque leí Amalia Pedemonte

y sentí la necesidad de la palabra

rememorando tus letras,

tus voces,

tu Grecia.

 

Fue cosa del arte, instantánea.

(Cosas que me vienen de Aquileana).

El señor Neruda habrá de perdonarme

que hoy el ancla no ancló en su casa

sino en Amalia y en sus palabras.

Al mirar tu nombre

quise escribir para saludarte,

Amalia Pedemonte.

 

Fue así de fácil

mientras leía viajando en vacaciones.

Tampoco sé si llegarán tarde

estas mis palabras,

que andando de viaje

no sé cómo acabarán mis letras

ni dónde.

También Hélène viaja.

Hablaba de Grecia.

¡Helena!

¡Imposible olvidarla!

Imposible no aprovechar y saludarla

allá en algún dónde

en donde sus ojos leyendo reposen.

 

Fue así de fácil.

Un saludo Amalia.


Lisardo Sobrino (Zarautz)

http://tiempodeletras.blogspot.com.es/

Anclas del pasado

Anclas del pasado, Amalia Pedemonte

Anclas del pasado, Amalia Pedemonte  (Casa de Isla Negra del poeta Pablo Neruda. El Quisco, Chile)

Amalia Pedemonte. Buenos Aires Argentina. https://aquileana.wordpress.com/

En algún rincón de la tormenta (Poema encontró ilustración)

Amalia Pedemonte. Buenos Aires Argentina. https://aquileana.wordpress.com/ Referencia: Casa de Isla Negra del poeta Pablo Neruda.  El Quisco, Chile

Amalia Pedemonte. Buenos Aires Argentina. https://aquileana.wordpress.com/
Referencia: Casa de Isla Negra del poeta Pablo Neruda. El Quisco, Chile

En algún rincón de la tormenta
vive el aguador.
Ése gran ausente del mundo cocinado,
cuya caótica receta se atribuyen varios dioses.
Adicto al sueño de invierno,
se escabulle de los absurdos terrenales
en su camastro liquido.
Sólo en los cálidos días del aire,
vierte en abundancia el ánimo,
presto a los cánticos arbóreos.
En algún rincón de la tormenta
vive el aguador…
Nacido utópico en un mundo cocinado


 Poema: Orlando Valle (Sant Andreu de la Barca, Barcelona /Algodonales, Cadiz)

Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina) https://aquileana.wordpress.com/

Tiempo perpetuo (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Lucía Morales Guinaldo

Lucía Morales Guinaldo

Y ahora…

¿dónde quedan los recuerdos,

oscuros esplendores?

Estos páramos estériles fueron manantiales

y lluvias azules,

intemperies fecundas;

hoy meras estrías del tiempo…

 

Las grietas de tus huellas

—subrepticios huecos y sombras—

y el agua fluye inexorable

como un río de tiempo.

Del espejo gorgotean gotas subterráneas.

Tu mano intercambiando gestos,

que me atrapan entre la tormenta previa a las sequías

Una boca de reloj de arena, ávida, sedienta.

 

Y mil barcos que cruzan el leteo, el río salado del Olvido.

La sed y el deseo, faros ajenos.

Toda memoria es seca, mero trayecto del presente al pasado.

Repetición del eco.

Eco…

disuelto en nada.

Tu fertilidad de verano,

se vuelve contra mí.

 

Cráter de fuego

Inalcanzable…

Revés del viento,

abismos estivales que se disgregan

en playas arrasadas por tus llamas

como el cáliz lleno de cenizas,

legado de un pliegue temporal…

Constelaciones perdidas.

