Vértigo (Experiencia LPNM)

Raúl Sánchez Alegría

Detrás de mí, el pasado

Imágenes sepia.

Vanas percepciones,

furtivos pensamientos

Me elevo al vacío, un tapiz de cien soles de fuego.

 

 

Nubes colosales, delta y manantiales

Peces etéreos, fluyen en el aire.

Inmersión vertical.

Desde el agua al cielo.

 

 

Busco una palabra nunca dicha.

O acaso repetida

Perdida en un mar abisal,

Entre mil filtros de medusas y siluetas ondulantes.

Eternos blancos parajes.

De silencio.

 

 

Despiértame inesperadamente.

Empújame a lo profundo.

En el eco de la caída

Quizás encuentre la respuesta.

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Amalia Pedemonte. (Buenos Aires, Argentina)

Imagen: Raúl Sánchez Alegría (Vitoria-Gasteiz)

Yo te siento habitar mi piel,

Te siento como una primera ansiedad,

fragmentos de ti en mí

invadiendo poco a poco,

Marea que ahoga y no tiene tregua,

barco encerrado en una ola clara y tempestuosa,

un sueño que no duerme y araña mis sentidos,

pegándose a mis huesos, resbalando en mis sentidos,

Y te siento venir como tintado de jazmín,

como pintado de alegría violenta,

estirando el día con tu olor a hierba fresca.

veremos más allá del horizonte,

y en mis huellas y en mi tiempo estamparás tu memoria


 Patricia Sabag, palabras escapándose

CONCURSO DE PORTADAS “MI PORTADA NO MUERDE, ¿O SÍ?”

Quedan 3 días para participar….
¡Anímate!
¡La Poesía no muerde!

LA POESÍA NO MUERDE

Toda revista necesita una buena portada por lo que volvemos a lanzar nuestro concurso:

Bases de presentación:

  • No haber ganado la edición anterior.
  • Ser el autor de la imagen que se remita (imagen de portada o portada completa)
  • Temática del concurso “Mi portada sí muerde, poesía de miedo”. Recordad que “la Poesía no muerde” se basa en el intercambio artístico y que más allá de la Poesía per si también incluye artes visuales (pintura, dibujo, fotografía, collage…)
  • La portada completa tendrá un formato A4 (21cm de ancho*29,7cm de alto)
  • Incluir una firma o marca de agua abajo de la imagen (que no supere 1/3 de la anchura de imagen)
  • El autor puede incluir en el correo electrónico unas palabras aclaratorias sobre su obra (50 palabras máximo)
  • Con el fin de dar continuidad e imagen a nuestra revista se ha optado por facilitar y mantener unas…

Ver la entrada original 81 palabras más

Y hasta mis suspiros se vuelven necios y pesados.

Y el jazmín cae lentamente ocultando su ruido de campana;

Y mi geométrico corazón agujerea ferozmente este espacio

afónico, este caer infinito de la nada lanzándose al vacío.

Ahogándose en en lo inacabado, polvo de la transparencia.

Allá donde vive la tristeza quejándose de ser inhabitable,

Allá donde ríe la tristeza sabiendo que ella habita.

Allá en el fondo de nosotros mismos,

Allá donde el silencio es un caracol  y el mar es sordo,

Allá donde él silencio es memoria enterrada con olvido”


 Patricia Sabag, palabras escapándose

Carne y hueso

Tócate los bordes de las cuencas de los ojos.
Adelante. Tienes todo el tiempo del mundo.



¿Lo notas?
¿Notas el hueco? Es la forma de tu calavera.

Tus huesos, lo que eres más allá de lo que piensas.
Tus cadenas a la realidad, la silueta de tu muerte,
al tiempo, al espacio, al mundo inconexo.

Eres reacciones químicas ante todo.
Animal.
Depredador y presa.
Tócate, ¿tienes todo el tiempo del mundo?

Eres carne y hueso.
El resto,
los sueños que te mantienen con vida.

 


Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

losupeencuantotevi.blogspot.com.es/2010/11/carne.htm


Comprar el libro:

https://www.bubok.es/libros/175178/Lo-supe-en-cuanto-te-vi

Este poema está hecho de ramilletes de olvido,

De memorias pasadas, de olas en el mar

que  narraban un tiempo de contradicción,

cuando te decía qué pena que no me duela tu nombre,

qué pena que no me duela ni el dolor.

Mírame vivir estoy hecha con fibras de morir.

Mi amor está  incompleto, pidiendo los instantes,

En que te vuelves  pensamiento, viento y momento,

Pidiendo sin querer mariposas en un eclipse de sol

y gorriones que se te parecen en el fulgor del arcoiris.

rosas blancas y amarillas y cataclismos no vividos,

Mi amor está incompleto tiene miedo de las ruinas,

Y huye del desorden de este mundo que tu destilas.

Mi amor era diferente, a mí no me importaba ser decente,

Y entre corrientes y para siempre….

Qué pena que no me duela tu nombre,

Qué pena que ahora no te nombre.

Pero hoy mírame vivir que soy fuerte porque solo tengo

entre mis venas y mi sangre, entre mi alma y mi carne,

Tejido vivo y dolor en kilómetros olvidándose de ti,

Pájaros ciegos buscando un sueño allá del otro mar”


 Patricia Sabag, palabras para el otro lado del mar.