Una mujer camina sola

Una mujer camina sola
en medio de la bruma,
en una ciudad desierta
de madrugada.

Sola.
Seguida sólo
por el ruido estridente
de sus pasos.
Cortos.
Apresurados.

Agitado el pecho,
avanza deprisa
para poner las lágrimas
a buen recaudo.
Sola.
Sin testigos.

La clepsidra se revuelve
en medio de la noche
cuando el semáforo
torna a verde.

Una casa vacía la aguarda.
Demasiados tiempos muertos
en esta partida con la vida.
Demasiados fuera de juego.

Ansiedad.
Caos.
Desasosiego.

El tiempo
detenido en una esquina.
Y sus pasos alejándose
como cuchillo afilado.

El enigma se ha resuelto:

A y B son dos puntos
condenados a alejarse.

Y entre ambos,
un abismo peligroso.

Una fosa destinada
cada noche
a albergar las lágrimas
de ella
cuando sola
regresa
lentamente
a casa.


 

Angela Serna (Vitoria-Gasteiz) Del poemario inédito: SOLITUDINE


***Estamos de vacaciones, las colaboraciones y respuestas creativas se atenderán a la vuelta.***

(una colaboración o respuesta creativa máximo por persona)

Disculpen las molestias.

 

3 comentarios en “Una mujer camina sola

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s