Glacial goteo púrpura

Perlas de sangre de lo no dicho

Los fantasmas de las amapolas se esconden,

sus  lagrimas  se congelan fijando las palabras

en pasarelas de lo que quedará.

La historia del había una vez el fuego,

La historia del tal vez y del ojalá, 

La historia de lo que quede 

ya no irá a refugiarse en los campos de mis sentidos,

ni arderá en nuestro evidente desamparo.

Tal vez un día cual viejo pergamino roído 

la interpreten las flores, se la adueñen los soñadores,

Se la roben los castores y luego no sabremos lo que será, 

y se oirá el canto de las piedras ocultando un silbido triste,

gritando, eso no existe, eso nunca sucedió,

Y un viento de lluvia soplará por las calles,

y un sol con manchas te quemará de frío.

Y un ruido triste morirá en los pasillos de mi geométrica sensibilidad.


 Patricia Sabag, palabras escapándose 


Poema busca imagen…(propia y apropiada)

lapoesianomuerde@gmail.com

con nombre, apellido, ciudad y enlace.

La Poesía, Eugenio Montejo

 

La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide
-ni siquiera palabras.

LLega de lejos y sin hora, nunca avisa;
tiene la llave de la puerta.
Al entrar siempre se detiene a mirarnos.
Después abre su mano y nos entrega
una flor o un guijarro, algo secreto,
pero tan intenso que el corazón palpita
demasiado veloz. Y despertamos.

La Tierra Giró
La tierra giró para acercarnos,
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño,
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor, tanto milagro
sólo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del Simposio.

Declamación y dirección: El Trovador Violeta (Alfredo Juan Pablo)
Colaboración: Ruth Mariell y Eduardo Lárez
Edición y montaje: Ruth Mariell
Musicalización: Rafael Frías


Visita mis lugares en la Web: Blog: https://eltrovadorvioleta.blogspot.com/
nstagram: @eltrovadorvioleta

Lenguaje de abanicos

Me miras y te miro,

En tu abanico hay todo lo que no digo,

En tu juego caigo,

Basta un giro y no respiro,

Tu rostro ocultas niña traviesa,

Sígueme si puedes esto solo empieza,

No te tapes la frente, abanica, abanica 

Sígueme la corriente,

¡ deja ! qué importa lo que piense la gente…

Yo sé que tu abanico me dice lo que no dices,

Entre encajes giran tus sentimientos

diciéndome que mi amor tienes abandonado,

Anda, nada importa que yo me hago de lado.

Déjalo deslizar sobre tus ojos,

Dime vete que por mí no brillan tus ojos…

Y despacio, muy despacio como tu abanico,

De mi amor rojo harás mil añicos.


Patricia Sabag (Reims, Francia)

La Gota I

Vengo de…    noches cansadas

lágrimas sin rostro

días azul amargo

ausencia de piel rocío

 

…la gota se sintió trompo en la quietud de la noche,

vagó por ríos y arroyos de cometas…súbitamente estalló en mil pedazos

y se perdió en delirios de amor, miedos y dolor.

 

…la gota se sintió mar de corales y embelesada por un océano cristalino

se deslizó desesperadamente hacia el cardumen destellante

sintiéndose libre, abriéndose al tic-tac excitante de un alga capullo.

 

…la gota se sintió capullo y cegada por halos de luz

se volvió mariposa de alegres colores y nadó por ese océano de vida

irradiando brillo de estrella fugaz, despejando la infinita noche.

 

…la gota-mariposa sintió sus alas mojadas y nadó sin dudar

a refugiarse en una vieja ostra sin perla y pacientemente espera poder

desplegar su arco iris radiante en esta oscuridad de noche.


 Mariana Gellida (Palermo – C.A.B.A)

 

Si la ves, si a tu lado pasa,

Si en sus cabellos te quiere enredar,

Si de sus besos el infinito pareces tocar,

Anda, ve y dile que en sus pupilas

quisiera habitar, que su color quisiera robar,

Que en palabra cierta mi verdad he de encontrar,

Anda ve y dile que está en mis venas,

Que es torrente y laguna,

Que en las noches claras la oigo cantar,

Que su risa suave es mi respirar,

Que su alma es tinta para dibujar,

Que entre las nubes un pájaro ciego,

entre lluvia y viento, ha perdido

una estrella, ha perdido su mar,

que su mundo era ella y que

entre las hojas de un bosque extraño,

Ya no tiene fuerzas para volar.

Anda ve y dile que la vida es un pasar,

Que su risa pura,como campana del cielo,

Yo quisiera perpetuar, que entre su piel

Y mi piel existe un sello de acero y miel,

Anda ve y dile que hay noches oscuras

En las que los secretos más grandes,

Se vuelven palomas, que sólo quieren volar


Patricia Sabag, Palabras escapándose

Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)