Infausto

La araña sonriente tejía
los besos nublados de rabia.
Sus patas, gigantes y extrañas
tapaban mis ojos con calma.
La luna goteaba en el techo,
afuera no había más nada.
Y el cielo tragaba el recuerdo,
logrando invadir mis espaldas.
Noche,
y oscuros silencios de cama.
Huecos,
por donde escapó tu mirada.
La araña sonriente tejía
los versos que escribe mi alma.

Autor: Jesús Trodler, Buenos Aires (Argentina)

Poema busca ilustración (propia y apropiada)
lapoesianomuerde@gmail.com
(con nombre, apellido, ciudad y enlace)

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s