EL MERCADO DE LA CARNE

En la feria del mercado de la carne
se anuncian deportistas con bíceps musculados,
rubias inteligentes y grandes senos.
En la feria del mercado de la carne
también se venden idealistas,
gafapastas, clase media a precio de mercado,
dotes y dones, maneras de divo en portadas del Glamour,
fotografías idílicas, pensamiento intelectualoide.
En la feria del mercado de la carne
no se admiten mordiscos sin maquillaje,
ni ojeras sin sueños,
no hay besos para una sonrisa manchada,
sí filtros en camisas gastadas,
rojo carmín.
En la feria del mercado de la carne
todos parecemos la versión reemplazable 1.0
de algo que no somos,
ni necesitamos llegar a ser.

 Lucía Muñiz Fernández , “Descosida” ( Oviedo, Asturias)
https://descosidablog.wordpress.com/


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Yo escribo (Busca imagen)

Mientras tú cocinas, yo escribo

Mientras tú viajas, yo escribo

Mientras tú construyes, yo escribo

Mientras tú luchas, yo escribo

Mientras tú vives, yo me desvivo

Mientras tú produces, yo escribo

Mientras tú sufres, yo te escribo

Mientras tú creas, yo escribo

Mientras tú esperas, yo me desespero

Mientras todos hacen, yo me deshago

Y aprendo que este oficio de vivir no se me da


El Trovador Violeta (Louisville,Venezuela/USA)

Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Granizo (Busca imagen)

granizo

Gota a gota el agua se torna

Gota a gota se va por el caño

Gota a gota la vida se desborda

Gota a gota mi corazón palpita

Gota a gota la esperanza se acongoja

Gota a gota la lagrima escurre

Gota a gota el río se compone

Gota a gota mi sangre caliente corre

Gota a gota llega al mar

Gota a gota todo fluye

Gota a gota hacia el drenaje

Gota a gota ya no sale

Gota a gota es inconmensurable

Gota a gota el hambre no para

Gota a gota el sudor me sala

Gota a gota gasto el salario

Gota a gota me agarro

Gota a gota no alcanza pal’ gasto

Gota a gota me resbalo

Gota a gota me gasto

Gota a gota me desgasto

Gota a gota me harto

Gota a gota me desgarro

 

Gota a gota la vida no para

Gota a gota todo cambia

Gota a gota la piedra se desgasta

Gota a gota se quiebra la roca

 

Gota a gota

el agua se congela

y en forma de granizo

en el suelo explota

y así como la vida

en un estallido se transforma

 

Gota a gota sirvo mi vaso

Gota a gota me lo acabo

Gota a gota me embriago

Gota a gota me levanto

Gota a gota no quiero

Gota a gota me desvelo

Gota a gota me disuelvo

Gota a gota me diluyo

 

y escurro por el quicio

de lo más álgido

de éste humo de tabaco

directito y sin retumbos

al orificio del principio.


Emiliano Robles Becerril (Ciudad de México)

https://issuu.com/poesiapolitica


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Espiral de agua (Busca imagen)

 

Hélène Laurent (Lille, Francia)

https://www.facebook.com/HeleneLaurentPoesia


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Mi ciudad

Mi ciudad, ésa que me vio nacer, aquella donde di mis primeros pasos y donde dejé la piel con mis primeras caídas. Esa ciudad otrora noble y nívea ahora me asusta.

Confieso que le temo a mi ciudad. Ella me espanta como los monstruos de mi infancia, solo que actualmente esos monstruos puede ser cualquiera, a cualquier hora.

Sus oscuras y encharcadas calles, rotas y hostiles me abruman, me sobresaltan sus ruidos. Me siento una presa acechada. Presiento miradas atenazantes que por su variedad se escapan como un chubasco.

Esto no es una selva de concreto, esto es un infierno de hormigón. Sí, mi ciudad está posesa, moribunda, decadente y lúgubre. Solo ansío el momento de dejarla atrás como a una amarga pesadilla.

Se la dejo a aquellos que son víctimas de sí mismos, y se fusionaron con esta anárquica ciudad que ya no quiero, que ya no reconozco y de la cual me desprendo y abandono como a una pérfida compañera. Ya no quiero más sus daños. Ya no quiero más sus golpes


 El Trovador Violeta (Louisville,Venezuela/USA)

Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

La Mañana

Entró por la ventana un aire frío y traicionero.

Los cristales, antes cómplices, habían desertado

en mala hora.

Y algunos, algo terrible, seguían riendo

como si nada.

¿ Quién será  – pensé – el que ha intentado

traicionar mis principios?

¿ Cómo puede ser que a estas alturas

alguien pretenda quedarse con el santo y la peana?

Protestaré.

Sí, protestaré para que al menos todo el mundo sepa

por qué se puede vivir sin esperanza;

por qué hay que soportar que el viento

revuelva los papeles

para saber de qué tengo que morir mañana.

Y llamaré a mis vecinos,

los que siempre viven despiertos:

intentaré averiguar los motivos de que la mañana,

sin avisar siquiera,

venga tan cargada.

Y todo porque, en un momento de debilidad

alguien, en mala hora,

se ha atrevido a abrir la ventana.


Jesús Sanz Perrón( Madrid)

Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Ballesta (Poema busca imagen)

A Diana Ballesteros

Acá, mis manos,
a veces dialogan con tus manos
y establecen un lazo de palabras dichas
que no requieren interpretación.

Como un propio y
catastrófico lenguaje perfeccionado
con el paso
del tiempo.

Mis manos te hablan a través del silencio
de arañones,
de caricias,
de pellizcos
a través de la melancolía.

Te conservo dentro,
muy dentro,
en la memoria
de la punta de mis dedos.

El tacto con tu cuerpo
envuelto en una terrible y sucia
sábana de lamentos.

Aquí te tengo,
en la punta de la lengua en forma de dulce
en los labios,
en el cigarro,
te llevo hasta por debajo de las uñas,
de mi piel,
te expulso tan sólo
para volver a absorberte
con un fuego purificador y colérico.

Te llevo en la garganta,
en forma de palabras no dichas,
encrispadas,
en un solo y lamentable
nudo seco y carraspero.

 

Te necesito,
mon amour,
mon chéri,
Ballesta mía,
te necesito para romper con este
ensordecedor silencio.

Para quebrar el cristal
de esta infernal barrera,
entre tu cuerpo
y mi cuerpo.


Alejandro Cruz  (Ciudad de México)


Poema busca imagen (propia y apropiada)

lapoesianomuerde@gmail.com

(Con nombre, apellido, ciudad y enlace)


Acceso a las imágenes que aún buscan poemas

Acceso a los poemas que aún buscan imagen