Beso (Imagen encontró poema)

Francisco Fernández Jiménez

Naciste siendo nada,

abandonada en el bosque a tu suerte.

Te encontré y te traje mi casa,

te acogí como a mi propia hija.

La pequeña…

Eras una demasiado pequeña,

apenas crecías,

te faltaba amor, cariño y alegría.

Te traté como a mis propios hijos,

aunque me decían que me abandonarías.

Aun así, seguí a lo mío,

haciendo lo que mejor sabía.

Te amamante y abracé,

te mecí y te acuné,

te cuidé y te protegí,

te enseñé…

Y de la nada, creciste,

Convirtiéndote en una bella dama.

Ahora, con la belleza de la adolescencia,

todos te cortejan.

Ahora, que brillas como una princesa a la luz del día,

todos se te acercan, te halagan, te adulan, te …

Ahora, no sé si te avergüenzas.

Si no recuerdas, o no quieres saber nada…

Solo recuerda, que soy tu verdadera madre,

la que de pequeña te amamantaba,

que te seguiré cuidando… de lejos,

para no avergonzarte,

aunque hayas renegado de mí,

y vuelto a la naturaleza.

Te observo de lejos,

te has convertido en las más bella.

Rezaré por ti, para que Dios te proteja.

 

La naturaleza es cruel, y los pirómanos acechan.


Poema: Luces y Sombras,O.R. (Madrid)
Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

Un comentario en “Beso (Imagen encontró poema)

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s