Manigua (Poema busca imagen)

Yo soy de la manigua el latido

y de gritos el último gemido,

cuando el sol agita su alarido,

soy el ave, soy el nido, y el compás del olvido.

Yo soy la tarde que se apaga en candiles,

miles, miles que te tocan,

cual colores del bosque en sus atriles,

gentiles y blavos son sus desfiles.

Si eres chispa yo soy el fuego,

y el trueno de miel en tus abriles.

Estrellas febriles, en dulces rediles,

y de las nubes el gozo y el dueño,

el desdeño de las olas que persigues.

Yo soy el cobre y la plata de las alas,

de las garzas que amenazan el vuelo,

el eléctrico pulso de tu invierno,

y del frío el coral y su tormento.

Si eres ceniza yo soy el fuego,

el que te resucita,

con conjuros sin viento,

un eslabón del universo,

en perpetuo movimiento.

Yo soy la voz silente que se estremece,

entre las piernas del olvido,

el esperma en tus oídos,

trémulo y errante.

Yo soy de la ciudad el susurro,

que de madrugada se escurre en tu alcoba,

el laberinto vivo,

que corre siempre en tu boca;

la nota que desgarra tu espalda,

con las ebúrneas espadas,

veladas y rotas.

Si eres néctar yo soy la flama,

el lento ciclón que te rosa,

el río que por tu cauce fluye,

bulle, directo a tus cuevas…la llama,

que clama cual ola,

eterna entre cruces.


Rogervan Rubattino© (Madrid)

http://www.rogervanrubattino.com


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

¡Vámonos a susurrar poemas ¡

¡Vámonos a susurrar poemas ¡

Sólo tú sabes cómo llegar a ese lugar recóndito,

a ese recóndito lugar,

donde podré despertar de este encumbrado y maléfico sueño .

¡Traerme aquí lo suplico, vengo a susurrar poemas!

Dejarme que marche a la travesía del arrepentido

en donde las almas encuentran redención,

que importa que el camino este lleno de fatigas y melancolías,

nada puede más destrozar mis pies heridos y mi mente azorada.

¡Vamos a susurrar poemas!

Sólo tú sabes cómo llegar a ese lugar recóndito,

a ese recóndito lugar,

donde podré despertar de este eminente castigo humano.

Déjame lo suplico, déjame susurrar poemas

dejarme recostarme en la serenidad de la sabiduría de los hombres

y poder beber como una bestia sedienta

de los manantiales de concordia de este  tiempo.

Traerme a ese recóndito lugar

a susurrar poemas del alma, lo suplico.

No permitas que mi cuerpo siga a la deriva

bañado por la lluvia del llanto.

Déjame que marche a la travesía del penitente

Déjame qué recorra caminos susurrando poemas.

Permíteme que juntos podamos hundirnos

en las aguas recónditas del excelso lugar,

donde las almas consiguen alivio.

Traerme aquí lo suplico, dejarme susurrar poemas a los amantes

y que el amanecer despierte estampándose en nuestro concilio.

Dejemos que nuestros cuerpos se fundan en las cálidas aguas, recónditas aguas del sublime infinito donde ahora tú eres sirena y solo porque te susurré poemas al alma.


José Lara Fuentes © (Wales,UK)

joselarafuentes.wordpress.com

Bastaría pronunciar tu nombre,

Bajito, bien quedito,

Bastaría que las constelaciones

Nos envuelvan en su azul.

para que la vida reaparezca

en esta ausencia loca,

Bastaría beber una gota de tu piel

para vestirme de ella,

Bastaría un susurro de esta higuera,

para  oír el murmullo de las algas

y mecerte en el fondo de mi alma.

Bastaría encontrar tus lágrimas en el mar,

para fundirme en tu risa de cascabel.

Bastaría contabilizar lo desconocido

para saber la magia de tus besos.


