La Mañana

Entró por la ventana un aire frío y traicionero.

Los cristales, antes cómplices, habían desertado

en mala hora.

Y algunos, algo terrible, seguían riendo

como si nada.

¿ Quién será  – pensé – el que ha intentado

traicionar mis principios?

¿ Cómo puede ser que a estas alturas

alguien pretenda quedarse con el santo y la peana?

Protestaré.

Sí, protestaré para que al menos todo el mundo sepa

por qué se puede vivir sin esperanza;

por qué hay que soportar que el viento

revuelva los papeles

para saber de qué tengo que morir mañana.

Y llamaré a mis vecinos,

los que siempre viven despiertos:

intentaré averiguar los motivos de que la mañana,

sin avisar siquiera,

venga tan cargada.

Y todo porque, en un momento de debilidad

alguien, en mala hora,

se ha atrevido a abrir la ventana.


Jesús Sanz Perrón( Madrid)

Poema busca imagen (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s