La tristeza del acordeonista (Imagen encontró poema)

Hélène Laurent

Hélène Laurent

El acordeonista toca con pena
Esas piezas que guarda en su cabeza,
Mientras esperanzado aguarda
Del viandante
Una moneda al aire que le salve.
Incansable interpreta muchas horas
Esas notas aprendidas en la calle
Que suenan bien y se ordenan
Una a una
Dependiendo de la hora
Que el reloj marque.
Ya no es joven el hombre
Y se cansa, no ha llegado a rico
Pero si a viejo,
Pues su aliento diario fue el trabajo
De alegrar a la gente de su pueblo.
No ha vivido como principe
Ni dentista, no es de lino dorado
Su camisa,
No va a comer de buen plato en su cena
Pero no va a faltarle un bocado
En su mesa,
De pan, agua, arroz
Y algunas frutas.
Mi amigo vive sentado y sin sonrisa
No conozco su pecado
Por su vida,
Pero no es un ser desgraciado,
Es un buen sabio
Porque solamente desde su pobreza, desde abajo,
Se contempla de las cosas
Los sinsabores y las miserias,
Los desprecios de los idiotas
Fracasados, que aunque llenos de gloria,
No van avanzar derechos a lo bueno.
Yo le admiro y le quiero a ese hombre
Y desde mi sitio humilde le deseo
Una felicidad escondida
Tras su sombra,
Una fe que no se agote
Con el tiempo,
Unas notas que lleguen
Hasta el cielo,
Y un futuro en descanso que anule
Todos sus sufrimientos.

 

Yoyita (Santiago de Compostela)

Un comentario en “La tristeza del acordeonista (Imagen encontró poema)

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s