Paticia Sabag (Reims,Francia)


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Este no tiempo

Este no tiempo al fin,
sin coladas por tender ni
versos por dedicar, sin ti
o conmigo, sin hambre
o asesinatos por planear,
era el paraíso sin hipoteca,
los okupas del templo,
la potencia en acto
o no, alejados del deseo
de ser, del tener que hacer
de los pobres mortales,
del Dios como interrogante,
de la cruz como objeto
decorativo que nos da igual,
de la libertad en venta,
de amarnos sin posibilidad
de ir más allá, somos tú
y yo tranformados
en nosotros sin plural,
sin apenas ente o dirección
fiscal, sin tributos
a la realidad, sin fotos
por tomar, un querer
infinitivo en regresión,
participios consumados
o en -ando con la sed
que se bebe el mar
por donde andemos…


Jacobo Ocaña (Málaga)

https://kobo73.wordpress.com


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Geografía del dolor

Si yo me olvidara de ti.

Que todo  a mi alrededor se vuelva tinieblas y estupor

y de los ríos brote azufre que mi rostro queme.

Que el tiempo no avance, que el respirar no exista.

y mis ojos sin luz del día se queden para siempre vendados.

Si me olvidara de ti,

Que el fango me recubra, que mi grito fisure el universo,

Y que no exista verso para llorar mi agonía

y en un cataclismo de tristeza se sumerja  toda mi alegría.

Si me olvidara del día que entre fuego conocí tu vida,

Que mis horas y mis minutos de confundan en tiempos sin medidas.

Que no exista primavera y que mil voces me condenen,

a vivir en un infiernos maldiciendo tu ausencia.

Insultando la esencia que construyó mi luz,

Si me olvidara de ti,

que mis segundos sean siglos de horror  entre ronces salvajes y 

amargue de gris toda mi vida,

Sí me olvidara de ti,

Que se borren todos mis mapas

Y se dibuje en mi alma el territorio del dolor.

Si me olvidara de ti que me rompa entre tormentos

Y que mis labios no pronuncien nunca más la palabra amor.


Patricia Sabag (Reims Francia)


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Parece que el olvido tiene formas…

Y porque el poeta dijo:

 “Fresca como la amapola del olvido es la boca que besa “

P. Celan

Parece que el olvido tiene formas,

parece que la memoria guarda su forma,

y que hay que olvidar para repetir

y repetir para olvidar

que el olvido tienta al tiempo,

y que yo no he tenido tiempo para el olvido,

que repitiéndome te siento y que sintiéndome

no he llegado hasta tu olvido.

Qué hemos olvidado, nosotros que hemos sido.

Cuál era el puente entre memoria y valor,

Y a qué diablo le confiamos el amor,

Si en verde quedó el recuerdo

de aquel que nunca fue viejo ni objeto de memoria

de aquello que vive allá donde yace lo vacío


Patricia Sabag (Reims, Francia)


Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

La Gota I

Vengo de…    noches cansadas

lágrimas sin rostro

días azul amargo

ausencia de piel rocío

 

…la gota se sintió trompo en la quietud de la noche,

vagó por ríos y arroyos de cometas…súbitamente estalló en mil pedazos

y se perdió en delirios de amor, miedos y dolor.

 

…la gota se sintió mar de corales y embelesada por un océano cristalino

se deslizó desesperadamente hacia el cardumen destellante

sintiéndose libre, abriéndose al tic-tac excitante de un alga capullo.

 

…la gota se sintió capullo y cegada por halos de luz

se volvió mariposa de alegres colores y nadó por ese océano de vida

irradiando brillo de estrella fugaz, despejando la infinita noche.

 

…la gota-mariposa sintió sus alas mojadas y nadó sin dudar

a refugiarse en una vieja ostra sin perla y pacientemente espera poder

desplegar su arco iris radiante en esta oscuridad de noche.


 Mariana Gellida (Palermo – C.A.B.A)