Siguiendo los pasos de la creación: 

 Imagen: Lucía Morales Guinaldo (Salamanca, España) https://www.flickr.com/photos/luciamoralesguinaldo/

Poema y voz: Amalia Pedemonte. Buenos Aires, Argentina. https://aquileana.wordpress.com/

Free to fly (Experiencia veraniega La Poesía no muerde” )

Juan López de Ael

Juan López de Ael

free to fly

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Juan López de Ael (Vitoria-Gasteiz)

Poema y voz: Sylvester L.Anderson. (Illinois, EEUU) https://syl65.wordpress.com/

Traducción: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina) https://aquileana.wordpress.com/

Enchanted summer (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

DESMORAL

DESMORAL

verano encantado

Siguiendo los pasos de la creación

Poema y voz :Sylvester L. Anderson. (Illinois, EEUU). https://syl65.wordpress.com/

Traducción Amalia Pedemonte, (Buenos Aires, Argentina) https://aquileana.wordpress.com/

Imagen: Desmoral (Barcelona, España) http://juliamoral.com/

 

Verano inaugural (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Jaime Domech, transformaciones

Jaime Domech, transformaciones

Te vi transitar las densas alamedas de los barrios,

transfigurándote entre todas las sendas y umbrales,

escurriéndote por todos los fulgores y suspiros transversales,

alimentándote del deseo que crece en el haz del olvido.

 

 

Cuando los naranjos dorados se colman de perfume,

mi voz ante el sol, te convoca en silencio.

 

Aún no sabe tu nombre.

Una sombra es todo lo que tengo de ti.

 

Inasible….

eres presagio venido a menos,

fulgor errante de las libélulas

presencia vacía tras las cenizas.

 

 

La noche estival, lámina apagada,

sostiene como un hilo tibio

el reflejo de un tiempo perfecto, que jamás vuelve.

 

 

Las letras implacables en vano se congregan y te invocan

 

 

Esa máscara infinita abanica la copa verde.

Y su devenir en sombra;

 

Eres la atención que se agolpa en todos mis ojos,

el abismo, momentáneo, del Azar,

una moneda lanzada al aire…

 

Tu nombre en minúscula,

la niebla caliente,

una puerta que no abriste,  y ese verano,

se llevan el eco de tus pasos y tu ausencia.

Siguiendo los pasos de la creación

Poema y voz: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)

https://aquileana.wordpress.com/

Imagen: Jaime Domech (Málaga)
https://jdomech.wordpress.com/
https://cadaverexquisitofotografico.wordpress.com/

 

Invertido (Imagen encontró poemas)

¨Invertido¨, Amalia Pedemonte  (En la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile). Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)   https://aquileana.wordpress.com/

¨Invertido¨, Amalia Pedemonte
(En la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile).
Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)
https://aquileana.wordpress.com/

Invertido


«Después, que importa del después…»

Naranjo en flor – Virgilio y Homero Expósito


Plantaste al dicho

«el pez por la boca muere»

el hecho de tu salto en fuga.

Atrás, los fantasmas

con el patibulario esfuerzo de tu cola.


Ascenso y puro impulso

caen

profundo,

más profundo.


Emulo de ave,

el vuelo finge

artimañas;

falsifica instantes,

suspendido.


Bajo un cielo de colores

—moraleja de contrastes—

engaña un mar.




Poema: Verónica Boletta, La Plata

https://veronicaboletta.wordpress.com/


Invertido

De universidades se trata,
en la facultad de arte un lucernario se abre
a la luz
artificial o del cielo, que hablamos de arte,
y me da incluso miedo
que el cielo no sea azul
ni sea diferente a cualquier infierno.

Vuela la ballena pequeña y blanca
sin conocerla
en un cielo que es mar
de un universo invertido,
nada la ballena pequeña y blanca
sin conocerla
en un mar de cables y aire,
y no busco el sentido en manuales escritos
ni en el frontal de una fotografía no impresa,
por no importarme,
que se trata de arte
y eso no es fácil conocerlo ni entenderlo
aunque lo leas.
Porque hablamos de arte
te recomiendo, que a tu modo, lo entiendas.

Mas ha de rimar con libertades
esta imagen que miro
que así lo deseo
y mientras escribo soy quien la interpreto.
Así es el arte, el que lo pensó ya acabó,
también la que fotografió,
ahora llego yo.

Libertades es palabra que cada vez más me agrada
y me la arrebatan.
Aunque al rimarla la pluralice
solo hay una, libertad,
con minúscula y de verdad
si no va a principio de frase
o existe otro énfasis que la puntualice.

