EVA

He mordido la manzana más sabrosa,
Esa que llevabas en tus manos desde el día en que naciste.
El pecado en la lengua nunca fue más dulce,
Más jugoso, viperino.
El veneno es ambrosía deliciosa,
Y no lo soltaré por nada del mundo,
Porque el veneno no envenena.
El pecado en la frente, sin opción,
Hay que abrazarlo y no dejarlo ir,
Hacerlo esencia, que nunca se marchite.
Los colmillos clavados en tu fruta,
Se abren paso, como brocas, al infierno,
Cálido, nunca a oscuras.
El cielo no podría ser mejor.
Envueltos en sábanas de aliento y sacrificio,
Del primero al último de los días,
Llevamos la fruta hundida en nuestro pecho,
Grabada a fuego, cual piezas de ganado,
Y es mejor saborearla, disfrutarla,
Antes de que su brillo se pierda,
Antes de que se torne podrida.


Pedro Tarantino ( Ciudad Real)
elescarabajodormilon.wordpress.com

Un comentario siempre es bienvenido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s