Lo que nunca veremos de nosotros mismos

lo que nunca veremos de nosotros mismos, Juan López de Ael

Juan López  Ael (Vitoria-Gasteiz)

Colgada de un interrogante hueco
mezo mis desidias
como un loco,
amasándolas en una tregua fugaz
mientras mis ojos desorbitados
se apremian en buscar
por los resquicios de las esquinas
el por qué de tanto ruido.

Demasiado ruido
para poder oír tu voz callada.
Demasiado ruido
para sentir tu mirada huérfana
clavada en mi espalda

No quiero girarme
porque me da miedo encontrarte,
porque temo no reconocerte,
no reconocerme entre tanto ruido

Desde que te perdí
no ceso de buscarte en los espejos,
más no descubro
el brillo de tus ojos
en la mirada perdida
que encuentro.

¿Por qué hay tanto ruido?
¿Por qué no cesa el ruido?

Una tregua de silencio,
sombra de una paz olvidada,
llega con una respuesta extraviada
en un laberinto de cojines enmohecidos.

Cuándo oiré de nuevo tu voz calmada;
ese monólogo callado
que son luces del adentro.
Cómo añoro tu sonrisa valiente
que no está nunca de vuelta de nada,
y tus imposibles ojos de niña,
mirando así,
despacio,
sin prisas…

Reencontrarme
frente a frente
como en un duelo
con tu mirada;
rostro desnudo en mi espejo de desidias.

No asustarme de mí misma,
no esconderme en la coraza gris
del naufragio.

Mayca Soto (Barcelona)

***Estamos de vacaciones, las colaboraciones y respuestas creativas se atenderán a la vuelta.***

(una colaboración o respuesta creativa máximo por persona)

Disculpen las molestias.

2 comentarios en “Lo que nunca veremos de nosotros mismos

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s