La sencillez y la pureza del haz lo que quieras,
eso leo en esa ventana al desconocido cielo
de un mundo cuadriculado, que dibujaron rectangular,
al triangular.
Mundo en el que tuvieron que hacer sencillos triángulos
y así permitir a la complicada estructura no caer ni deformar.
Uno a uno todos a ayudar
porque sí
que en su rigidez todos son uno más.
Así lo siento y así lo he de escribir.

Todos suman igual,
isósceles o escalenos
ciento ochenta grados por tres ángulos,
también tú y yo somos un par.
Yo escribí tú leyendo,
nuestras diferencias no me han de importar
ni lo rígido que piensen nuestros cerebros.
De otra forma no podía ser
aunque ese cielo y esos cables quieran significar,
no sé,
lo que un joven ruso pintó a favor o contra el poder,
liberar o esclavizar.
Porque la necesito para ser yo libre
yo, que soy el que escribe,
quiero tu libertad.

Por la libertad,
por la libertad de escribir aquí
con gente que escribe tan bien,
por la libertad de leer estructuras triangulares
que son arte
o son lo que tú desees,
que el arte no es fácil conocerlo ni entenderlo
aunque lo leas,
aunque lo mires,
aunque lo toques con los dedos,
aunque lo estudies.
aunque mires que es de Chile,
aunque te lo fotografíe una vecina de Argentina,
aunque te llegue desde la casa de Hélène.
Por la libertad,

arte.
Mas ha de rimar con libertades
mil veces repetidas
si falta hace,
que arte sin libertad ha de ser engañar.
Libertad,
palabra que cada vez más me agrada
porque me la quieren arrebatar
con tantas artimañas
que se me escapan muchas
y me engañan.
Libertad,
solo una,
igual la mía que la tuya.

Para mí y para ti
sin saber quien sois,
en esta casa de Hélène
que nos trae una fotografía de Amalia,
tecleando con estas musas de la Grecia antigua
que en la España que vota hoy
me han sugerido todas estas palabras
aunque hoy cuando lees
haya pasado un día o algún mes
y ya se haya gastado toda la tinta del boli,

para ti y para mí,
con mi libertad de escribir y la tuya de leer,
desde un techo sin cielo
de traslúcido cristal,
miré la fotografía y casi no puedo dejar de escribir.
Así es.
Empecé con arte y con una Verónica acabaré
que sin ser flor azul es flor a quien leer
en las letras del rimar y del no rimar.

Antes del punto final
esta cosa más, sólo una,
entre la negrura y la blancura existe la grisura.
Quiero que tú también vivas con la libertad que quieras
en el color que te apetezca.


Poema: Lisardo Sobreino (Zarautz)

Imagen: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)

  https://aquileana.wordpress.com/

Plateando (poema encontró ilustración)

The_Triumph_of_Death,_or_The_Three_Fates, Public Domain

¨El triunfo de la Muerte¨ o ¨Las Tres Parcas¨ Tapiz Escuela flamenca. Bruselas (1510-1520) /The_Triumph_of_Death,_or_The_Three_Fates, Public Domain

“pero si es mi destino y así lo han tejido las moiras”
Ahora la luna , la ceja
Rebelde se peina sola
Hécate, la vieja luna llena
La diosa de la muerte en vida
Te revelas cerrada y redonda
Como una epifanía
Nos muestras la realidad limpia
La realidad redonda y dura
Y va sucediéndose la Moira
Implacable desde la cuna
Sostiene el hueso, la una
Del hilo tira la otra
Con tijeras de oro, lo corta
Esta última redonda, dura y dorada
Entrega al fondo negro del océano
A mis hermanos negros de sol y petróleo
Y tú anciano Helio
Tan feliz en tu carro de oro
Y tus caballos alados
Con tu pelusa en el ombligo
Ahora tú, ahora ella
Os turnáis los días y las noches
Y os repartís el botín
Sobre esta tierra redonda y plana como un plato de plata

Poema:
ENRIQUE BAZAKO GOIBURU (MADRID)

Imagen
propuesta por Amalia Pedemonte (Buenos Aires, Argentina)
¨El triunfo de la Muerte¨ o ¨Las Tres Parcas¨ Tapiz Escuela flamenca. Bruselas (1510-1520)
“The_Triumph_of_Death,_or_The_Three_Fates” Public Domain

Fragmento de un final (Imagen encontró (¡otro!) poema)

Jaime Domech (Málaga) https://jdomech.wordpress.com/

Jaime Domech (Málaga)
https://jdomech.wordpress.com/

Corola tallada de pétalos sin flor.
una hoja con ápice impermeable.
Eterna y seca primavera,
rivera incipiente, sutilmente verde.

