REGRESO A LOS OJOS

El archivo-memoria me recuerda aquel tiempo:

un día vivíamos entre gavillas de sarmientos

y la escarcha helaba nuestros corazones de trapo.

 

Teníamos el sueño de encontrar  fogatas  en la noche.

Cada mañana pasaban los carros del verano

y llenaban de polvo acre nuestras miradas.

Nuestro tiempo era arañado por promesas de futuro

que emitía el viejo transistor.

 

Después de unos entierros  llegaron tantos sueños de grandeza

que las manos se nos quedaron pequeñas  como anillos

de un oro  tan caro  como inútil

y bajo nuestros zapatos anidaron pájaros muertos y padres ausentes .

 

Fuimos corriendo hacia el todo sin mirar el atrás.

Nuestro corazón se había quedado helado

en algún profundo rincón  de aquella vieja casa

de nuestro misterio.

 

Éramos el trigo ya seco

que espera a la maquinaria cosechadora.

Éramos el monte viejo, los pinos, los pinos azotados,

las aliagas de sangre, el monte abandonado

y  vivo de orugas hambrientas;

pero no sabíamos del aquí y el ahora.

 

Ahora estamos volviendo a esos lugares

donde somos lo que somos

y no nos importa si alguien nos odia

pasamos ante sus colmillos

sonriendo a la espuma del café.

 

Las borracheras de Jim, del gran Jim Morrison

eran eso, borracheras

para espantar a sus hienas,

eran eso,

y no la gloria ni el sueño ni la siembra

de nada.

 

Parte de nuestra tribu se ha quedado

estancada en los ríos sin agua

y eso es lo que hay.

Sueñan con ídolos dorados y ya no vendrán nunca

porque alguien ha cortado a cuchillo la línea de sus días.

 

Seguimos siendo el trigo seco que no espera, es trigo.

Somos las notas musicales de un piano de viento.

Volvemos

A esos lugares donde dejamos de forzar el rostro

tras cuarenta años poniendo mandíbula de sueco y rellenando vales descuento,  comprando arena para gatos a pilas.

 

Hemos dejado de tintarnos del pelo por un plano de TV

como hacían esas  rubias californianas de las películas malas,

esas rubias de pechos inflados

que hoy mueren de infección de orina

tras veinte años sin que su teléfono suene

ni el plástico de los pechos se terse.

 

Volvemos,

tal vez veamos ardillas en el parque,

escuchemos lágrimas salir por las ventanas

y nos envuelvan los aromas de tabacos amargos

expulsados de sus bocas.

 

Paulo Coelho también ha muerto

Igual que el resto de su tribu de profetas.

Todos ellos se oxidaron frente a la costa de sus días,

como viejos portaaviones

de la felicidad.

 

Hemos sospechado que nuestro tiempo se acaba,

estamos de pie frente el cañón de las  profundidades,

aún podemos beber una cerveza fría en el bar Carmona

porque estamos vivos y , al fin, sin ángeles.

 

Los recuerdos eran sólo blandos archivos

que se borran o se cambian

caracolas en algún mercado de Ítaca,

mi ciudad, en la que nunca estuve.

 

Nos tocó en el oráculo de nuestros días grises conocer al fin

que esta vida se agota

desde el primer halito de aire que tomamos

Y ¡es tan hermosa!

 

Es una pradera que esconde épocas de flores,

o luces de montaña,

o damas de ojos profundos y  sonrisas  luminosas,

voces de niños en el horizonte,

unos libros,

o tu pubis y sus fuentes de perfume,

según los gustos y  la forma de tus ojos

 

Y al fin, tras décadas cavando en las arenas,

hemos logrado el gran descubrimiento:

se han extinguido

Las promesas.


José María Ortega González. (Bullas, Murcia)


Poema busca ilustración… (propia y apropiada)

lapoesianomuerde@gmail.com

(Con nombre, apellido, ciudad y enlace)

2 comentarios en “REGRESO A LOS OJOS

  1. Hola, buenos días, soy José María Ortega, autor de este poema. Gracias por publicarlo. Por otra parte estaré encantando a los comentarios u opiniones que se anoten aquí sobre el mismo. Gracias

    Le gusta a 2 personas

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s