MOSCA, TOMA DEL FRASCO

 

 

Moscas, Daniel de Culla

Qué pillines

E inocentemente malos (para nuestros mayores)

Éramos cuando chicos, pequeños.

En la gloria de la casa

Sobre la mesa del comedor

Cómo nos gustaba cazar moscas con la mano

Quitándonoslas de encima, también

Arrancarles las alas

Sin llorar por ello, ¡claro¡

Y meterlas en un frasco

Donde revoloteaban

Muriendo de calor asfixiante

De noche y día.

A alguna, si era Viernes de Dolores

Por Semana Santa

La metíamos con una sola ala

Y antes de llegar al fondo

El calor le fatigaba.

Una sobre otra se recostaban

Como que cansadas y asfixiadas estaban

Como están los emigrantes en pateras

O en campos de refugiados

Por huir de sus no queridas guerras.

Algunas bajaban y subían dentro del frasco

Besándose unas con otras

Su órgano chupador

¡Eran las Samaritanas¡

Que echan chispas

Y que se decían unas  a otras:

“En boca cerrada no entran moscas”.

A veces, poníamos el frasco

Con ellas dentro, al Sol

De tan dulce compañía

Para que bien murieran de calor

Cuando llegaran a gustarle.

¡Morían de sed, y no pedían agua ¡

Contentas como estaban

De no salir afuera sin alas.

Además, que tenían miedo

De caer en la cinta pegajosa que colgaba

Al lado de la araña de cristal, o lámpara

Que las atrapaba

Cuando volaban descuidadas

Sin darle mucha importancia

A la Luz.

El señor de la casa

Elegía a algún niño de entre nosotros

Y le decía:

-Crío, si eres malo, dímelo

Y él contestaba:

-No Señor

Yo no soy malo, y mis amigos tampoco

Que venimos de lejanas tierras

De esas que usted y su parienta, pecadores

Puestos en cruz como la estrella de mar

O estilo perro arrodillados

Nos habéis traído al mundo

Cometiendo mil infamias.

De pronto, salidos a la calle

Rompíamos el frasco y al punto

Cogíamos los cuerpos de las moscas sin alas

O con una sola ala

Y nos las arrojábamos a las espaldas

Cantando:

“Adiós, frasco profundo

Adiós moscas sin alas

O con una sola ala

Ya se acabó nuestra ilusión

Ahora nos viene palo y tentetieso

Como quieren el cura y el maestro

Por este carril ponzoñoso que es la Vida

Que de reino glorioso

No tiene nada

Y su mierda alcanza

A las alturas sagradas.


-Daniel de Culla (Madrid)

 

2 comentarios en “MOSCA, TOMA DEL FRASCO

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s