Una furtiva mirada azul
sobre un camino oscilante,
surcos muertos, árboles vacíos de hojas.
Bajo el sol inagotable del mediodía interminable.

Réplicas de galerías.
Redundantes sonidos.
Las palabras que no dijimos
te hacen una reverencia.

Tus fantasmas esculpen mis recuerdos.
Soy todo lo que fui en tu cautiverio,
persistes, con codicia te acumulas.
A cada nombre me retiro, te invoco y te devuelvo.

Te conjuro, brisa efímera .
Nunca volverás a ser mi aire.
Escúrrete por la puerta de las sombras y el olvido
Deja de asediarme…


 Imagen: 
Jaime Domech (Málaga)
https://jdomech.wordpress.com/

 Poema
Amalia Pedemonte  (Buenos Aires, Argentina)

***ATENCIÓN: ÚLTIMO DÍA PARA PARTICIPAR*** (EXPERIENCIA VERANIEGA:www.lavidaenpoesia.wordpress.com)

Haz de luz (Imagen encontró poemas)

Haz de luz,  Amalia Pedemonte

Haz de luz, Amalia Pedemonte

Imagen: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)

 https://aquileana.wordpress.com/


Haz de luz

 

Explota el pálpito animal

Huida de sombras

Druida

Ruina

Es ese laberinto circular

Que tus ojos capturan

Para echármelo en la cara

En mandalas

Y esa esencia dislocada en punto

Para posar la mirada

Y luego

En el centro

Las intenciones

Más allá

Donde quiebra el haz

El olvido es laberinto

Pierde en sombras

Tu abstracción

Vive en luz


Poema: Verónica Boletta ( La Plata)

 https://veronicaboletta.wordpress.com/

 


 

Haz de Luz

 

Aureolas luminosas surcan el manto del

firmamento, tu luz blanca llega hasta el suelo,

creando caprichosos diseños de luminosidad iridiscente,

bellos colores salidos de la nada,

de una antigua estrella ahora en decadencia,

brillo dan ahora a tu mirada

recibiendo sus últimos coletazos de intensas luz,

antes de marchitarse como una flor en octubre

barrida por el viento.

 

Tu haz crea un mando divino,

llevado por diosas de luz

en el altar de la eternidad proyectan

energía a quien de cerca te mira

absorben tu fuerza dejándote exhausta,

agotada,

aún latente,

aún luminiscente.

 

Aureolas luminosas surcan el manto del

firmamento, tu luz blanca llega hasta el suelo.


 

Antonio Caro Escobar (Vilanueva de la Serena, Badajoz)

antoncaes.worpress.com

The walking chair (Imagen encontró poemas)

The walking chair, Susana G López. Tinta china. Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

The walking chair, Susana G López. Tinta china.
Some abstractions with chinese ink and watercolors (cobalt turquoise and a kind of orange. Brand:Schmincke)

 Imagen: Susana G. López. (Barcelona)

 Susanaglopez.jimdo.com

*** Miembro de “GaleriZarte” ***

www.galerizarte.wordpress.com


The walking chair

 

«el que siga buen camino tendrá sillas

peligrosas que lo inviten a parar»

Silvio Rodríguez, Historia de la silla

 

Como un mundo

en mis espaldas

reclamas conciencia.

 

Te llevo conmigo

invitándome

como descanso

como remanso,

tentándome

la fatiga,

la calma,

las ansias.

 

Camino

tu curso

desafiando tu cauce

 

En paciencia

desbordas.

No eres carga.

 

En mi cabeza,

promesa.


Poema 1: Verónica Boletta (La Plata)

 https://veronicaboletta.wordpress.com


The walking chair

Que no,

que no camino sin rumbo,

sin tiento alguno

ni entrenada destreza obsesiva.

