Imagen busca poema

IMG_7128

Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Imagen busca poema… (propio y apropiado)

lapoesianomuerde@gmail.com

(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

***Se ruega esperen a que el conjunto (imagen y poema) se publique en nuestro espacio para compartirlo con el fin de que el autor  de la imagen (al que se deberá hacer mención) esté sobre aviso. ¡Gracias !***


Acceso a las imágenes que aún buscan poemas

Permeable (Vídeopoema)

MÚSICA: Orlando Valle. “Planeta verano” del álbum Junio (2016)
https://www.jamendo.com/album/160082/junio


Poema y montaje: Hélène Laurent (Lille, Francia)

https://www.facebook.com/HeleneLaurentPoesia/

https://twitter.com/HLaurentPoesia

Permeable (Vídeopoema)

MÚSICA: Orlando Valle. “Planeta verano” del álbum Junio (2016)
https://www.jamendo.com/album/160082/junio

POEMA, VOZ Y MONTAJE: Hélène Laurent
https://www.facebook.com/HeleneLaurentPoesia/

Emancipación (Imagen encontró poema)

Desmoral

Desmoral


Llegará el día que entiendas, no serás tu padre

desandando sus huellas, no serás él

fundiendo la diáspora de sus actos, no serás

el reflejo de su fuga en el agua, no

Llegará un instante, semilla de la hora

que se alzará hasta ser el día

bravo, cuando decidas

sacar tu sonrisa buena de la vitrina

y dejar de usar esa mueca gastada

Y aceptes desvestirte del gesto quieto

Y saques a la calle, en bolsas negras

la sorpresa dormida, el roce enmudecido

las charlas como aviones de papel, el saludo autómata

el hálito que dejaste en lugar del suspiro. El día

de tu emancipación.


Poema: Emilia Vidal, Mar del Plata, Argentina (1979)

http://mariavidaldom.wixsite.com/emilia-vidal


Imagen: Desmoral (Barcelona)

https://juliamoral.com/

https://www.facebook.com/DESMORAL/

Desmoral (Experiencia veraniega “La Poesía no muerde”)

Desmoral

Desmoral

Una venda obscura cegaba mi armonía interior

y el aire puro bordeaba mi ser para desencontrarse de mí,

mas una anciana sabia a la que llaman Cultura mojó sus trapos viejos en dulces aguas

para limpiar los prejuicios de mi mente ofuscada.

 

El oprobio colectivo se convirtió entonces en el alimento de las hienas sociales,

pues mi estómago no llenaba más…

 

Unas alas adornadas de plumas blancas cubrieron mi espalda y los otros temieron y juzgaron,

pero halos de luz cálida envolvieron primero sus vistas y luego sus almas, algunos huyeron pero otros, dóciles,

se sentaron cabizbajos para ser acariciados por unas manos benditas.

 

Y estas manos no eran puras ni perfectas, no eran hermosas ni doradas,

eran las manos de la tolerancia y el entendimiento de otros,

que suspiraron cuando yacieron sobre frescas colinas.

 

Arrancándose la sucia piel como si de un traje ajustado se tratara,

todos aquellos que quisieron lavar sus inmundicias bajo el torrente salvaje de las diluvianas lluvias,

enviadas por la única madre y protectora que el hombre posee,

la única que brinda alimento y cobijo en las horas más exiguas.

 

Todos ellos se alzaron como hombres y mujeres,

y mientras volaban se echaron los unos con los otros compartiendo lo que eran en su verdadera esencia.

 

Y despejados los grandes campos, las hienas más rencorosas y envidiosas,

volvieron y comieron de los desperdicios de carne que en torno a ellas se asaban con el calor del sol,

y saciaron su hambre si,

pero sólo hasta que duró el festín…

Siguiendo los pasos de la creación:

Imagen: Desmoral (Barcelona, España) http://juliamoral.com/ http://www.desenredopoesia.wordpress.com http://www.galerizarte.wordpress.com

Poema: Jesús Pulido (Venezuela) https://www.facebook.com/galeriajesuspulido http://www.galerizarte.wordpress.com

Voz: Hélène Laurent (Lille, Francia) http://www.lavidaenpoesia.wordpress.com http://www.desenredopoesia.wordpress.com http://www.galerizarte.wordpress.com

Agua que calma mi sed.

Agua que no bebas,
No la veas ni la desees.
Agua que no te pertenece,
No la tomes. No la sientas entre tus dedos.
Agua que no te corresponde,
No hables de ella ni pienses en ella.
No le hagas mal.
Agua en que te has de duchar,
Agua que has de besar,
Agua del mar, de la fuente,
Agua de una piscina y del vaso,
De los charcos del camino,
Agua de un manantial,
Que tanta agua hay a nuestro alrededor,
Que al no poderse renovar,
Hay que conservar.
Agua que ha servido de espejo
En la prehistoria,
Agua que apaga ese fuego,
Agua que calma tu infinita sed,
Agua cristalina,
Agua feliz.
Muy feliz.
Agua que nace y muere,
despierta y duerme,
vida que yace…

Poema: Yoyita (Santiago de Compostela)

Eco: Hélène Laurent