Sol Cruel (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Edgar Bernardo Arcos

Edgar Bernardo Arcos

Sol cruel que bañas sombras

¿Qué pretendes?

Nunca entenderás mis caprichos

Nunca cesarás tus caricias

 

Rayos de vida que hoy repudio

Abrazad mi indiferencia tímida

¿Qué más dará?

Si en mi cielo no habrá cesado la tormenta

Si este verano seguirá sabiendo a invierno

A ceniza

Sol tirano que ignoras ignorante

¿Qué pretendes?

Nunca escucharás mi suplica

No dejarás que nadie, nadie sane estas heridas

 

Pero no te preocupes

 

Hoy seré hijo de Morfeo

¿Qué esperabas?

En algún oriente hallarás cobijo

Pero hoy, hoy no habrá concilio entre nosotros

 

Ahora vete, hace frío.

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema y voz: Alejandro López González (Alicante, España)

Ilustración: Édgar Bernardo Arcos Álvarez (Ciudad de México.) https://cuevadedonbernardo.wordpress.com

No cesará (Imagen encontró poema)


Berlin 1 LordConrad.

Berlin 1 LordConrad. @theyoungQuevedo http://elhpc.blogspot.com.es/

Ciudad si está vacía no es ciudad

Es historia desprovista de poetas

Una Noche sin luna, sin sorpresas

Es promesa, silencio preso, es maldad

 

Son dos calles de acordes mudos, frialdad

Desnudos ríos susurrando estrellas

Como huellas diluidas en las mareas

Es olvido sinuoso, soledad

 

Nosotros las vestimos con poemas

Repartiendo los colores al azar

Abrigo digno para tal princesa

 

La pieza que completa sus teoremas

Caricias que mitigan esta orfandad

Abrigo digno y dulce que no cesa

                                                           Ni cesará


 Imagen:
LordConrad.
@theyoungQuevedo

Poema:

Alejandro López González (Alicante)

Creciendo

Al ver las almas pasar, sonriendo,

sin saber vivir a solas,

descubrió el porqué de las miradas,

la razón de vivir a ciegas, gateando…

 

Y aun así no quiso crecer,

Apartando las lecciones aprendidas,

sin saber vivir, viviendo a solas,

avanzando mudo de conciencia, sin nacer…

 

Creciendo


 

 

 

Alejandro López González (Alicante)

Vertedero de palabras, alivio de conciencia:

http://simimusamuerescriboaire.blogspot.com.es/

Cara o Cruz (* Primera experiencia “La Poesía no muerde”*)

José Alcalde, Azahar, gráfica digital, 2014

José Alcalde, Azahar, gráfica digital, 2014

 

http://www.ivoox.com/cara-o-cruz-primera-experiencia-la-poesia-no_md_3237214_1.mp3″

 

Encuentro una moneda en mi bolsillo

Y me pregunto:

¿Sera este burdo metal una puerta en mi horizonte?

Mi pecho taquicárdico lo afirma entusiasmado

Y en ese efímero instante creo esbozar la libertad

 

Mente retorcida ¿Por qué no cedes?

Siempre empeñada en ser antítesis

Me cansas

 

Antes de darme cuenta la moneda ya está volando

Hoy el azar ordena recovecos

Hoy sentencia

Hoy lo es todo

Yo soy nada

 

Ante la duda lanza una moneda me dijeron

Será rápido, será eficaz

Sin embargo pasan los días

Y mi juez biplánico

Para mi desesperación nunca desciende

 

Sin más remedio el tiempo me consume

Sin darme cuenta de pronto ya soy viejo

¿Dónde quedo aquel niño encerrado en mi mirada?

¡Ya no está!

 

Mis ojos ya no brillan como antes

Ya no construyen castillos de la nada

Ya dejaron de ser filtro para esta realidad tediosa

 

Y aunque busco desesperadamente mi reflejo

Los charcos de la calle hace tiempo que están secos

Mi consuelo es resignación

¿Qué más da si ya soy viejo?

 

Hoy solo lloro, reniego y pataleo

¡Maldito instante!

En el que busqué indeciso en mi bolsillo

Aquella moneda que nunca debí lanzar al aire

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Alejandro López González  (Alicante)

Ilustración: José Luis Alcalde Soberanes (México)

Voz: José Carlos Sánchez Montero (Fuenlabrada,Madrid)  www.escriviviendo.com

Que llora solitaria

Existe un rincón memorable
Un espacio solo mío
Donde las ideas vuelan solas
Donde puedo ser yo la marioneta
Y poder soltar los hilos

Hay un lugar donde mis alas,
Pese a no existir, crecen
Donde solo quepo yo y alguna idea
Donde un tiránico silencio dicta
Y mis muchos “yo” siempre obedecen

Allí las noches son instantes
Lo que dura un parpadeo
Donde puedo ser lo que yo quiera
Con el agitar de un lápiz
Y escribirlo sobre el suelo

Es un lugar extraño
A la vez de todos y también muy mío
Donde corren muchos a esconderse
A llorar tragedias vanas
A ocultar su rostro humedecido

Unas veces son las teclas
Otras una melodía redundante
Un recuerdo efímeramente amargo
Un escritorio desordenado
O la esquina de alguna vieja calle

Hoy me refugio en mi lugar
Entre la quietud buscaré mi calma
Que yo mismo y el discurrir de una silueta
Robamos tras probar
Ese dulce amargo que ocultabas

Con las palabras que caen de mi bolsillo
Me haré paso entre mis dudas
Construiré una escalera
Con esos versos que murieron
Que escribí en una noche en vela

Me haré paso entre las nubes
Surcaré este cielo antes de que caiga
Intentaré descolgar con mi camisa
Aquella estrella triste
Que brilla intermitente, que llora solitaria

 

Alejandro Lopez González (Alicante)

NO ES PRECISO

No es preciso ser poeta para dar a luz mil versos

Ni que las lágrimas manchen folios si algo duele

No necesito más andamio que el de mis huesos rotos

Ni más abrigo en este invierno que mi cuarteada piel

No es preciso buscar cariño entre esa multitud vacía

Ni ocultarse en las esquinas si el cielo ruge

No necesito más consejo que el de un amigo fiel

Ni más suerte que la merecida ayer

No es preciso equivocarse para aprender lecciones

Ni llorar al tiempo por robar las horas

No necesito la quietud de estas paredes

Ni esperar que un llanto cure las cosas rotas

No es preciso correr si estás exhausto

Ni sucumbir ante los ojos de una cualquiera

No necesito respuesta para este rompecabezas

Ni que algún idiota diga “te faltan piezas”

Alejandro López González ( Alicante)

Primer día sin ti

 

Tardé tres décadas en componer

Una canción de soledad

Y ahora concluida

Ni la cuerda, ni el tambor vibrante

La podrán acompañar

Solo yo y mi monólogo

Solo yo con mi pesar

Solo e indefenso contra el vértigo

Solo contra el miedo de mirar atrás

El tiempo siempre dicto inamovible

El corazón siempre luchaba

Hoy son las lágrimas quienes sufren

Porque ayer lo tuve todo

Y ya no queda nada

Alejandro López González (Alicante, España)

Licencia de Creative Commons

Licencia de Creative Commons