Que la madrugada ya se ve cercana

y la necesito conmigo.

Por eso recurro ansiosa

al movimiento imposible.

Me levanto y ando,

sigo el teatro

en penumbra

de mi pura esencia,

en mi forma,

en mi ser inerte…

Mas me muevo,

camino y ando,

me desplazo torpe

en su aguerrida busca.

En otro tiempo la tuve,

y me complementaba.

Ahora me miran serios,

como a trasto inútil

en la esquina muerta

de la muerte cercana.

Ya amanece.

Ya han llegado.

Deslumbra el color naranja

que cubre su cuerpo enjuto.

Cada lágrima que resbala

viaja sin prisa

por su desencajado rostro

para luego rebotar violenta

contra el suelo seco

de este silencio compartido.

Setecientos veinte segundos

de una cuenta atrás.

Una más.

No, no lo he conseguido.

Ahí está mi Némesis,

orgullosa de su altiva presencia.

Ha llegado a tiempo,

jactanciosa y presuntuosa

de su innata electricidad.


 Poema 2: Jose Yebra (Oviedo)
 VIAJES AL FONDO DEL ALSA https://josinynuri.wordpress.com/

Me dijeron que era tiempo de sentar cabeza:
«Duerme en semillero, riega tu esfuerzo,
¿no quieres ser un día parte de esta maleza?
¿Acaso no tiene miles de pinceladas un lienzo?».
 
Les dije que mi cabeza vive en el aire:
«En un semillero no puedo volar,
ruego disculpen, no quisiera hacer un donaire,
no quiero plantarme no sea que a alguien vaya a herbolar».
 
Me pidieron ser uno más en ese rebaño:
«Todos andamos, todos sufrimos, todos reímos,
descuida los motivos que hagan sentirte un extraño,
nos guiaron cuando nos fuimos, levantaron cuando caímos».
 
Les dije que ser uno más me era aburrido:
«Sé que en el fondo, es lo que queremos, no vayan a pensar,
pero un camino manido no puede llevarme a otro destino,
quisiera tener un final que años después gusten contar».
 
Me exigieron que cumpliera las normas:
«Nos hacen felices, nos dan un trabajo, un motivo,
seguimos camino a los pies de su horma,
¿cómo si no se puede pensar estar vivo?».
 
Les dije que normas no necesito:
«Quizá su rebaño sea de mal año y guste del mal,
más con mis costumbres y mis placeres son mi requisito,
no quiero me vistan de una manera formal».
 
Me ofrecieron su mundo y su protección:
«Hay unos libros, hay unas leyes, hay una guía.
Tenemos un muro, hay una cura por cada afección.
Si nos ayudas, serás una parte de la jerarquía».
 
Les dije que gracias por su protección:
«Pero me arriesgo a caminar por mi cuenta,
que cada error que cometo, si aprendo, es una lección,
que para ver el sol has de pasar la tormenta».
 
Les dije al fin, que gracias. Que no me sentaría.
Pero -añadí-, ¿puedo llevarme la silla?
¿Por qué cargarás con la silla?, me respondía.
para descansar, ratito a ratito, de ir subiendo la cima.

Poema 3: (Madrid)
“Auf wiedershen, Liebling”… (“Hasta pronto querido”)
 
Llevo mi silla a cuestas,
como la conciencia del amo en el esclavo
Mas la carga es semántica, 
por eso… el oprobio. 
 
Y las contradicciones, son ideológicas, 
cada tarde esperándome, 
se arremolinan en pantallas
Ovejas de otro rebaño.
 
Mis ventanas las abro de noche
para que las esperanzas florezcan de día.
Procuro que los ideales clavados en el cielo ideal
estallen contra las estructuras materiales.
 
Mas sólo en términos dialécticos
Mi silla potencial es sólo un bloque de madera
Qué importa el futuro si todos los días
se clavan en un cetro onmímodo.
 
Auf wiedershen, Liebling...
Hilos de títere en sus vetas inertes, 
tejen implacables
oleajes de río… 

 
Poema 4: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina